Por mí y por todas mis compañeras

Por mí y por todas mis compañeras
 
 

Cuando Isabel Cano ideó hacer “True Gamer Girls” y se puso en contacto con diez chicas que conocía del mundillo del videojuego, obtuvo un sí más que rotundo. Era un proyecto que nacía tras la publicación de una revista de dudosa calidad, Gamer Girls, que llevaba al extremo la típica imagen de jugadora sexualizada, con poca ropa y posturas ridículas (aunque quizás yo sea la menos indicada para hablar,que siempre he sido motivo de burla por mi forma de jugar a la Wii). ¿Es esta revista el demonio y debemos bailar alrededor de una hoguera con todos los ejemplares de ella? Obviamente no, ése no es el problema. Sería estúpido por mi parte admitir que no existe esa fantasía de chica jugando con lencería y el culo en pompa, al igual que hay de colegialas o secretarias, y como cualquier fantasía es totalmente respetable. El problema está en que por desgracia hay demasiados jugadores que no saben distinguir entre realidad y fantasía, pensando que esa imagen sexualizada es la real. Y oye, por supuesto que yo también puedo ponerme mi mejor lencería y ponerme a jugar al igual que lo hago con mi pijama favorito de osos panda. No es una cuestión de vestimenta o de la postura con la que juegues, el problema va mucho más allá.

Este no va a ser un texto sobre una adolescencia que fue difícil por ser esa chica que se sentaba al final de clase leyendo cómics y con una portátil escondida bajo la mesa. La adolescencia es jodida, sin más, cada uno por las razones que sean. Pero crecí y me convertí en una persona que esperaba que los demás mortales de edad similar se comportasen y pensasen de forma madura, siendo una decepción en muchos casos. Siempre he dicho que no me importa que alguien piense distinto a mí (si no fuera así, que aburrido sería todo) mientras me exponga sus razones. El problema que he visto a lo largo de estos años es que las actitudes machistas que abundaban en este mundillo no tenían ni razones ni algo remotamente parecido. Me he encontrado tantos “Pero tú que vas a saber jugar mejor que yo si no has cogido un mando en tu vida”, “¿Pero que DE VERDAD te gustan los videojuegos?” o “Tú déjanos a los tíos, que somos los que sabemos que hay que hacer en este juego”. Y jamás he querido que me traten diferente, ni para bien ni para mal. Me parece que hace tanto daño aquellos que nos insultan por tener el mismo hobby que los que nos ven como unicornios maravillosos.

Y al poder digerir un poco todos los comentarios tras la publicación de este “True Gamer Girls” me ha hecho ver lo necesario que es un cambio en la comunidad y que se hable de ello, sea con estas propuestas o con la que sea, pero no ignorarlo sin más. El ver como somos llamadas “lesbianas” como si eso fuera un insulto, “putas”, “attention whores” o mi favorito, “terroristas vaginales” no hacen más que evidenciar el hecho de que todavía queda mucho camino por recorrer.

 

True Gamer Girls Portada Areajugones

 

Por supuesto con esta revista nadie pretendía cambiar el mundo, que todo se arreglase y que fuéramos las heroínas del mundo de los videojuegos (pero si Naughty Dog quiere hacer un juego sobre nosotras, solamente tiene que decirlo). Hay gente que no ha captado del todo el hecho de que es una parodia y por lo tanto todas las ideas que cada una de nosotras tuvimos para las fotos o los textos fueron exagerando los tópicos. Sé que no todo el mundo es así por supuesto, sé diferenciar. Pero he vivido como alguien me enseñaba una galería de fotos de “gamer girls” lamedoras de mandos (quizás por ese recuerdo fue la idea que escogí para mi foto) y haciendo comentarios como si fueran jugadoras reales, como alguien se sorprendía al verme poder hablar con conocimiento en una conversación sobre algún título o como alguien se cabreaba en exceso porque inexplicablemente una tía le había ganado en una partida online a algún FPS. Y lo peor que he visto hoy es que muchos de esos comentarios sin sentido no solamente venían del público masculino, que es de donde una espera más comentarios machistas. Otras jugadoras nos han acusado de ser unas farsantes que solamente juegan a cierto tipo de juegos por ejemplo, como si por un lado tuviéramos que explicar a qué le damos con el mando y por otro como si esos títulos fueran inferiores (WoW o Minecraft entre otros, a los que he de reconocer que he tenido un muy leve acercamiento). Pero lo peor ha sido el triste hecho de que nos digan que ante los problemas del machismo, lo mejor es quedarse calladas, aguantarse, hacer como si no existiera el problema e ignorarlo completamente, porque si no, estamos victimizando. Y si pensaba que el machismo es un gran problema, esto me ha llevado a descubrir otro más grande, esa certeza que tienen algunas personas que ante los problemas de la sociedad lo que hay que hacer es esconderlos, barrerlos bajo el sofá.

¿Por qué tantas etiquetas, tantos insultos, tanto querer hacer diferencias? Puede que muchos crean que el hecho de hacer “True Gamer Girls” es con ese propósito, pero ni mucho menos. Con esta parodia queríamos hacer de forma simpática un llamamiento a la comunidad, no para destacar si no para remarcar cuanto queremos normalizar las cosas, puesto que somos tan geniales y tan cafres como cualquier jugador masculino, que lo mismo me verás partiéndote por la mitad con un lancer en Gears of Wars que comprando vestiditos en Tomodachi Life. Queremos simplemente desterrar toda actitud machista en una industria que siempre fue predominantemente masculina y que en la actualidad tiene un gran público femenino, al igual que hay cada vez más desarrolladoras o diseñadoras.

Sé bien que es más fácil dejar pasar todos esos insultos, en plan “si les ignoramos, ya se les pasará”, pero son muchos años y muchas tonterías. Una se cansa de no hacer nada y quedarse mirando. Por eso aplaudo fuertemente a la señorita Isabel Cano, por la genial idea y su increíble trabajo de maquetación, a la vez por supuesto que lo hago con todas las que hemos participado, empezando por ese texto de Eva Cid que abre la revista que, como es ya habitual, es una verdadera joya.

Quizás parezcamos que solamente queremos llamar la atención, pero aún queda tanto por hacer por normalizar las cosas que me siento orgullosa de haber participado en esto. No hemos salvado al mundo antes de irnos a la cama, pero teníamos que hacerlo. Por mí y por todas mis compañeras.




 

Si os interesa leer la mencionada y polémica publicación, aquí en ISSUU y aquí en pdf la podéis ver.


18 comentarios

  1. Un gran aplauso para todas vosotras chicas por dar el paso que habéis dado. Como has dicho lo más fácil era no hacer nada tras las críticas o incluso no hacer esta True Gamer Girls pero igualmente no hacer nada no cambiará nada. Si no votas a un partido pequeño con el que simpatizas porque piensas que no va a ganar, nunca ganará porque nunca nadie les votará. Los cambios no se producen siempre de golpe, a veces se producen paso a paso y vosotras habéis dado un paso. Ánimo!!!

    • ¡Agradezco mucho tu comentario! Y sobre todo me alegra ver que has entendido el mensaje que buscábamos, esa necesidad de querer hacer algo para cambiar una situación tan absurda como dañina y por qué no, hacerlo con un poco de humor. Es justo lo que dices, uno piensa que por pequeños pasos no hará nada y al final así se consiguen las cosas.

  2. Como toda buena parodia, es normal que algunos quejicas o varios colectivos los ponga a caldo.

    A veces, hay que saber reírse de uno mismo, pero sin pasarse de la raya.

    Si es que algunos quieren guerra donde no la hay.

    • Alexey ese es el problema,que hay gente que antes de pararse a pensar si están de acuerdo o no prefieren directamente saltar a la yugular y discutir, en muchos casos simplemente con insultos.

  3. Muy de acuerdo con todo. Queda bien claro al leer los comentarios de muchas personas que ni se han leído siquiera la revista y han interpretado lo que les ha dado la gana. A mi me ha parecido una idea muy buena, el haber leído tantos de esos comentarios son los que me hacen pensar lo necesario que es hacer estas cosas, y a la vez me parece muy triste que sea tan necesario el hacerlas…

    • ¡Gracias por comentar! Mucha gente no ha entendido bien el mensaje y bastantes comentarios ya los esperábamos (De ahí que hiciéramos esto, porque sabemos como está el medio). Lo peor es la gente que espera que no haciendo nada cambien las cosas.

  4. Qué hago logueándome en la competencia y dejando un comentario? Pues básicamente darte un aplauso con ovación. Este fin de semana ha sido duro documentándome para hablar de todo este debate infinito del sexismo y los videojuegos, y me encanta ver que llegamos a la misma conclusión: Basta de etiquetas, basta de chorradas y de diferencias y miremos al individuo como individuo, sin más.
    Gracias, Mara, tu artículo y el proyecto TGG me devuelve la fe en la humanidad después de la cantidad de carajotadas leídas éste finde.
    Ah, no, no voy a hacer spam 😉

    • ¡El enemigo! ¡Cerrad las puertas! 😛

      Agradezco mucho tu comentario, como sabes. Tanto a mí como a mis compañeras nos alegra muchísimo ver que te sientes así tras ver TGG porque sobre todo veo que has entendido lo que queriamos transmitir. Tu artículo como te dije me ha parecido muy interesante, se ve ese trabajo de documentación (que como te mencioné yo no conocía el bochornoso caso de Hernandez).

      Algún día no será necesario que escribamos ninguno de los dos estas cosas, pero mientras que sí, es bueno saber que somos del mismo bando 😉

  5. Josep Carceller

    Lo digo y lo he dicho siempre.
    Desde bien pequeñito mi compañera de clase Noelia era más buena que ningún chico al Street Fighter. No por ello se le insultaba, sino que tenía nuestro respeto como cualquier otra persona más ¿Realmente importa el sexo cuando coges el mando?
    Creo que al que le importa que le gane una chica a cualquier juego tiene un problema de machismo, que se vé acentuado por el fascimo en el que vivimos.
    Jugando al multi de Gears of War conocí a Nauleh, una chica que juega con su pareja a la Xbox, y montamos un grupito muy unido (os hecho de menos). Digo esto porque ha sido jugando con una chica cuando mejor me lo he pasado, y no creo que nadie del grupo se imaginara a nuestra compañera como la revista que no quiero mencionar se la “imaginaría” con el lancer en la mano.
    Por otra parte, he entrevistado a varias cosplays y todas me han dicho que NO se sienten identificadas por “Jessica Nigri” (por poner un ejemplo de erotización) ya que no representa al mundo de los cosplays en general y que su estilo es más de “otra cosa” que de este mundillo.
    Un saludo a todas las chicas gamers que nos puedan estar leyendo, y deciros que tenéis todo mi respeto.

    • No importa en absoluto el sexo, tanto una tía como un tío pueden ser los mejores jugadores o los más inútiles. Es cierto que siempre fue un hobby mayormente masculino pero eso ha ido cambiando y ahora hay montones de chicas que juegan. Y a todo tipo de juegos, aunque es cierto que hay muchas jugadoras en LoL y similares también lo hay en otros cientos de juegos.

      Sobre el tema de cosplay el problema es que hay de todo, pero desde luego Nigri no es buen ejemplo ni de lejos.

      ¡Gracias por comentar, Josep!

  6. Sinceramente, creo que no es para tanto, y según mi opinión cuanto mas soplas el fuego mas grande se hace. Ademas, por todo lo que decís, las enfermeras también deberían quejarse por la pornografía en ese aspecto…ah y las animadoras, las profesoras, las secretarias, etc. Siento parecer frívolo pero es que lo veo muy exagerado.

    • Josep Carceller

      Evidentemente, cada uno tiene su punto de vista. Gracias por comentar! 🙂

    • El problema es que nadie duda de que las profesoras o las secretarias hagan bien su trabajo ni soportan comentarios estúpidos machistas en plan “Que suelte el mando y coja la fregona” y similares. Esto es mucho más que algo de una revista, sólo hay que ver los cientos de comentarios machistas que han llegado. Y si solamente ignoramos el problema, no desaparece. Que tampoco queremos salvar al mundo como decía, pero no podíamos quedarnos paradas sin hacer nada. Hemos hecho un poco de ruido pero siempre desde el humor, sin herir a nadie.

      Pero cualquier comentario es válido y lo agradezco por supuesto 🙂

  7. David Lorenzo

    Gran reflexión Mara! totalmente de acuerdo con lo que expresas.

    • ¡Muchas gracias Noentiendero! Me alegra ver que tú también ves que hay un problema con todo esto y que merecía ser hablado 🙂

  8. Juan Linares

    Por desgracia vivimos en un mundo donde esto ocurre a diario. Es una vergüenza que el sexo femenino tenga que venir a reivindicar algo que no tendría que hacer, pues todos somos iguales. ¡Mucho ánimo y a esperar que la sociedad avance mentalmente!

    • Eso espero, que pronto no sea necesario nada de esto y nadie se sorprenda o se moleste ante una mujer que sepa de videojuegos. Poco a poco, si nos quedamos paradas, seguro que iremos viendo un avance 🙂

  9. Pues a mi la revista me ha parecido cojonuda. La idea es buenísima, la ejecución espléndida, buena maquetación, con fotos originales, divertidas y creíbles aun dentro de la propia exageración como parodia y desde luego, el cometido es digno de ser apoyado hasta el infinito.

    Ya te lo dije en Instagram pero te lo repito por aquí, enhorabuena, a ti y al resto del equipo, muchos ánimos y solo espero que digan lo que digan, lo ignoréis lo suficiente como para que el resto podamos disfrutar de este trabajo, que considero todo un regalo.

    ¡Gracias y de verdad, seguid con ello hasta el final!

Dejar un comentario