Impresiones de Blitzkrieg 3

Blitzkrieg 3

PC

Impresiones de Blitzkrieg 3

Lo nuevo de Nival nos lleva de vuelta a la Segunda Guerra Mundial

Impresiones de Blitzkrieg 3
 
 

De la mano de Nival recibimos este título de estrategia ambientado en la Segunda Guerra Mundial, que está disponible como Early Access en Steam. Sus responsables prometen un juego de estrategia en tiempo real, donde toman especial importancia la recreación de batallas históricas reales y un modo multijugador táctico, según su propia descripción. ¿Lo conseguirán?

Blitzkrieg3 Early Cap AJ-10_Port

Blitzkrieg 3 nos pone en batalla en plena Segunda Guerra Mundial, contando con tres bandos jugables (el americano, el soviético y el alemán). Lo primero que se nos muestra es el modo individual a modo de tutorial, contando posteriormente con misiones jugables contra enemigos controlados por el sistema, y en ocasiones, también aliados no jugables. En las diferentes misiones podemos llegar a controlar a dos o los tres bandos en diferentes ocasiones, y las misiones que se publicarán en la versión final del juego irán cambiando de lado. Las misiones, tanto en el modo individual como el multijugador, suelen terminar con el objetivo final de defender nuestra o nuestras bases, o atacar las enemigas pertinentes. El funcionamiento es siempre el mismo: hay que eliminar a todos los enemigos que se encuentran dentro de una base, tras lo cual, habiendo fuerzas en el centro de la base (donde está la bandera) ésta se capturará. Las bases son zonas definidas (habitualmente redondas), y en su interior hay defensas y edificios. Al capturar una base enemiga se consiguen suministros, aunque en el modo individual no tienen importancia.

En las misiones individuales se juega en los 3 bandos disponibles.

En las misiones individuales se juega en los 3 bandos disponibles.

Modo multijugador

Luego tenemos el modo multijugador, aunque eso de “multijugador” es demasiado teórico. Al entrar por primera vez, elegimos uno de los tres bandos con los que jugar, y a continuación, se nos enseñará nuestra base, que podemos personalizar moviendo los diferentes edificios por la zona central, colocando defensas por los perímetros, etc. El largo tutorial nos enseña varias nociones básicas sobre el juego en esta modalidad; tendremos que construir cosas, mejorarlas, conseguir más soldados y maquinaria bélica…

A la hora de la verdad, a la hora de luchar en una batalla contra un jugador real… ese jugador no juega. Es decir, el modo multijugador no es realmente multijugador, sino una especie de metajuego. ¿Por qué? Porque lo que el juego hace es posicionar a nuestras fuerzas en una esquina del mapa completo de la base enemiga, y si bien la base enemiga tiene todos los edificios y elementos defensivos que el jugador realmente puso, sus unidades son controladas por la IA. No existen las batallas de jugador contra jugador (PvP) como tales, sino que simplemente es un combate individual dinámico, donde las bases enemigas y sus defensas son las que los jugadores colocaron, pero sus fuerzas movilizadas las controla la máquina.

El objetivo a completar en este “modo multijugador” (muy entre comillas) es siempre el de atacar las bases enemigas, y apoderarnos de sus suministros y combustible (los dos elementos que se usan para construir y mejorar edificios y unidades de combate).

Blitzkrieg3 Early Cap AJ-13

En el modo “multijugador”, creamos una base del ejército que seleccionamos, pudiendo personalizar la posición de los edificios y elementos defensivos de la misma.




Jugabilidad

El juego cumple medianamente en cuanto a rasgos generales de jugabilidad. Si bien podría tener algunas opciones avanzadas para manejar a las tropas de una forma más concreta y personal, la carencia de estas opciones no tiene por qué ser intrísecamente negativo. Las opciones básicas de las que disponemos, además de las clásicas de moverse, detenerse y atacar, son las de ordenar a las unidades que mantengan posiciones (es decir, que no puedan moverse autónomamente adonde quieran); y las unidades de asalto pueden entrar y asaltar un edificio ocupado por enemigos, para quedarse dentro de él (las demás unidades de soldados también pueden entrar en edificios, pero deben estar vacíos).

Sin embargo, hay algunos fallos notorios. El más preocupante es la corta distancia de tiro que tienen los francotiradores. A distancias relativamente pequeñas para disparos considerables “de media distancia”, un francotirador es incapaz de abatir a un enemigo que está situado en pleno campo abierto. Esto hace inútil al francotirador por su función más elemental, que es abatir enemigos a larga distancia.

Pese a todo, el francotirador tiene la capacidad de abatir a enemigos de unos pocos disparos. Este es otro fallo destacable del juego: la gran cantidad de disparos que necesitan los enemigos (soldados en campo abierto) para ser abatidos, si son unidades de infantería o blindados quienes disparan. Muchos, demasiados tiros, sobre 10, para abatir a un sólo enemigo. Ver a una unidad de 5 soldados disparar todos seguidos durante varios segundos a un sólo enemigo que está enmedio del plano convirtiéndose en una momentánea fuente de sangre inmortal, no sólo es cómico, sino también irrealista. Ante esto podría haberse recurrido a tratar los disparos como “contención” en lugar de usar el clásico y tan irrealista efecto “comebalas-inmortal”. Que los soldados no acertasen con tanta facilidad a sus blancos, y que los disparos fuesen más letales.

En rojo, la posición 1 es un edificio con un francotirador dentro. Este francotirador no puede disparar a ninguno de los enemigos que están dentro de la zona 2. Para ello, no puede estar más lejos de la posición 3.

En rojo, la posición 1 es un edificio con un francotirador dentro. Este francotirador no puede disparar a ninguno de los enemigos que están dentro de la zona 2. Para ello, no puede estar más lejos de la posición 3.

Calidad gráfica y efectos

Blitzkrieg 3 tampoco es un portento gráfico muy grande. Las texturas no son lo mejor, aunque por supuesto, este detalle se podría pasar por alto si la jugabilidad fuese especial y destacase sobre otros juegos del género, pero no destaca demasiado, tanto por sus fallos como por su poca innovación en este campo.

Las animaciones también producen mella en el apartado gráfico. Muchas animaciones son demasiado “de la vieja escuela”, propias de juegos de hace más de 5 años. Por ejemplo, los pobres efectos que tienen los tanques al girar (incapaces de hacer giros leves). Pero es peor cómo se ve gráficamente el hecho de que soldados entren y disparen desde un edificio. Para empezar, entran desapareciendo en cuanto se sitúan al lado del edificio, y para terminar, no se les ve por las ventanas disparar. Directamente, se ven las ventanas cerradas, con un efecto de disparo. Es como si disparasen a través de las ventanas. En juegos de estrategia como World in Conflict, del año 2007, se podían ver a los soldados dentro de un edificio.

En el edificio de la izquierda, se supone que en las ventanas que tienen esas banderas estadounidenses debajo, hay soldados disparando... pero no se ven. Sólo se ven los destellos de los disparos y el rastro de pólvora.

En el edificio de la izquierda, se supone que en las ventanas que tienen esas banderas estadounidenses debajo, hay soldados disparando… pero no se ven. Sólo se ven los destellos de los disparos y el rastro de pólvora.

Conclusiones

En resumen, Blizkrieg 3 ha mostrado algunas carencias. Para empezar, el modo multijugador no es un multijugador como tal, como se nos hace creer leyendo la descripción oficial del juego, pues los jugadores no se ven “las caras”. Básicamente, se basa en acción puramente individual donde el jugador ataca bases de otros jugadores, donde la única variable dinámica competitiva es la ubicación de las defensas y las infraestructuras de cada base.




Por otra parte, hay algunos fallos en la jugabilidad, destacando el hecho de que los francotiradores no puedan alcanzar blancos que están a unos pocos metros de distancia; también es destacable mencionar la insalubridad gráfica, empobrecida con la carencia y poca calidad de muchos efectos (como por ejemplo, que los soldados que disparan desde un edificio no se ven, sólo se ven disparos salir de ventanas cerradas).

Por lo de ahora, Blitzkrieg 3 no nos ha parecido nada especial, que innovase dentro del campo de la estrategia bélica en tiempo real. Hay varios títulos con varios años de antigüedad que tienen una jugabilidad, una calidad gráfica y un multijugador mejores que los del juego de Nival. Pero con todo esto, hay que tener en cuenta que hemos probado la Early Access del juego. Esperamos que algunas de estas carencias puedan transformarse en cosas positivas en la versión final del juego. Por ello, cuando el juego salga de su Early Access y pase a la fase de juego final, publicaremos un análisis más extenso y específico de la versión final, que como mencionamos, esperamos que cambie en varios de los aspectos mencionados en este artículo.


Contenido relacionado