Impresiones Evoland II: A slight case of spacetime cotinuum disaster

Analizamos un adelanto de lo que será la secuela del galardonado juego que une los videojuegos clásicos y los modernos

Impresiones Evoland II: A slight case of spacetime cotinuum disaster
 
 

El vasto mundo de los videojuegos lleva creciendo desde finales de los 70 hasta la actualidad con una velocidad vertiginosa. Muchos han sido los juegos que han quedado grabados en la historia, pero muchos más aún los que han sido totalmente olvidados. A día de hoy, las facilidades técnicas que existen permiten, a pequeños grupos de trabajo, crear modestos estudios de creación de videojuegos, y por tanto, que el auge del videojuego independiente llegue a nuestras pantallas y periféricos. ¿Qué ocurriría si un videojuego pequeño tratases de meterse en el mundo de los grandes? ¿Y si justamente cogiera lo mejor de todos aquellos juegos que pasaron a la historia? Con esta premisa nace la franquicia Evoland del estudio Shiro Games, una saga de videojuegos que nos narra una historia a la vez que nos muestra la evolución del mundo de los videojuegos, utilizando ésta como recurso artístico.

comingSoon

¿Qué es Evoland II: A slight case of spacetime cotinuum disaster?

Tras una primera entrega que cautivó a más de uno por sus mecánicas y su apariencia, por el ingenio de sus niveles y la profundidad de su historia, Evoland se reinventa, trata de exterminar aquellos errores que tenía el juego y renace con una nueva historia en Evoland II: A slight case of spacetime cotinuum disaster, una segunda entrega de la que hemos podido disfrutar del una beta de la primera mitad del juego un mes antes del lanzamiento, y desde Areajugones queremos traeros nuestra experiencia.

Como hemos introducido, Evoland II es un juego independiente que trata de crear una experiencia de juego diferente de otras que podemos encontrar en el mercado. Entretejiendo una trama de salvación del mundo mediante saltos temporales, con mecánicas de juegos clásicos y ambientaciones que nos remiten a clásicos de hace diez, veinte o treinta años, la nueva propuesta de Shiro Games podemos considerarla, en resumen, un pequeño placer para la nostalgia.

En estos tres párrafos os hemos introducido de manera muy general la saga, y tres son los aspectos que galardonaron, y a la vez lastraron, a la primera entrega: el recurso estético empleado, la nostalgia y la duración. Que Evoland fue muy vistoso, no lo negó nadie, aunque sí hubo críticas respecto de si enmascaraban bajo píxel art los pocos recursos del estudio. La nostalgia fue lo que hizo que tantos amantes de los videojuegos de antaño se enamoraran del juego, pero algunos nuevos jugadores obviaron las referencias y se encontraron un sistema de juego no tan pulido como esperaban. Y respecto a la duración, era una obra corta, que disfrutar en pocas pero intensas partidas, lo cual generó en cierto sector el rechazo hacia un juego más corto de lo que cabría esperar.

¿Sigue Evoland II los pasos de su predecesor?

Dependiendo de cómo se trate de hacer esa respuesta, se podría contestar con un sí y con un no. Si nos fijamos en el apartado estético, en la innovación, en tratar de hacer algo diferente, jugando con los videojuegos que han marcado escuela y haciéndolos propios, unidos a una trama original, sí sigue los pasos y sería una digna continuación de la saga. Pero por el contrario, esos aspectos negativos que se veían en la primera parte han sido realmente pulidos.

El sistema de juego es enormemente variado y trabajado, no presentando momentos de jugabilidad tosca, salvo cuando los desarrolladores los han visto oportunos. La duración del producto final no podemos saberla aún, pero la beta a la que tuvimos acceso nos brindó alrededor de 10 horas de juego, y se trataba de menos de la mitad del juego completo, según quien la distribuyó. Además, cabe destacar que la cantidad de coleccionables era bastante grande, lo cual sumará horas de juego. Y respecto al punto que falta por tratar, viendo la fluidez con la que se nos permite jugar las secciones del juego con gráficos 3D, podemos asegurar que las recaudaciones de su predecesor han sido notables, permitiendo a Evoland II competir con juegos de alto requerimiento sin perder la esencia de la saga. Habiendo tratado los principales puntos que les podrían interesar a aquellos que han jugado la primera entrega de Evoland, vamos a profundizar ligeramente en el título que nos importa ahora.

La aventura ha comenzado

La historia del juego nos introduce en un mundo imaginario en una época indeterminada. Comenzaremos nuestra aventura en una situación completamente ambigua, sin entender nada, pero tras un breve tutorial nos encontraremos con una ambientación totalmente diferente. Pasamos de disfrutar de nuestro prólogo con gráficos similares a los emitidos por un Commodore 64 a un entorno típico de los RPG de la era de los 16 bits. ¿Qué podría significar esto? ¿Es tan sólo una decisión de los directores del juego? Si estamos atentos a lo que ya se ha dicho anteriormente en estas impresiones, Evoland II es trata una historia de saltos temporales, y atando cabos nos daremos cuenta de que hemos adelantado cientos de años en la diégesis narrativa.

Poster-736x1030Será entonces cuando comience la verdadera historia, conozcamos al segundo y tercer miembro del equipo y nos aventuremos en la trama de conspiraciones, destinos, luchas de razas y emocionantes misterios que envuelven unas pequeñas estructuras creadas por una antigua civilización. En un principio para huir, pero más adelante para desenmascarar el misterio y salvaguardar la existencia de los miembros de nuestro grupo, que como podréis suponer son de distintas épocas temporales (reminiscencias de otros títulos como Chrono Trigger), pasaremos de los 16 bits a los 8 bits, y de ahí a amplios entornos 3D similares a los disfrutados en PlayStation 3, todo por conseguir resolver el misterio que envuelve aquellos extrañas estructuras.

A pesar de plantearse como una historia clásica de los RPG en la que las discontinuidades en el espacio tiempo provocan dilemas existenciales y ambientada en la guerra entre humanos y demonios, la forma que tiene el juego de tratarla, hace que un aire fresco rezume de un planteamiento que ya hemos visto en títulos anteriores. Quizás no sea la aventura más elaborada del mundo de los videojuegos, pero sí una que nos promete horas de diversión, disfrutando de personajes elaborados y una cantidad increíble de anécdotas, guiños a antiguas sagas y mucho humor relacionado con los videojuegos.




Nos ponemos a los mandos de los héroes del tiempo

Aunque la trama de Evoland II se hace apetecible, en especial esa nostalgia que evoca y que hará disfrutar a los jugadores más veteranos rememorando clásicos como The Legend of Zelda, Megaman, Earthbound… o no tan antiguos como Touhou o El profesor Layton, lo que de verdad importa y hace diferente a esta secuela es su sistema de juego.

El juego nos sumerge en una aventura de RPG de acción, con los controles básicos de estos y no saliéndose demasiado del estilo marcado por los clásicos del género. Tendremos tres categorías de escenario: Mapa del mundo, ciudades y mazmorras. Mientras que en el primero sólo podremos desplazarnos con una vista alejada de nosotros para alcanzar diferentes zonas del mapa; en las otras tendremos cantidad de diálogos, misiones secundarias y enfrentamientos a enemigos.
controls

Centrándonos en las ciudades y mazmorras, ya que son las que nos permiten interactuar, tendremos unos controles realmente sencillos, los cuales podremos ejecutar desde nuestro teclado o desde un periférico compatible con el juego. El botón de acción principal nos permitirá hablar o mover objetos, mientras que el de ataque nos permitirá usar la espada y, si lo mantenemos, las habilidades especiales del resto de miembros del grupo, las cuales intercambiaremos con un tercer botón. Esto, sumado a las crucetas de movimiento, serán todas las teclas que necesitaremos para desenvolvernos en Evoland II, lo cual es cómodo y sencillo.

Una de las curiosidades del juego de Shiro Games es la variedad de situaciones que te propone jugando con los conceptos básicos, ya que en varias ocasiones cambiaremos la vista cenital típica de un RPG por una de scroll similar a la encontrada en títulos de plataformas, y en todo caso los controles serán los mismos. Pero si algo resalta ante el resto, esas son las referencias jugables a otros videojuegos anteriores; muchas serán las veces en las que el juego nos saque de nuestro camino para enseñarnos una nueva jugabilidad en Evolando, pero no nueva en el mundo de los videojuegos. Puzles con el estilo de El profesor Layton, pantallas de plataformas sacadas directamente de Megaman, niveles de scroll vertical típicas de los shooter arcade, incluso momentos en los que tendremos que atender pedidos en una taberna con la clásica mecánica de recordar qué dar a quién. Sin duda alguna, una maravilla jugable tanto para aquellos que recuerdan las referencias que trata de evocar el juego, como para aquellos que disfrutan por vez primera de estas experiencias.

¿Cuánto tiempo durará esta aventura?

Como hemos adelantado en un principio, no podemos decir la duración exacta del juego ya que la versión beta que tuvimos en nuestras manos llegaba hasta una parte anterior a la mitad del juego, según nos informaron. Teniendo esto en cuenta, y sabiendo que jugamos alrededor de 10 horas hasta que le beta finalizó, podemos intuir que el juego tenga alrededor de 20-22 horas de trama. Pero no acaba ahí todo, ya que además de inumerables misiones secundarias que encontraremos en las ciudades, Evoland II proporciona la búsqueda de gran cantidad de coleccionables, entre las que destacamos las 50 estrellas realmente escondidas en los mapas, que requerirán de astucia y habilidad para hallarlas, las cartas, que siendo más escasas también será complicado hacerse con ellas aun estando a la vista, y un sin fin de objetos que están introducidos en el juego por mero coleccionismo y para hacer aflorar una sonrisa a aquellos jugadores de la vieja escuela al recordar la referencia qué evoca dicho ítem.

Conclusiones

Evoland II: A slight case of spacetime cotinuum disaster es la digna sucesora de Evoland, el galardonado juego de Shiro Games y que podremos aquirir a partir del 25 de agosto para PC, Mac y Lynux. Una pequeña joya para nostálgicos que quieran disfrutar de su elaborada estética retro, de su jugabilidad clásica y para todos aquellos amante de la historia de los videojuegos, desde su inicio hasta la actualidad.

A pesar de tener aspectos negativos, como ciertos pasajes ligeramente monótonos, y algunos exageradamente difíciles e injustos con el jugador, Evoland II será un título que hará disfrutar de más de 20 horas de juego tanto a jugadores expertos como a gente no habituada a este medio de entretenimiento. El simple hecho de disfrutar de la experiencia que ofrece, unida al genial apartado estético y sonoro, hacen que merezca la pena plantearse el título como juego con el que terminar con un broche final las vacaciones de verano.




Evoland-2-Eras-1030x361


Contenido relacionado