Lo que un videojuego debe durar, ¿un pacto no escrito?

Final Fantasy VII: Remake tiene en sus manos el futuro de la industria

Lo que un videojuego debe durar, ¿un pacto no escrito?
 

Un videojuego es un producto de entretenimiento limitado, de forma general, en el tiempo (una duración establecida) y en el espacio (un formato físico o digital que te permite el acceso a dicho producto y no a otro). Por tanto, tiene un precio: una cifra que puede ir desde números muy bajos gracias a una oferta puntual o un lanzamiento a precio reducido, o un número elevado que puede llegar a rondar los doscientos euros si se trata de una edición coleccionista. Por tanto, como pagamos por un producto, tenemos unas expectativas.

En este artículo hablaremos sobre las expectativas del tiempo, es decir, de la duración. Un tema polémico que podría dar para una tesis completa sobre el estudio del mercado gamer y su relación con el tiempo que dura un videojuego. Pero como esto no es la Universidad, sino una página web de entretenimiento, intentaremos ir al grano y ofrecer una perspectiva sobre algunos ejemplos de géneros que siempre suelen presentar polémica en este tema.

Torre del Reloj Kingdom Hearts

Fanwork de la Torre del Reloj de Kingdom Hearts

¿Qué estamos dispuestos a pagar según el precio?

Vamos a hacernos primero esta pregunta y después a ver las especialidades según el género. Porque el precio es sin duda uno de los valores que más cuidamos a la hora de comprar un videojuego. Por ejemplo, acudamos a un ejemplo reciente. Anima: Gate of Memories se trata de un proyecto independiente de sello español que se ha vendido en formato físico a 19.99€ gracias a Badland Games. Sin duda es una buena noticia para el mercado nacional, pero lo que importa es qué ofrece.

Como en este artículo no hablamos de calidad (aunque dicho juego la tiene) sino de la duración, vamos a hablar de cifras. Anima: Gate of Memories cuesta 19.99€ para ofrecernos entre 15 y 20 horas de duración según nuestra habilidad. Esto quiere decir que estamos pagando entre 1 euro y 1 euro y medio por hora jugada. Ahora extrapolamos estas cifras a otro modo de ocio conocido por todos: el cine. Asistir al cine cuesta de media unos siete euros (habiendo ciudades más caras y otras más baratas y sin contar el sobrecoste de la comida), y como mucho estaremos allí unas tres horas. Esto hace que paguemos más de 2 euros por hora jugada. Visto así, ¿se puede decir que Anima: Gate of Memories es caro?

Anima Gate 3

Anima: Gate of Memories

Claro, que siempre está la otra cara de la moneda. The Order: 1886 se trata de una de las apuestas de Sony en el ámbito exclusivo para PlayStation 4 y no funcionó muy bien que digamos. Curiosamente, lo más achacable es su duración: seis horas sin ir muy rápido, que hacen que sus 69.99 euros de salida se conviertan en unos 12 euros por hora jugada.

Entonces, quizás podríamos decir que el mercado de los videojuegos es caro según el proyecto, y según su precio de lanzamiento. Hay algunos casos como Ratchet & Clank o el futuro ReCore que han salido o saldrán a precio reducido entre otros motivos, debido a este aspecto jugable (aunque nunca escucharemos esto de manera oficial).

Lo se quiere demostrar con esta prueba es hacer ver al lector que los videojuegos no son caros: son las empresas las que los encarecen en muchas ocasiones, y si hacemos una correlación entre tiempo jugado y euro gastado, muchas veces descubrimos que comprar una película en DVD o ir al cine es bastante más caro que jugar a un buen videojuego. Dicho esto, pasamos ahora a cuatro géneros problemáticos en cuanto a la duración se refiere.

the-order-volume-lights-7

The Order: 1886

¿Qué duración debe tener un juego de rol?

Es uno de los géneros que habitualmente puede regocijarse en ofrecer mayor número de horas. Normalmente se debe a una historia muy desarrollada, a un sistema de combate por niveles que exige dedicación y tiempo, y a un conjunto de misiones secundarias que hacen que nos perdamos por el mundo creado. Éste es el método más usado en las últimas producciones de corte occidental. Y a partir de ahí varía mucho el número de horas que se le eche a un videojuego del género.

Por ejemplo, The Elder Scrolls V: Skyrim puede durar desde unas veinte o treinta horas, hasta doscientas o más. Todo depende del tiempo que dediques al videojuego. Mientras que jugar de la forma del primer caso puede hacer que no disfrutemos del videojuego como ha sido concebido, hay que hacerse una pregunta: ¿jugar completando absolutamente todo en un videojuego de tal calibre no puede hacer que comienzas a crear un sentimiento negativo hacia él?

the elder of scroll skyrim (8)

The Elder Scrolls V: Skyrim Remastered

En cambio, hay videojuegos de rol que son breves e intensos. Por ejemplo, Parasite Eve, videojuego de Square Soft lanzado para la PlayStation original no dura más de diez horas yendo rápido, por lo que esa relación tiempo jugado y dinero gastado comienza a tambalearse.

¿Un juego de conducción cómo puede ser analizado en duración?

Valentino Rossi: The Game se trata del videojuego que vamos a utilizar para hablar de duración en un juego de conducción. Muchos son los que dicen que es imposible analizar cuánto nos puede durar un videojuego del género porque más que nunca depende del grado de adicción por parte del jugador, pero seamos francos, hay un elemento esencial que permite experimentar con el videojuego durante más tiempo que otras ofertas parecidas lanzadas en el mercado.

Hablamos de los modos de juego. Valentino Rossi: The Game, no solo se centra en presentarnos diferentes competiciones de motociclismo, sino que presenta modos de juego basados el otras disciplinas como el Rally o el Drift más los siempre presentes modos online, entre otros. Además, presenta contenido para el fan del piloto más famoso de motociclismo de la historia, como modalidades centradas en su historia como puede ser el pilotar la Yamaha R1M de forma perenne en el Gran Premio de Misano mientras vamos entrenando, o extras que amplían su duración.

valentino_rossi_the_game_2

Valentino Rossi: The Game

En el otro lado de la moneda, tenemos F1 2015, un videojuego que amplió su apartado gráfico pero eliminando algunas modalidades de juego esenciales que parece ser volverán este año en la nueva entrega que se lanzará este verano.

Quizás no estéis de acuerdo pero en este varemos podríamos decir que Valentino Rossi: The Game es un videojuego más duradero que F1 2015, solo porque la oferta de contenido que nos ofrece es mucho mayor. Y esto puede ser trasladado a cualquier juego deportivo como el fútbol o baloncesto. Y a juegos de conducción más arcade como Need For Speed, que pese a contar con un Modo Historia abierto puede adolecer de otras modalidades lo que reduciría su duración a una única modalidad de juego… Son tantas las posibilidades…

¿Cuánto debe durar un capítulo descargable de las aventuras interactivas?

En los últimos años hay un hecho en la industria del videojuego que destaca sobre el resto de hechos: la proliferación de juegos descargables que permiten al jugador ir comprándolo por fascículos. Exacto, como esas promociones que tenías en el kiosco (y tienes aún) disponibles a ser compradas y que tardabas meses en tener el producto completo. En broma, podríamos asegurar que se tratan de productos duraderos, ya que entre el inicio y el final, si lo compramos en el momento del lanzamiento, estos videojuegos pueden durar meses en ser jugados.

game of thrones episodio 6 2

Game of Thrones: A Telltale Game

Ahora sí, fuera bromas, hay dos casos especiales que deberíamos tratar: la aventura interactiva popularizada por Telltale Games, e imitada por otras desarrolladoras, siempre suelen tener una duración parecida: cinco o seis episodios de dos horas de duración en término medio. Y son juegos que permiten poco detenimiento salvo que nos centremos en deambular por un escenario cerrado. ¿Es una duración justa? Hablaríamos en total de unas doce horas, que es lo que suele durar una novela gráfica tradicional o una aventura en tercera persona como Uncharted (haciendo paralelismos con otros géneros).

Otro caso a tratar es Hitman, un videojuego también dividido en actos y que se aleja de aquello que comprendemos que podría entrar dentro del modelo de negocio basado en episodios. Hitman tiene un episodio que puede durarte un par de horas, pero se amplía con contenido secundario, nuevos objetivos… Por tanto, cada acto puede durar mucho más que dos horas si el jugador ha encontrado una forma de conectar con su propuesta jugable. Esto hace que el acto pueda tener ocupado al jugador hasta que se lance el nuevo episodio.

Hitman Marrakesh

Hitman

¿Qué debería durar… Final Fantasy VII: Remake?

Nos habéis pillado. No se trata de un género. Pero sí que mezcla dos modelos mencionados aquí y su análisis deberían ser tratado aparte. Lo primero, es que si os habéis dado cuenta hemos ido desde una pregunta más general y sencilla como lo que debería durar un videojuego de rol, hasta lo que debería durar un videojuego que se dividirá en varios episodios, pero que formaban parte todos del videojuego original. Un videojuego original que duraba unas cuarenta o cincuenta horas.

El problema llega cuando Square Enix afirma que cada parte en los que se va a dividir este remake va a durar como un juego completo. ¿Qué quiere decir esto? Si tenemos tres entregas, ¿hablamos de ciento cincuenta horas? Y esa duración, ¿la veis justa para una historia que en sí había durado dos veces menos? ¿Da el contenido que tenemos en otros spin-offs del videojuego, o en otros productos como películas, para ampliar en cien horas la duración?

Final-Fantasy-VII-Remake-5-1280x720

Final Fantasy VII: Remake

O quizás, el videojuego dura unas cincuenta horas divididas en tres juegos de quince horas o veinte cada uno, haciendo un negocio perfecto.

Las compañías juegan con nosotros, nosotros jugamos con ellas un tiempo

Aquí quería llegar: los videojuegos duran lo que las compañías desean. Ellos estiran el producto más o menos, le otorga más o menos contenido, y nos lo venden a un precio u otro. Algunas de las medidas tomadas por muchas compañías y comentadas en este artículo son las que crean que tengamos una imagen negativa del mercado de los videojuegos, pero no es nuestra culpa… Ni de las empresas.

final_fantasy_vii_remake-3253265

Nosotros, como jugadores, tenemos que saber qué compramos, a qué precio, y por cuánto tiempo. Las empresas, como interesadas en obtener un beneficio, tienen que saber qué venden, a qué precio y cuánto contenido o duración ofrecen. Es decir, es un círculo vicioso que no sabemos responder. Y tras el modelo de Final Fantasy VII: Remake, la industria del videojuego puede cambiar para bien, o para mal.


Contenido relacionado