Análisis The Flash Temporada 1

The Flash (Serie)

A la espera (Temporada 3)

Análisis The Flash Temporada 1

Porque no solo las historias oscuras pueden tener calidad

Análisis The Flash Temporada 1
 
 

Se nota que estamos en época de ir despidiendo a muchas series. El pasado martes tuvimos que despedir a la primera temporada de “The Flash”, uno de los nuevos estrenos de The CW de esta temporada y que nos ha acompañado desde el pasado mes de octubre a través de 23 episodios que, sin duda, han dado para mucho.

Cuando se anunció la serie hubo bastante escepticismo, primero porque lo que muchos demandaban era una película sobre el Velocista Escarlata de una vez por todas, y segundo por la poca confianza que había a la hora de realizar un producto televisivo de un personaje como Flash. Pero ya hemos tenido tiempo de sobra para averiguar si estos temores se han cumplido o no. ¿Vamos a ello?

the flash

Fastest Man Alive!

Sin enredarnos mucho vamos a contestar a las cuestiones que hemos planteado en la introducción de este análisis. ¿Era el formato televisivo algo adecuado para Flash? Simple y rotundamente, sí. Evidentemente, la principal preocupación que puede nacer es la de los efectos visuales, que en televisión siempre son más limitados que en una superproducción de Hollywood, aunque hoy en día se logran cosas bastante decentes en televisión. Pero de los efectos hablaremos más adelanto. Y lo cierto es que en cuanto a historia, el formato serie le queda como un guante al Velocista Escarlata.

Si lo conocéis un poco de los cómics sabréis que Flash es un personaje realmente complejo de adaptar, a la vez que tiene un enorme potencial. Tras ver esta primera temporada de “The Flash” uno se pregunta cómo podrían adaptarlo en algo más de dos horas en una película. Y es que la serie ha aprovechado muy bien su primera temporada para contar muchísimas cosas, desde la introducción de nuevos poderes para Flash progresivamente hasta los viajes en el tiempo, pasando el desarrollo de un villano excepcional y el uso de algunos arcos argumentales de varios capítulos.

theflash1

Cuando uno se encuentra ante una serie cuya temporada alcanza los 23 episodios, lo primero que se piensa es que te vas a encontrar con relleno. Y en “The Flash” no ha sido menos, si bien nos hemos encontrado con relleno de ese que podemos decir que es “del bueno”. Y es que, para empezar, la serie conjuga muy bien sus tramas principales con las historias autoconclusivas de cada semana, ya que siempre, aunque sea un poco, se avanza algo que tendrá relevancia en el futuro. Eso no quita que en muchas ocasiones, el villano de la semana lastre un poco algún episodio, ya que se nota que están metidos para ocupar espacio. Sin embargo, siempre se nos suele compensar con enemigos que aportan entretenimiento puro y duro, y que disfrutarás especialmente si eres fan de los cómics, ya que la mayoría de los villanos son sacados directamente de las viñetas.

“The Flash” es una serie muy consciente de sí misma y eso la permite, no solo aprovecharse al máximo, sino tener bien claro hacia dónde ir y cómo llegar. Esto hace que muchas cuestiones que en un principio pueden no tener sentido (especialmente si no conoces los cómics) acaben siendo bien hilados con el resto de la trama. Un claro ejemplo de esto es el Gorila Grodd, del cuál tenemos un guiño en el primer episodio, y vuelve a ser adelantado, cada vez con mayor nitidez, en algunas escenas post-créditos de algunos capítulos, para finalmente pasar a aparecer en uno de los últimos capítulos. En “The Flash” nada está puesto al azar.

theflash2

Otro de los aciertos (aunque con matices) de la serie es el tema de las tramas románticas. Si sois asiduos al canal The CW y sus series de televisión, sabréis de sobra que su público suele ser principalmente adolescente, lo que convierte en obligatoria la existencia de triángulos amorosos y demás historias románticas. Eso no quiere decir que tenga que ser un lastre, pero si se lleva mal puede llegar a serlo. Un ejemplo claro de esto es la propia “Arrow”, cuya última temporada ha pecado de sobrexplotar este tipo de tramas. Y precisamente llama la atención que en “The Flash” se hayan controlado más en este aspecto, ya que el tipo de personajes que tiene incitan más a caer en el fallo de meter demasiadas tramas románticas que en “Arrow”, donde se alardea de tener personajes más oscuros y solitarios.




Como decimos, también hay matices en este apartado. Si bien se ha acertado enormemente en no abusar de este tipo de tramas y relegarlas a un mero complemento (como debe ser), no quiere decir que dichas tramas sean buenas. Tampoco son malas, pero sin duda, la relación Barry/Iris se ha aprovechado a la mitad. Tampoco ayuda que no se haya tratado en condiciones a Iris West, lo que lastra ya de por sí una relación que puede y debe ser más interesante, y de hecho, la relación entre Caitlin Snow y Ronnie Raymond es más interesante y mejor llevada. Sin embargo, el gran acierto en este sentido de “The Flash” es que, si hay una relación a la que se le ha dado real importancia, es al lazo padre/hijo entre Barry Allen y Joe West. Sin duda alguna, una relación mucho más rica y aprovechable si tenemos en cuenta que estamos en la etapa de crecimiento de un superhéroe novato. ¿Qué mejor que una figura paterna?

theflash4

También se acierta en generar otro tipo de relaciones, como las de Flash Reverso con Cisco o con Barry. El falso Harrison Wells tiene una relación realmente interesante con Cisco, e incluso el propio villano afirma que ha sacado a relucir su lado paterno, lo que aumenta mucho más la emotividad de la escena en la que Wells acaba con Cisco. Del mismo modo, la complejidad de la relación entre Wells y Barry es digna de mención. Flash Reverso viaja en el tiempo para acabar con Flash porque le odia como no odia a nadie más. Sin embargo, al empezar a interactuar con él, en el villano afloran ciertos sentimientos que le han hecho cogerle cariño a su némesis.

theflash5

Pero no solo hay tiempo para lo dramático en “The Flash”, ni muchísimo menos. La serie tiene un toque de humor generalmente bien ubicado, y que incluso hace enormes referencias a la cultura popular, normalmente a través del personaje de Cisco, que no se corta a la hora de hacer mención a la saga “Star Wars”, “Ghostbusters” o a la serie “Friends”, por poner unos ejemplos. A esto se le suma la esencia de la serie, que es puramente la de entretener sin pretensiones. Pero sin duda, “The Flash”, en lo suyo, es muy buena.

Por último, “The Flash” culmina añadiendo un elemento más a su primera temporada: el misterio. Este componente impregna a esta primera entrega desde el primer capítulo, desde que vemos a Harrison Wells levantarse de su silla de ruedas y entrar en una habitación donde parece tener acceso al futuro. A partir de ahí se juega mucho con el misterio que puede encerrar el buen profesor, así como con la identidad del Flash Reverso, un enigma que llevó a todo tipo de especulaciones en Internet. ¿Era Harrison Wells o era demasiado obvio? ¿Podía ser Eddie Thawne? Teorías de todo tipo, algunas realmente complejas. No sabemos si alguna acertó, pero la verdad es que la serie ha conseguido dar una resolución a la altura de las expectativas: Harrison Wells está muerto, y es Eobard Thawne quien está usurpando la vida de Wells.

flashreverso

El valor de saber abrazar tus orígenes

Antes de llegar al último episodio de la temporada es necesario destacar algo en lo que la serie ha acertado de lleno. Vivimos una época en la que en muchas ocasiones todavía parece que hay cierto miedo a la hora de dar señales de que estás adaptando un cómic, como si se avergonzaran de ello mientras aprovechan el tirón de las adaptaciones comiqueras. Sin irnos muy lejos, “Arrow” padece un poco de ese miedo a abrazar el material del que proviene. Por suerte, este no es el caso de “The Flash”.




La serie no quiere ser algo que no es. Acepta que viene de un comic en el que prima la ficción, la fantasía y el buen rollo. Nada de esa “oscuridad” y ese “realismo” de los que quieren hacer gala muchas adaptaciones. No. Flash es un personaje que no solo corre a velocidades sobrehumanas, sino que es capaz de viajar en el tiempo, entrar en fase a través de objetos sólidos, y que se enfrenta a tipos que controlan el clima, que se multiplican, viajeros del tiempo y gorilas gigantes, por no mencionar que se han atrevido con el anillo que guarda el traje de Flash Reverso. Y “The Flash” acepta todo eso, y no solo lo acepta, sino que se atreve con ello.

firestorm

Como adaptación es bastante buena. Se toma sus licencias, sí, pero respeta la esencia del personaje así como sus elementos fantásticos con total valentía. Eso ayuda a que haya variedad entre adaptaciones de cómics (lo cuál no está de más en vista de que cada vez hay una cantidad mayor), y sin duda, alegrará a los seguidores del personaje en las viñetas.

Suficientemente rápido

Y llegamos al episodio final, titulado “Fast Enough”. Un episodio que tenía a sus espaldas una grandísima primera temporada, lo cuál en cierto modo se lo ponía fácil para consumarla si tenemos en cuenta que, normalmente, los mejores ases se dejan para el final de temporada. Del mismo modo, con concluir la historia de forma adecuada era suficiente.

theflash

De esta forma, el episodio comienza con un Flash Reverso que ha sido apresado por Flash y su equipo. Sin embargo, no está todo dicho, ya que el villano, buscando volver a su época, propone a Barry que viaje en el tiempo para salvar a su madre, lo que hará que él pueda a la vez volver a casa. Esto nos deja esbozos de una de las historias más importantes de DC Comics, titulada “Flashpoint” y donde Barry Allen viaja en el tiempo para salvar a su madre, lo que trae graves consecuencias para el Universo entero. La serie se atreve a tocar y explicar los viajes temporales, del mismo modo que comienza a introducir la idea del multiverso. Sin embargo, a diferencia del cómic, Barry toma la decisión de dejar morir a su madre una vez más en una de las escenas más emotivas de la temporada, para volver a enfrentarse a Flash Reverso.

Uno de los pocos fallos que le podemos sacar al cierre de temporada es que la pelea entre Flash y Flash Reverso dura menos de lo que a muchos nos habría gustado, del mismo modo que hubiera sido genial que al villano le quitaran ya esa vibración y distorsión, pues a estas alturas no es necesaria en absoluto y habría ayudado a tener una visión más nítida del espectacular villano.

theflash2




Por lo demás, es uno de esos episodios que queremos ver, totalmente volcado en la trama principal, y además con infinidad de guiños y pistas sobre el futuro de la serie (los cuáles recogimos el otro día en este post). A esto hay que sumarle un cliffhanger de cara a la próxima temporada, de esos que odiamos y amamos a la vez. El final nos deja también con la muerte de Eddie, aunque con su cuerpo siendo absorbido sospechosamente por el agujero de gusano, así como la muerte de Flash Reverso (aunque con esto de los viajes en el tiempo, todo esto de las muertes es muy relativo).

theflash3

Flash vs Arrow

Mención especial se merece el episodio crossover entre “Arrow” y “The Flash”. Si bien en el análisis de la tercera temporada de “Arrow” no mencionamos el suyo y en esta ocasión sí mencionamos el de “The Flash” es porque, como en todo en general este año, la serie del Velocista Escarlata ha sido superior.

flashvsarrow

Este episodio estuvo definitivamente a la altura de nuestras expectativas y puso de manifiesto que la idea de los crossovers, usadas con cabeza, podía ser algo que enriqueciera mucho a las series afectadas. Y de hecho, en The CW han debido verlo así porque ya sabemos de hace tiempo que la idea es realizar un crossover al año.

El episodio titulado “Flash vs Arrow” nos dejó la primera parte de un crossover que continuaría en “Arrow”, y en el cuál podíamos ver la primera interacción entre ambos héroes desde que los dos se dedican a la lucha contra el crimen, aunque sería en el episodio de “Arrow” donde se verían más claras las diferencias a la hora de trabajar de ambos personajes. Pero lo que de verdad queríamos ver es lo que el título nos prometía: un enfrentamiento entre Arrow y Flash.

flasharrow

Y así fue. La serie organizó un combate realmente interesante, propiciado por el control mental ejercido por el villano Rainbow Rider sobre Barry. Una vez más, la serie no se cortó a la hora de tirar de efectos especiales de todo tipo para darnos un combate a la altura, que además se dio en el momento correcto. Realmente, un Barry Allen en pleno conocimiento de sus poderes habría acabado con Arrow en un abrir y cerrar de ojos. Sin embargo, aquí es creíble que Arrow pueda defenderse y reducir a su rival, ya que él cuenta con mucha más experiencia que Flash, además de que Barry apenas ha desarrollado sus poderes.

arrosvsflash




Sin duda, un capítulo que se merecía mención aparte por ser un espectáculo totalmente disfrutable para los fans de ambas series, y en especial para los fans de los cómics, a los que a veces nos gusta más ver a nuestros héroes pelear entre ellos que con los villanos.

Mi nombre es Eobard Thawne

“The Flash”, por suerte, también destaca en personajes. No porque tenga personajes realmente complejos o revolucionarios, pero sí que ha sabido dar a cada personaje un hueco y una personalidad propias, equilibrando sus roles y su tiempo en pantalla. En el reparto principal solo ha habido un par de excepciones en esto, las cuáles pasaremos a comentar en los siguientes párrafos.

Comenzando por el protagonista, Barry Allen ha resultado ser un personaje protagonista muy carismático y atractivo para el espectador. Es un tipo desenfadado pese a tener tragedias personales, lo que sin duda ya dice mucho de él como persona y como personaje. Además, ha sido bastante bien llevado a lo largo de esta primera temporada, pues no lo han tratado como a un ser inerte, sino que ha ido cambiando en ocasiones en función de las cosas que le pasaban y que iba descubriendo. La forma de retratar al superhéroe también ha sido adecuada, haciéndolo evolucionar y mejorar poco a poco, así como su forma de exponerse al mundo. Pese a que hubo mucho recelo hacia la elección de Grant Gustin como Barry Allen, lo cierto es que Gustin ha conseguido clavar a su personaje. Quizás en ocasiones se deje ver su poca experiencia, pero demuestra estar a la altura normalmente. Prueba de ello es la escena del episodio final donde deja morir a su madre. Si no te transmite nada en absoluto es que estás muerto. Las comparaciones son odiosas, pero Gustin da mil vueltas en su papel protagonista a Stephen Amell en “Arrow”. Como pega podríamos sacar a relucir que el personaje en los cómics es rubio y en ese sentido no le han caracterizado bien. Igualmente, el traje de Flash deja bastante que desear. En primer lugar es muy apagado, cuando siempre ha sido brillante, además de haberse complicado la vida en demasía en detalles como el horrible fondo rojo del logo.

flash

Pasando al interés amoroso de Barry, Iris West, sin duda es uno de los personajes peor tratados de la temporada. Definitivamente, el personaje podría haber dado más de sí. Hacen bien en contarnos sus inicios hasta llegar a trabajar en el periódico, pero esa faceta suya la podrían haber aprovechado mejor. Como interés romántico no desempeña un mal papel, pero una vez más se la reduce a eso básicamente y ningún personaje debería ser solo una forma de generar tramas románticas. Esto, curiosamente, genera en el público bastante rechazo, algo que ya le pasó a la Laurel Lance de “Arrow” y le ha pasado este año a Felicity. Iris no es ni de lejos tan insoportable como lo fue Laurel en sus inicios, pero el hecho de limitarla a ser “la chica” hace que el público no sienta especial simpatía por ella y siempre sean más propensos a, en este caso, Caitlin Snow, del mismo modo que antes se prefería a Felicity antes que a Laurel. Candice Patton no destaca especialmente en el papel y da una interpretación de lo más normal. Mención aparte al innecesario cambio de etnia del personaje.

iris

Pasando al villano de la función, nuestro falso Harrison Wells, alias Eobard Thawne, ha sido un lujo de villano. De los que intimidan. Se ha le han dado algunas complejidades mencionadas anteriormente en cuanto a su relación con Cisco y Barry, pero por otro lado nos han mostrado que no tiene reparo en aniquilar al que se interponga en su camino, aunque sea la gente por la que siento apego (¿verdad, Cisco?). Quizás el único pero que se le pueda echar al villano es que podrían haber profundizado más en por qué es enemigo de Barry o de dónde viene. Sí, sabemos que odia a Flash porque viene del futuro, pero, ¿por qué? ¿Qué ha pasado? Por suerte, no es nada que no se pueda solventar en el futuro, y más sabiendo que Tom Cavanagh va a volver para la segunda temporada. En cuanto al trabajo del actor, sin duda el más destacado junto a Grant Gustin. Cavanagh consigue ser realmente inquietante y transmitir todas las emociones de un personaje bastante complicado. Es imposible no cogerle apego a Wells, y en ese sentido, sentimos exactamente lo mismo que los personajes.

reverseflash

Cisco Ramon y Caitlin Snow conforman la penúltima parte del Team Flash. Ambos son la parte más humana del grupo, así como la más humorística (al menos en el caso de Cisco). Como ya hemos dicho antes, para ser quizás los más secundarios del grupo, encuentran su lugar fácilmente en la historia sin reducir a un simple bufón a Cisco ni recudir a Caitlin en un interés romántico más. Carlos Valdes está realmente acertado como Cisco, siendo tan natural cuando tiene que soltar alguna gracia como cuando tiene que ponerse más emotivo (prueba de ello es la escena en la que “muere”). En cuanto a Danielle Panabaker podemos decir lo mismo. Muy convincente en su papel y realmente podría haber sido la Iris West perfecta, pero no ha podido ser.

ciscocaitlin

Joe West es un personaje al que es realmente fácil cogerle cariño. Pese a que en el piloto se opone a Barry y sus creencias acerca de “lo imposible”, lo cierto es que no estaba destinado a ser un estorbo para el héroe. Joe, ante todo, es el padre de Barry, y como ya hemos dicho antes, eso nos deja la relación más rica de toda la temporada. Se retrata a la perfección la posición de un policía chapado un poco a la antigua en un mundo que realmente le resulta impensable. West es el encargado de dejarnos algunos momentos realmente divertidos y las frases más profundas. Sin duda, uno de esos personajes que gustan. Jesse L. Martin, sin dar la actuación del siglo, nos da a un Joe West realmente natural y convincente. Personaje bien escrito y bien interpretado. ¿Qué más podemos pedir?

joe

Por último, el eslabón débil del elenco principal de personajes es Eddie Thawne, un personaje que se pasa la gran mayoría de la temporada sin servir para nada en absoluto. Eddie es una excusa inicial para generar un triángulo amoroso y poco más. Su personaje ha servido para despistar únicamente al espectador conocedor de los cómics, debido a su apellido, pero hasta ahí. Su existencia cobra algo más de relevancia hacia el final, cuando empieza a estar algo más implicado en la trama. Su final se veía venir y, aunque no está mal, es la prueba de que la única misión del personaje era esa y para ello había sido introducido. Tampoco es que ayude la interpretación de Rick Cosnett, la cuál deja bastante que desear. No resulta convincente la mayoría de las veces, además de tener una única expresión. Sin duda, el peor del reparto.

eddie

A partir de aquí, muchos son los personajes que han pasado por la primera temporada, a destacar algunos como Firestorm, el Capitán Frío o Weather Wizard o Henry Allen, así como el reparto principal de “Arrow”, que se ha dejado caer por Central City casi al completo (si no falla la memoria, Thea Queen y Roy Harper son los únicos que no ha pasado por allí).

De esta forma, podemos decir que “The Flash” tiene un reparto bastante efectivo, mucho más que “Arrow”, serie de la que viene, y nos introduce a unos personajes que, en su mayoría, son atractivos y diferentes entre sí. Sin duda, queremos saber más de Barry Allen y compañía.

theflash3

De Weather Wizard al Gorila Grodd

Como hemos comentado al inicio, una de las cuestiones que más preocupaba es que Flash es un superhéroe que requiere sí o sí efectos digitales para representar sus aventuras fielmente. Por tanto, la pregunta era: ¿será suficiente el presupuesto de una serie de televisión? La respuesta varía, ya no solo según el canal, sino del presupuesto con el que cuente la propia serie. Y podemos decir que, en este aspecto, “The Flash” ha cumplido gratamente.

Desde la supervelocidad de los Velocistas, que podríamos considerarlo el efecto más simple, hasta los superpoderes de otros villanos que exigen efectos digitales. Y además, cabe destacar que la serie se atreve con todo sin miedo alguno, como ya hemos dicho antes. ¿Crear un maremoto que puede tragarse la ciudad? Hecho. ¿Que te crees que no me atrevo a crear digitalmente a un supergorila? Pues te cierro la boca. En ese sentido, se han mezclado las ganas de abrazar el material original con la valentía de atreverse a llevarlo a cabo. Y además, “The Flash” lo hace muy bien. Evidentemente, en ocasiones se notan las limitaciones del presupuesto (como por ejemplo en la pelea de Flash y Flash Reverso en el pasado), pero son detalles que tenemos que aceptar. La serie lo compensa con unos efectos que están a la altura la gran mayoría de ocasiones.

groddlives

En el resto de apartados, la serie no destaca especialmente. Tiene una fotografía del montón pero que tampoco es mala, del mismo modo que cumple en otros temas como la iluminación o la propia dirección de los episodios. La banda sonora, sin ser revolucionaria, aporta un tema principal bastante reconocible y pegadizo, que ya es más de lo que pueden alardear otras series.

Por lo tanto, “The Flash” culmina una buena historia y unos personajes en general interesantes con un apartado técnico que cumple sin más, a excepción de sus efectos generados por ordenador, que son realmente destacables para estar ante una serie de televisión sin un presupuesto abrumador.

Conclusiones

A partir de aquí, la pregunta es: ¿y ahora qué? ¿Qué puede hacer “The Flash” para superarse? Material de sobra tiene, pero la tarea va a ser complicada. La serie debuta con una temporada que en general ha sido bastante buena. Diversión de la buena, acompañada de una historia realmente bien llevada, con personajes atractivos y un villano que se nos va a olvidar difícilmente.

Esto ha sido la primera temporada de “The Flash”. Ahora toca esperar hasta octubre seguramente para ver cómo se soluciona el final de esta temporada, y para ver qué dirección toma la serie después de un debut tan positivo. Confiamos en ti, “The Flash”. Ahora es vuestro turno. ¿Qué os ha parecido esta primera temporada de la serie?

flashposter


Contenido relacionado