Crítica de Cine: Mission Impossible: Rogue Nation

Tom Cruise vuelve por quinta vez para demostrar que nada es imposible

Crítica de Cine: Mission Impossible: Rogue Nation
 
 
Poniendo la saga a doscientos por hora

11266619_10153122819937730_9045367438836263730_o“Mission: Impossible – Rogue Nation” (Nación Secreta en nuestro país) es la quinta entrega de una de las más importantes sagas de acción de los últimos años, que con más de veinte años a sus espaldas consigue ofrecer una de las mejores cintas protagonizadas por Tom Cruise. Este prolífico actor, a pesar de sus 53 años, es para Paramount Pictures el más importante de su plantel ya que con solo cinco películas en los diez últimos años ha reportado más de 2.000 millones de dólares en beneficios. No es para menos, “Rogue Nation” sigue las directrices que marcó “Mission: Impossible – Ghost Protocol” (Protocolo Fantasma) hace cuatro años y tras el buen éxito de esta quinta entrega parece que la saga se volverá anual o bianual, es decir, una entrega cada una o dos años, a diferencia de la distancia que hubo en su día entre las primeras entregas.

Pero la gran acción que ofrece “Rogue Nation” no sería menos si no estuviera un gran director bajo la claqueta. Tras el buen hacer de otros grandes nombres como Brian de Palma, John Woo, J. J. Abrams y Brad Bird, el propio Tom Cruise eligió a Christopher McQuarrie para dirigir esta quinta entrega. No es la primera vez que trabajan juntos ya que lo hicieron en “Jack Reacher, en 2012, cinta que guarda muchas similitudes con la saga de Ethan Hunt que hoy nos ocupa, También fue el escritor, entre otras películas, de “Valkyrie” y “Edge of Tomorrow (Al Filo del Mañana en nuestro país), otras dos cintas que compartió trabajo con Tom Cruise, por lo que la amistad entre ambos es prolífica.

Mission-Impossible-5

Durante las dos horas y 11 minutos que dura la cinta, que nunca se hace larga, todo lo contrario, se nota el trabajo de Christopher McQuarrie en las impresionantes secuencias de acción y el buen juego de cámaras. Así, aunque el argumento no sea muy importante –en muy pocas películas de acción lo suele ser- Tom Cruise en su papel de Ethan Hunt nos brinda un espectáculo visual difícil de superar. Desde una impresionante secuencia de avión que abre la película hasta algunos planos submarinos, choques entre vehículos, carreras con motos, tiroteos o incluso peleas con cuchillos. Cada minuto de la cinta está orquestado para ofrecernos grandes minutos de acción sin parangón junto con algunos gadgets que envidiaría el propio James Bond.

mi5-character-fb656

Así, los asiduos de la saga no echarán en falta nada salvo quizás un mayor protagonismo de algunos personajes secundarios, ya que toda la acción recae en Tom Cruise y en el personaje de Ilsa, interpretado por Rebecca Ferguson (a la cual también pudimos ver recientemente en “Hercules“) que se luce en sus planos, sobre todo en la ópera, como una bella agente enigmática. En Cambio, Jeremy Renner, conocido por su papel de Ojo de Halcón en las películas de “The Avengers” (Los Vengadores), pasa a librar la batalla en los despachos interpretando de nuevo a William Brandt, junto con Ving Rhames en su papel de Luther Stickell, y Simon Pegg (también conocido por las últimas películas de “Star Trek”), que interpretando a Benji Dunn da el alivio cómico a tanta acción intensa. El malo de turno es Sean Harris, en el papel de Solomon Lane, un villano frío, amenazador, incluso aterrador y sin pocos resquicios. Como debe ser un malo de verdad.

El punto flojo del film es su guion ya que es bastante sencillo y solo se centra en cómo, al disolverse la FMI, Ethan Hunt es buscado por su propio gobierno y tiene que enfrentarse al Sindicato, una organización de agentes especiales que quiere crear un nuevo Orden Mundial mediante diversos ataques terroristas cada vez más peligrosos. Este guion es bastante tópico en el género y en la propia saga. Además algunos giros argumentales son previsibles y no ofrece el típico final con una escena increíble, como ha pasado en todas las anteriores entregas. No por esto deja de ser una gran película de acción con grandes dosis de entretenimiento y que disfrutará cualquiera que vaya a verla.





Contenido relacionado