id Software desvela los motivos tras la cancelación de DOOM 4

No consideraban que sería un título agradable para los fanáticos

id Software desvela los motivos tras la cancelación de DOOM 4
 
 

En una entrevista con Gamespot, los individuos tras la mítica saga DOOM hablaron de la decisión de no sacar adelante su cuarta entrega numerada. En primera instancia, id Software destaca que el título no se sentía como un juego perteneciente a la franquicia, siendo éste el detrimento primordial de su salida, por lo que, junto a otros motivos posteriormente explayados, la compañía optó por no continuar con su creación.

Exploramos una dirección y llegamos hasta un punto en donde sentimos que ésto no estaba capturando realmente lo que sentíamos iba a ser un buen DOOM y lo que los fanáticos querrían de él“, destaca Kevin Cloud. Luego, continuó el productor del juego, Marty Stratton, alegando que albergaba una esencia a ‘Call of DOOM‘, pues la obra no contaba con la misma estructura muy bien asentada en la industria.

Estaba mucho más cerca de esa clase de juegos. Muchas más cinemáticas, mucha más historia. Muchos más personajes que te acompañaban durante el curso del juego. Definitivamente, una deposición distinta, la cual tenía lugar en la Tierra. Era, ciertamente, un cambio en DOOM que lo llevó a mayor cinematografía, una experiencia más de scripts. Resultó una reimaginación del título a un nivel que era nuevo. Creo que no se sentía tan DOOM como muchos de nosotros esperábamos que se sintiese, continuó Stratton.

Posteriormente, el director creativo, Hugo Martin, prosiguió: “Era asombroso, pero era más realista. Era más sobre el impacto global de una invasión infernal. Como concepto, podía ver por qué llegaron hasta ahí pues probablemente yo también hubiese querido explorar eso –si no fuese un DOOM-. Para contar una mayor historia, se removió el protagonista. DOOM es sobre un tipo envuelto en grandes cosas. DOOM 4 era sobre las grandes cosas“.

Para finalizar, Gamespot recuerda una cita de 2014 del director del estudio, Tim Willits, también alusiva a la cancelación del producto: “No era sólo una cosa. No era algo como que la dirección artística fuese mala, o la programación. Cada juego tiene un alma, un espíritu. Cuando jugaste Rage, tenías el espíritu. Y DOOM 4 no tenía el espíritu, no tenía el alma, no tenía una personalidad. Tenía un poco de esquizofrenia, un poco de una crisis de identidad. No tenía la pasión y el alma que tienen los juegos de id Software“.

A pesar de ello, este mismo año la compañía lanzó DOOM, la entrega que hubiese sido la cuarta enumerada y la cual ha resultado ser de los mejores títulos de todo el año. Una creación sobresaliente, sin lugar a dudas, que mantiene viva la llama de la IP y que continúa dejando a sus desarrolladores en todo lo alto para la comunidad videojueguil.


Contenido relacionado