CD Projekt Red defiende la nueva política de Microsoft

Microsoft ha progresado, asegura su director

CD Projekt Red defiende la nueva política de Microsoft
 

El pasado marzo, Tim Sweeney, CEO de Epic Games, desató la polémica mediante una exhaustiva invectiva contra una de las empresas líderes del sector, Microsoft. En su comunicado, Sweeney acusaba a Microsoft de monopolizar el desarrollo de juegos en PC. Además, afirmaba que la compañía responsable de Xbox se estaba “moviendo en contra de toda la industria en la plataforma PC”, tachando su estrategia comercial de restrictiva.

Pero esa visión tan conservadora de su política no corresponde a todas las figuras representativas del sector. Y así lo puso de manifiesto el director de CD Projekt RedMarcin Iwinski, quien leyendo el argumento de Sweeney y forzando su comprensión no acaba de compartir la totalidad de su razonamiento. Además, el creador del poderoso Geralt de Rivia en el mundo de los videojuegos aduló la madurez de Microsoft al tolerar el juego multiplataforma, acentuando esa iniciativa de “progresión”“Si nos fijamos en Microsoft hoy y Microsoft hace diez años, es una empresa muy diferente”, alegó Iwinski.

El ejecutivo señaló que la decisión de Microsoft por acabar con algunas de las políticas controversiales de Xbox One acaecidas hace unos años es un ejemplo de desarrollo y madurez. Iwinski contempla la política actual de Microsoft desde una perspectiva más liberal y permeable, algo que, garantiza, se tornaba inconcebible en el pasado cuando dominaba gran parte del sector y rehuía la concurrencia conjunta con otras empresas.

il-geralt-di-the-witcher-3-la-verita-e-che-era-un-uomo-relativamente-bello

“En el pasado, el cometido de Microsoft era bloquear cualquier opción de contribución para asegurarse de que tenían el control total”, dijo Iwinski. Para enfatizar su actual beneplácito con la compañía, el CEO espoleó a las demás compañías y a los jugadores a darle tiempo a Microsoft para respaldar sus afirmaciones y dejarles instaurar una política más colaboracionista.

Aunque Microsoft siempre ha despertado cierta suspicacia de cara a sus disidentes, muchos iconos del sector han manifestado su agrado hacia la nueva política empresarial de la compañía, más abierta y menos individualizada que en el pasado. Algunas controversias siguen presentes, pero muchas confluyen con decisiones compartidas con Sony, como la supuesta elaboración de una consola más sofisticada en pleno ciclo de nueva generación. Esto es lo que hay que achacar y no disconformidades del pasado.

 


Contenido relacionado