Condiciones Humanas, un digno DLC de Watch Dogs 2

Watch Dogs 2

PC PlayStation 4 Xbox One
Hasta 50% descuento en G2A
9

Increíble

Condiciones Humanas, un digno DLC de Watch Dogs 2

El mes que viene en Xbox One y PC

Condiciones Humanas, un digno DLC de Watch Dogs 2
 

Watch Dogs 2 vuelve a estar en los medios gracias a su primer DLC llamado “Condiciones Humanas”, y aunque podría parecer que no es más que nuevo contenido para disfrutarlo sin mayor transcendencia, estamos más cerca de una expansión que de un DLC básico. Lo que más llamará la atención es la existencia de tres nuevas misiones “principales” (no deja de ser contenido adicional, por lo que llamarlas así queda raro), un nuevo desafío cooperativo y un enemigo totalmente nuevo, el Inhibidor, del que hablaremos más adelante debido a sus funciones especiales.

El resto de detalles del juego siguen más o menos igual: el apartado gráfico, que sigue siendo espectacular, ha sido pulido poco a poco con nuevos parches; la jugabilidad sigue igual de adictiva como ya analizamos en su lanzamiento, y los personajes siguen siendo la principal baza de la historia que se nos cuenta. Por ello, no nos centraremos en hablar de la jugabilidad en general sino en cómo son los nuevos contenidos detallando algunos de sus aspectos jugables más destacados.

Historias adicionales

Las tres operaciones que se añaden con este DLC son: Mala Medicina, Autómata y Progreso Cáustico. Las tres misiones precisan estar a un punto determinado de la historia que no quiero mencionar para no hacer spoilers, aunque es cierto que la historia que cuentan, sin entrar de lleno en ellas, no es fundamental para comprender la historia de Watch Dogs 2. Sí tenemos una sensación al jugarlas: podrían haber sido perfectamente parte del juego original, y por esa parte, no comprendemos la decisión de eliminarlas para utilizarlas como contenido adicional más allá de la económica.

Watch Dogs 2 ya era un juego  largo, y estas cuatro horas que pueden durar las tres operaciones principales que se añaden con Condiciones Humanas podrían haber redondeado un juego de por sí casi perfecto. Pero como no es lugar de criticar prácticas que todas las empresas hacen en mayor o menor medida, pasamos a hablar de las sensaciones jugables a las que tenemos acceso cuando completamos este contenido.

En primer lugar, visitamos nuevos lugares y por lo tanto, no es contenido reciclado. Es de agradecer para hacer ver esa sensación de expansión y no contenido DLC que podría haber reutilizado escenarios con otras disposiciones. Sí que el desarrollo de las misiones se parece bastante al del juego original, por lo que no encontraremos nada nuevo bajo el sol salvo algún punto interesante como el tramo final de Autómata, que para nosotros, ha sido el mejor punto que nos ha dejado este DLC.

Los puzles vuelven a hacer uso de dos elementos clave: la conducción y la resolución de puzles mediante el uso de nuestras técnicas de hackeo. Recomendamos que hayáis completado suficiente contenido secundario como para tener las habilidades bastante desbloqueadas, ya que si hemos notado que la dificultad de este DLC es algo más elevada que en el juego principal (que de por sí, no era sencillo).

Si Autómata ha sido la misión que más nos ha gustado, Mala Medicina ha sido la que menos: no la hemos visto muy interesante, tiene un desarrollo mucho más tradicional, y lo que se nos cuenta (repetimos, no queremos profundizar en el argumento) no es fundamental para el juego (mientras que las otras dos pueden ayudar a ampliar el universo creado). Lo que sí se relaciona con el juego original es el tratamiento de temáticas como las que había en Watch Dogs 2: la ética y la tecnología, la extorsión, el uso de herramientas informáticas para acceder a contenido confidencial… Las tres misiones logran que pensemos en este tema y recapacitemos sobre cómo es el mundo que nos rodea. Y como sorpresa, un personaje importante en el final de Watch Dogs vuelve a aparecer en una de las misiones de la secuela. Agradecemos el esfuerzo de la compañía pro contentar a todos los usuarios y de conectar ambos mundos por muy distintos que parezcan.

¿El resto de contenido merece la pena?

La pregunta se podría responder con un depende: las operaciones cooperativas eran interesantes en el lanzamiento original, pero no añadían nada nuevo más que precisamente eso, ayudarse entre compañeros. Esto hace que esta nueva operación online sea interesante, pero nada más: añade otra hora más o menos de juego, por lo que nos iríamos ya a las cinco horas prometidas, aunque como decimos, no implementan mecánicas nunca vistas. Eso sí, nos ha parecido, como el resto de contenido, algo más compleja que otras misiones cooperativas.

En cuanto a la incorporación del inhibidor, este tipo de enemigo nos hará sudar y habrá que encargarse de él para realizar las actividades de hackeo con total normalidad. Se trata de un enemigo que no nos dejará trastocar ningún objeto del escenario, ni utilizar nuestras habilidades, por lo que es una buena incorporación que obliga a cambiar la táctica empleada: pasaremos de actuar en las sombras, a hacerlo bajo la mirada del inhibidor en algunos ocasiones para poder eliminarlo y seguir jugando de manera silenciosa.

La respuesta como dijimos antes es un depende: el DLC merece la pena sin lugar a dudas ya que amplía el contenido con cinco horas más de juego que nunca vienen mal. Además, las misiones principales tienen una calidad media parecida a la del juego original –aunque Automata nos ha gustado más que muchas operaciones principales-, pero lo cierto es que si terminasteis Watch Dogs 2 y no teníais ganas de profundizar más en el universo planteado, este contenido puede ser visto con otros ojos.


Contenido relacionado