Illusion of Time: La naturaleza y el hombre

Illusion of Time: La naturaleza y el hombre
 
 

No es baladí decir que en 1995 el mundo del videojuego estaba marcado por otras pautas bien distintasillusion-of-time a las que vivimos actualmente. No se rebuscaba tanto entre el espíritu que tenía el propio guión, las enseñanzas que dejaba un videojuego permanecían en un segundo plano. Hoy en día la cantinela es bien distinta; aunque no obviemos el hecho de destacar un juego por su diversión o jugabilidad, el usuario también busca más allá y escarba en las posibles enseñanzas que deja un videojuego. Este pensamiento interno de cada uno no se centraliza en nuevos lanzamientos o en el videojuego más moderno, también está relacionado con títulos del pasado que en su día a lo mejor no sacamos conclusiones ocultas.

Al igual que un ser humano puede sacar conclusiones de su pasado, de los cuales no había aprendido en ese momento, un jugador puede arrancar ciertas pautas de guión que permanecieron ocultas hasta que volvió a jugar a un título en cuestión. Ocurre con infinidad de juegos y a infinidad de jugadores, y sin ir más lejos, un servidor se ha visto golpeado por la enseñanza naturalista y humana a través del guión de Illusion of Time.

Enseñanza sobre el avance del hombre

Si bien en un primer vistazo podemos percatarnos de la simplicidad que ofrece el guión del videojuego, en los tramos medios y finales de la historia nos vamos percatando de la enseñanza y de todo lo que nos tiene que contar Illusion of Time. Su guión gira en torno a la enseñanza de cómo el hombre a través de la naturaleza se contenta a sí mismo dañando el planeta, haciéndolo añicos y reduciéndolo a una gran bola de construcciones modernistas, cada vez con menos ríos y bosques. Sorprende cuánto menos ese golpe maestro en el guión cuando una de las polémicas que ofreció en su día el título, era que su historia resultaba más lineal que en otros juegos de rol venidos de Japón.

Ya de por sí el juego gira en torno a una aventura masiva alrededor del mundo, ofreciendo con esto un paseo para apreciar escenarios donde la belleza está asegurada. Dicha belleza es un símbolo que, aunque nos percatamos de ella, no llegamos a pensar que es un verdadero bofetón al mal uso que estamos haciendo del Planeta Tierra: el ciudadano, el hijo de la Tierra, sonríe impasible ante el avance tecnológico y de construcción, mientras tanto la Tierra, la madre, llora desconsolada por quitarle sus bosques, ríos y lagos.

illusion-of-time

La excusa del viaje que emprendemos con Will, el protagonista de Illusion of Time, nos sirve como un prefacio exquisito donde converge el primer problema a salvaguardar: un cometa está a punto de estrellarse contra La Tierra y debemos impedirlo. Para frenar dicha catástrofe deberemos combatir peligros y vivir disimiles situaciones que involucran cosas como la carga familiar, el amor, el canibalismo e incluso la supervivencia extrema. Las situaciones que se dan en Illusion of Time parecen no tener fin a medida que vamos avanzando en la historia creada por Mariko Ohara, y ese es parte del encanto al que hago referencia unas líneas más atrás.

Simplemente mediante imágenes que pueden resultar hasta corrientes en el mundo de hoy, Ohara nos muestra lo que somos capaces de hacer los seres humanos con tal de conseguir nuestra felicidad. Incluso podemos observar ciertas pautas donde el ser humano es víctima del deconocimiento, el miedo o la vergüenza más intensa. Se nos hace partícipes de una historia donde el ser humano tiene miedo a la soledad, al compromiso e incluso que titubea para declarar sus verdaderas intenciones. Illusion of Time es un ensayo sobre el comportamiento del ser humano, sus miedos, sus virtudes y gran parte de las situaciones comunes que se dan en la vida común de cada individuo. Por supuesto también nos topamos cara a cara con otra de las claves para entender la vida: la naturaleza. Si el progreso del ser humano, sus vivencias y preocupaciones se observan en claros ejemplos gráficos, el cuidado de la naturaleza es un ejemplo que se nos da más tardío y en el momento indicado.

illusion-of-time

En su final, y sin caer en graves spoilers que arruinen la experiencia del jugador que no lo ha finalizado, hay una conversación en la que el personaje se topa con miles de enigmas y donde pone en duda miles de aspectos que normalmente no tenemos en cuenta. El tiempo de vida que le queda a este planeta si seguimos destruyendo y arrasando con los pulmones que son bosques, ríos y anchos mares o qué provocará la extinción del ser humano. Todo esto se hace bajo un ambiente donde el propio juego aborda la incertidumbre por el futuro cercano, por el cambio, por los progresos no concebidos aún.

Viaje a través de la conciencia social

Illusion of Time es un juego intenso, que ofrece diversión a raudales y donde el protagonista invisible somos nosotros mismos. No por el hecho de ponernos al mando de un título en el que manejamos al protagonista, sino por nuestra condición de ser humano, aquella que nos hace ser partícipe de nuestros defectos, virtudes y errores hechos sin malas intenciones. ¿Es entonces el título de Quintet un ensayo y otro punto de vista sobre el ser humano y su conexión con la naturaleza? Sin lugar a dudas. Ofrece todos los elementos para serlo, su visión sobre la humanidad y su desenlace con moraleja a favor de la naturaleza la cual no tenemos tan en cuenta a lo largo de nuestra partida.




Dicho desconocimiento sobre la naturaleza y el salvamento de nuestra raza es lo único por lo que queremos destruir el cometa que amenaza con hacernos desaparecer del mapa. Tal vez deberíamos tener más en cuenta eso, tal vez estamos viviendo un mundo que como en Illusion of Time nos estamos preocupando de nosotros mismos y estamos obviando cómo se siente la naturaleza en este juego. Puede que algún día nos toque a nosotros combatir un cometa del que ya sea demasiado tarde salvarse, nunca se sabe.


Contenido relacionado