Un E3 descafeinado, por favor

Electronic Arts no acudirá a la edición de 2016

Un E3 descafeinado, por favor
 
 

Me gustan los eventos. No puedo evitarlo; es a lo que me dedico y algo que me apasiona. Ya sean en formato presencial o digital, me gusta asistir, organizarlos, comentarlos y conocer todos los detalles al respecto. Llevo años montando eventos de videojuegos de todo tipo y tamaño y, como gran aficionado a los videojuegos, para mí el mayor evento (como para todos) es el E3 de Los Ángeles. Como sabes, se trata del evento más esperado del año, en el que casi todas las compañías ponen toda la carne en el asador y dicen algo como “¡Eh!, ¡Que aquí estoy yo!” en inglés. Es un formato muy americano en el que todo se plantea a lo grande y, gracias a los avances tecnológicos, todos podemos seguir a través de diferentes canales online. Las conferencias de presentación de las compañías se emiten en directo y los medios especializados de todo el mundo suelen realizar coberturas especiales. La bomba, vaya.

Seguro que también es tu favorito y, por lo tanto, seguro que también te ha caído un jarro de agua fría la noticia de que Electronic Arts no acudirá a la edición de 2016. Han pensado que es mejor idea organizar un evento propio en el que presentar sus novedades, que ya pueden ser muchas y grandes como para querer sacar los pies de un evento en el que de por sí tenían mucho peso como desarrolladora. Lo más curioso es que no deben creer mucho en su propia idea, ya que lo han montado pegadito al E3 (del 12 al 14 de junio, cuando el E3 es del 14 al 16) en la misma ciudad. Señores de Electronic Arts; se lo digo con cariño, pero si van a poner ustedes los huevos encima de la mesa, háganlo bien y apuesten de verdad por su marca.

E3 2015 Electronic Arts

Y esto no es nada nuevo, como sabes. En ediciones anteriores hemos visto cómo algunas de las grandes compañías del sector preferían hacer la guerra por su cuenta y no acudir al evento, por un motivo u otro. Los motivos pueden ser bien diferentes; desde la crisis (un stand grande en el E3 cuesta un ojo de la cara) hasta nuevas directrices de marketing internas, pasando por el hecho de que, sencillamente, no tengas nada que mostrar y no vas a ir a “pasar el rato y echar unas risas”, ¿no? Pero EA sí tiene algo que mostrar, claro que sí… Y para eso montan su propio evento, lo que nos lleva al siguiente elemento de la ecuación: los usuarios.

Electronic Arts es una compañía que muchas veces ha dejado entrever precisamente eso, que es una compañía, cuidando más bien poquito a los seguidores de sus juegos. Que una compañía como Blizzard monte su propio evento, la BlizzCon, puede responder en mi opinión más a una concesión a los jugadores que a una planificación estratégica de la compañía a medio plazo. Esto se debe a que los jugadores de Blizzard son fans de sus juegos. Pero fans de los de verdad, no seguidores, ni gamers, believers ni fanboys. Un jugador de Blizzard es un amigo eterno y defensor acérrimo de la compañía, lo que merece sin duda que se cree un evento pensando en ellos. Alguna hostia me llevaré por decir estas cosas, pero ya veremos qué tal le sale a EA la jugada y, sobre todo, cómo evoluciona sin convertirse en un conglomerado de títulos inconexos.

Blizzcon

Y ahora es cuando tenemos que tener cuidado, porque el “yo paso” de EA puede ser solo el primero de varios ausentes ilustres que veamos en la presente edición de la feria. No sería la primera vez que varias compañías importantes decidan no acudir y apostar por su propio evento o, lo que es más sangrante, que nos lo vendan con un “Pre-E3” a modo de conferencia independiente. Señores; o estamos en el E3 o no estamos, pero vamos a dejarnos de tonterías queriendo aprovechar la cobertura de los medios, que al final al que no tienes en cuenta es al usuario. Porque esa es otra… Electronic Arts no tendrá presencia directa en el evento de Los Ángeles, aunque seguro que sus juegos se muestran en las conferencias de las principales plataformas, ya sea a nivel técnico o jugable. Y volvemos a lo mismo: estás o no estás, porque esto de “sí pero no”…

El caso es que me atrevería a crear una quiniela sobre los ausentes de esta edición. Empresas que, por un motivo u otro, no veremos en el E3. Como seguidor del sector y de la evolución de las compañías para mí es una pena que EA no vaya a estar, ya que siempre he pensado que el sector necesita un evento de talla mundial en el que estén todas. Y, si no todas, sí las principales. Siempre me pongo pesado con lo de hacer frente común y todo eso, pero soy de los que piensan que unidos tenemos más que ganar que de manera independiente y, aunque está claro que no vamos a tocar la puerta de EA para pedirle que vuelta, también es cierto que su ausencia no nos quitará el sueño y no pasará de algo meramente anecdótico. Y así con todas, que al final lo que nos importa es los juegos que vayan a presentar, su “legado” y no tanto cómo o dónde los presenten.

Como anécdota contaré que una vez ofrecí a una empresa asistir a una feria que yo organizaba y me dijeron que no. Como para mí era importante que estuviesen allí, volví a la carga con una oferta que incluía el stand, el personal y los portes, todo por un valor de unos 20.000€. Y me dijeron que no otra vez. Sencillamente, no era cuestión de dinero; no entraba en sus planes. Y mientras los planes de las compañías estén por encima de los intereses de los usuarios (ojo, que son negocios y así seguirá siendo), mucho me temo que seguiremos viendo ausencias de este tipo en eventos importantes y conversaciones en esta línea:

  • Usuario: Quiero que vayas al E3.
  • Empresa: Pues yo no. Paso.
  • Usuario: Pero lo quiero muy fuerte.
  • Empresa: Calla, pesao. Voy a montar mi propio evento.
  • Usuario: Pues va a ir Rita.
  • Empresa: Pues vale.
  • Usuario: Pues vale.

E3




Y así es, a grandes rasgos, cómo el usuario transmite una necesidad que siente como propia y, finalmente, siempre tiene la última palabra aunque no se de cuenta. Sé que esto no servirá para nada y seguiremos viendo cómo algunas empresas se caen del árbol a medida que se acerque el evento, por lo que os invito a todos a que peguéis en vuestros coches, portátiles y móviles una pegatina bien grande que diga: No me importa lo que hagas. No eres Blizzard”.


Contenido relacionado