Impresiones de Divinity: Original Sin II

El rol más clásico está de vuelta de manos de Larian Studios