Se presenta un nuevo personaje de Killer Instinct

Killer Instinct

PC Xbox One

Se presenta un nuevo personaje de Killer Instinct

Kan-Ra, el experto de la magia oscura, llegará a la segunda temporada de Killer Instinct

Se presenta un nuevo personaje de Killer Instinct
 

La compañía Iron Galaxi ha presentado a un nuevo personaje completamente original para la segunda temporada de Killer Instinct. Es el tercer personaje presentado y se trata de un hechicero que ha sido cegado por la ambición y que centra su poder en el control de las artes oscuras. Se llamará Kan-Ra y podremos ver su tráiler el viernes 21 de noviembre. Su llegada al juego está prevista para el día 24 si somos poseedores del pase de temporada, y el día 30 para el resto de jugadores. Mientras tanto os dejamos con la introducción a modo de historia que nos ha dejado la compañía:

1416006510-kan-ra-concept

Durante el año 559 a.C. Kan-Ra es nombrado visir y asesor del trono. En sus años de estudio en esta posición se fascina por la enigmática guardia real – una estatua de bronce viviente – y la magia que la mantiene viva. Tras cauteloso estudio, Kan-Ra deduce que esa fuente de energía podría mantenerle vivo por siempre. La idea de ser capaz de estudiar y aprender hasta el final de los tiempos cautiva a Kan-Ra, lo que alimenta su obsesión por el conocimiento.

La investigación académica en las bibliotecas del rey sobre las artes perdidas hacen crecer su ambición, hasta el punto de sentirse la persona más inteligente de Babilonia y el único capaz de gobernarla. Es entonces cuando seduce a la esposa del rey usando un hechizo y pone en marcha un plan para tomar el trono, usando a la reina como su asesina.

El poder de Kan-Ra era menor de lo que él creía y el conjuro se desvanece antes de tiempo. La reina, en posesión de sus actos de nuevo, se siente abrumada por la culpa y decide acabar con su vida dejando una nota en la que detalla la traición de Kan-Ra.

Enfurecido, el rey manda perseguir a Kan-Ra y la guardia real lo trae ante él, destrozado y ensangrentado. Entonces, el rey convoca a sus más poderosos hechiceros y maldice al traidor con una poderosa magia oscura que desintegra su carne y órganos lentamente. Kan-Ra, retorciéndose de dolor, es exiliado y su ambición es condenada a desaparecer en la nada.

En el exilio, Kan-Ra utiliza el conocimiento que obtuvo en sus estudios para detener el hechizo. Mientras el rey piensa que está muerto, la mente de Kan-Ra se centra en la inversión de la putrefacción de su cuerpo, de modo que pueda vengarse. Sigue la pista a brujos y ocultistas versados en magia negra y aprende de ellos todo lo que puede. Viéndose incapaz de frenar la putrefacción, coloca sobre sí mismo otras maldiciones que contrarresten los efectos. Buscará para ello viejos artefactos mágicos y talismanes que alivien los dolores producidos por la suma de maldiciones en su cuerpo; permitiendo un equilibrio mágico de maldiciones y bendiciones en su mutilado ser.


Contenido relacionado