Un niño de 13 años confiesa 3 casos de Swatting

La justicia estadounidense comienza a atacar estos casos, siendo éste el segundo que llega a los tribunales e implica a un menor

Un niño de 13 años confiesa 3 casos de Swatting
 

Por todos es conocida la maniobra que varios jugadores están convirtiendo en moda desde hace un año: el Swatting. Una actividad ilegal en la que intervienen los juegos online, el equipo SWAT (armas y equipos especiales), y una peligrosa broma telefónica. Los casos más famosos del denominado Swatting se han dado en relación a la plataforma Twitch, en las que, tras la llamada oportuna, los equipos especiales han entrado por la fuerza en el domicilio de un jugador que está retrasmitiendo online sus partidas y deteniendo al susodicho.

Los casos más acusados de esta práctica se dan en Estados Unidos, y hoy la noticia nos viene de California del sur, donde un chico de 13 años ha confesado 3 casos de Swatting diferentes, incluyendo uno en el que llegó a amenazar con volar por los aires una casa con rehenes.

usa_now_16x9

“En el incidente Camarillo se desplegaron más de 20 oficiales. Yo acudí en esa llamada. Básicamente, rodearon la casa. La persona que realizó la llamada informó de que había 10 rehenes en la casa y exigía 30.000$ en efectivo o volaba la casa”, dijo Gene Martinez, del departamento del Sheriff del Condado de Ventura. “Siempre que hay una situación con rehenes, activamos las unidades especiales para actuar”.

Los 3 casos que el chico ha declarado han tenido lugar en el Condado de Ventura, al norte de Los Ángeles y en Ocean City, en Nueva Jersey; y los afectados fueron un jugador de Minecraft, rival del acusado, y un profesor y un amigo de éste.

Al parecer el niño ha sido puesto en libertad bajo la custodia de sus padres mientras se resuelve el periodo para la audiencia de la corte juvenil, la cual tendrá lugar el mes que viene. Debido a la minoría de edad del acusado, la sanción no será penal y en casos similares la libertad condicional ha sido la sanción impuesta.

El rastreo de las llamadas comenzó con el caso ocurrido en Nueva Jersey, en la que se localizó la casa del chico, situada en Camarillo, California. Allí las autoridades encontraron el software de suplantación de teléfono en su ordenador.

El niño es el segundo adolescente detenido desde que estos actos comenzaron a proliferar. El primer caso fue el de Brandom Wilson, de 19 años de edad y residente de Las Vegas; y ocurrió hace tan sólo un mes. Al parecer la justicia Estado Unidense está empezando a actuar de forma más seria ante estos actos, ya que las consecuencias de trasladar un equipo de semejante magnitud conlleva muchas responsabilidades, así como los trastornos ocasionados a la víctima.

¿Qué opináis vosotros del Swatting? ¿Las sanciones deberían ser mayores de las que son? ¿Se debería haber atacado antes estos actos? ¿Daña la imagen del videojuego en la sociedad? Dejad vuestra opinión en los comenarios.


Contenido relacionado