Ya solamente el porno puede salvar a Battleborn

Battleborn

PC PlayStation 4 Xbox One

Ya solamente el porno puede salvar a Battleborn

¿Os acordáis de este juego?

Ya solamente el porno puede salvar a Battleborn
 
 

Cada año vemos aparecer nuevos juegos y desaparecer otros, luchas encarnizadas entre empresas y triunfos inesperados, y la historia de Battleborn, no es más que otro fracaso más que pasará rápidamente al olvido. Desde que Gearbox decidiera tomar la arriesgada decisión de adentrarse en el terreno de los MOBA, el estudio de Randy Pitchford no ha hecho más que caer en una desgracia tras otra. El que se suponía que iba a ser uno de los grandes juegos del género para los próximos años cayó rápido frente al Goliat Overwatch. La historia que siguió a aquella derrota ya todos la conocemos, el título cayó en el más profundo ostracismo, mientras que Blizzard se alzó con la gloria al ganar el GOTY 2016.

Tras aquella humillación, Gearbox no ha sabido como resucitar un título, que pecó de ambición y de una campaña de promoción artificialmente grande, por lo que ha acabado en las estanterías de segunda mano de las tiendas junto a los FIFA y Pro de años pasados. Los jugadores no han vuelto a ver ningún aliciente para regresar a Battleborn, y su comunidad ha quedado reducida a los cuatro amigos del barrio. Por eso, que ahora volvamos a hablar de él debería ser algo positivo, ¿no? Que se lo pregunten a Randy Pitchford.

Y es que estamos ante otro episodio vergonzoso de la industria, que pese a crecer cada vez más y lograr mayores récords de los que enorgullecerse, de vez en cuando tiene que mirar para otro lado ante casos como estos. ¿Pero, de qué estamos hablando?  El máximo dirigente del estudio tejano, Pitchford, parece haber visto oportuno compartir a través de su cuenta personal de Twitter una conversación de Reddit que había sacado a colación Battleborn, relacionándolo con el porno.

No contento con eso, a continuación hacía una valoración del esperpento que acababa de cometer, con cierto tono de sarna, y con la intención de generar algo de debate en torno al juego en la red social.

Estamos convencidos de que el CEO de Gearbox debió tener un Blue Monday complicado y por eso decidió desahogarse con sus seguidores, porque si no no hay quién explique tal publicación. El caso es que al final ha conseguido lo que se proponía, y se ha acabado hablando de nuevo del juego, aunque no de la manera más positiva. Si un juego tiene la calidad suficiente, debería poder defenderse por sí mismo sin tener que recurrir a estas artimañas que no hacen más que desmerecer el trabajo de sus profesionales. Esperemos que con Bordelands 3 aprendan a no tropezar con la misma piedra.


Contenido relacionado