El eje central de Project Scorpio es la compatibilidad

La diferencia estaría en el rendimiento

Project Scorpio
 
 

Microsoft, la cual no asistirá a la Gamescom de este año, tiene en sus manos la primera consola 4K anunciada oficialmente (pese a la rumoreada existencia de PlayStation 4 Neo) y por ello tiene que tener mucho cuidado a la hora de comunicar algunas de sus funciones para no eliminar la posible base de usuarios que esté buscando en estos momentos una Xbox One (o su modelo Xbox One S). Según Mike Ybarra, jefe de ingeniería en la compañía americana, Project Scorpio tiene como fin último cambiar la forma en que los jugadores piensan.

Según Ybarra, la compatibilidad es el núcleo de Project Scorpio: “la compatibilidad siempre ha sido lo que hace que las generaciones de consolas se definan, ya que cuando abandonas una y obtienes la nueva, sueles abandonar los juegos y la consola para centrarte en la nueva generación“. Ybarra piensa que con Xbox One, Xbox One S y Project Scorpio los jugadores no van a tener que preocuparse en dejar nada atrás, porque la compatibilidad va a ser un elemento clave entre las tres plataformas. Es decir, que será el usuario quien elija qué consola quiere pero podrá acceder al catálogo de las tres (que según rumores y declaraciones de algunos miembros de la empresa sería el mismo).

Xbox One S - Project Scorpio

Esta forma de negocio ha sido inspirada por el mercado móvil: “en los móviles, las aplicaciones funcionan mejor en los nuevos modelos lanzados” explica Mike Ybarra. Esto podría significar que en Project Scorpio se podrían lanzar juegos que funcionarían mejor que en Xbox One o Xbox One S ya no en términos gráficos, sino también de rendimiento. ¿Es correcta la visión que ofrece Microsoft sobre el negocio que están planeando cubrir?


Contenido relacionado