Guía rápida para manejar a Shugoki en For Honor

For Honor

PC PlayStation 4 Xbox One
9

Increíble

Guía rápida para manejar a Shugoki en For Honor

Un personaje de gran resistencia y daño

Guía rápida para manejar a Shugoki en For Honor
 
 

Seguimos explotando el último título multijugador de Ubisoft, y si bien hace unos días os traíamos unos consejos para que pudieses mejorar jugando con Orochi, hoy cambiamos las tornas hacia un personaje diametralmente opuesto que lo único que comparte con aquel es una cosa: la facción. El héroe de defensa de los samuráis es un coloso cuyas principales características son su resistencia y su demoledor daño.

Manejar a Shugoki no es algo especialmente complicado, es un personaje sencillo, aunque dominarlo, como ocurre con cualquier otro héroe, es una tarea más compleja. Shugoki entra dentro de la catalogación de héroes defensivos, y es, posiblemente, el personaje con más aguante del juego por lo que sus características lo convierten en el tanque perfecto; por contra tiene algún importante inconveniente el primero es la velocidad, tanto para moverse, como para atacar siendo probablemente el héroe más lento del plantel de For Honor; el segundo es la barra de energía, muy fácil de agotar; si conseguimos lidiar con estos puntos desfavorables con habilidad desataremos todo el poder de Shugoki.

Para jugar con Shugoki hay que tener en cuenta un punto muy importante, vamos a recibir daño la clave está en cuanto daño recibirá el enemigo por cada ataque que nos dé. Shugoki tiene una habilidad pasiva única que le da una gran ventaja, el primer ataque de un enemigo no interrumpe la acción que estemos realizando, por lo que si estamos cargando nuestro golpe fuerte y recibimos un único ataque eso no impedirá que efectuemos nuestro golpe, lo que quiere decir que muy probablemente a pesar de recibir ese daño el contendiente que salga peor parado de este primer reparto será el enemigo, dado que Shugoki es uno de los personajes que más fuerte pega, especialmente si tiene el golpe fuerte cargado al máximo. Por contra, ese golpe consume mucha energía y es muy lento, por lo que habrá que saber cuando es el mejor momento para usarlo. Esquivar, como es obvio, es una acción poco recomendada cuando juguemos con Shugoki, a pesar de que es lento resultará mucho más efectivo bloquear.

Por tanto, no conviene iniciar el combate por uno mismo, sino que la que suele ser mejor opción es esperar mientras cargamos nuestro golpe a que el contrario nos ataque. Aunque este es uno de los ataques más interesantes de Shugoki, cuenta con un buen número de combos y acciones únicas que le convierten en un personaje muy divertido, además de enormemente devastador. Hubiera que continuar hablando de su cabezazo, si logramos efectuar con éxito un ataque, ya sea ligero o pesado, y continuamos el combo con una rotura de guardia Shugoki dará un cabezazo imbloqueable, que además de desequilibrar al rival, le cegará por unos instantes imposibilitándole ver de donde vienen nuestros golpes mediante el HUD, momento perfecto para continuar con algún otro ataque, como el encadenamiento de dos golpes fuertes.

La lista de movimientos de Shugoki no es especialmente larga, por lo que no tardaremos en dominar todos estos combos. Uno de los puntos fuertes del personaje, quizá sea como se desenvuelve con el entorno utilizándolo en favor, y aunque no sea nada honorable matar a un enemigo ensartándole en unos pinchos o tirándole al vacío, con Shugoki es una de las formas más viables y rápidas de acabar con cualquier contendiente, por lo que maximizar la distancia de lanzamiento es, desde luego, una opción inteligente. Uno de los combos más divertidos del personaje consiste en hacer una ruptura de guardia seguida de un golpe fuerte, con esta combinación el héroe bateará a su enemigo tan lejos como sea posible incapacitándole en el suelo durante unos breves instantes, o haciéndolo caer al vacío si el entorno así lo permite.

Sin embargo, sus dos habilidades más divertidas quizá sean la carga y el “abrazo”; utilizado fuera de guardia el primero nos permitirá utilizar un sprint que tumbará a todos los contendientes (incluidos los de nuestro equipo) con los que nos crucemos consumiendo energía; mientras que el segundo es, probablemente, el golpe más fuerte del personaje al mismo tiempo que el más divertido y difícil de ejecutar; reculando y pulsando el botón de rotura de guardia Shugoki se lanzará hacia delante en un movimiento imbloqueable que cogerá al rival y lo aplastará contra sí mismo, este movimiento es capaz de eliminar a un enemigo de un solo golpe (si la vitalidad del contrincante no es demasiado alta) o, con total de seguridad, acabar con él si se encuentra en estado crítico, además, de conseguir realizarlo con éxito recuperaremos vida, lo contrario ocurrirá si fallamos; perderemos un buen porcentaje de vida, por lo que es un recurso muy útil que conviene solo usar cuando se esté totalmente seguro de que se va a realizar con éxito.

Dados los puntos fuertes de Shugoki lo mejor a la hora de equiparlo es hacerlo con objetos que potencien el ataque, la energía o la defensa; el primero nos permitirá acabar más rápido de dar los golpes, mientras el segundo nos dejará permanecer activos y sin cansarnos durante más tiempo y el tercero resistir mejor las arremetidas rivales; maximizar cualquiera de esos tres apartados será una decisión inteligente, sería incluso recomendable prepararnos un Shugoki de cada tipo cuando alcancemos el primer prestigio. En cuanto a las proezas, la decisión es similar; existe una combinación de habilidades especiales que le convierten en toda una mole, combinación recomendable que consiste en equipar en el primer nivel la habilidad para lanzar a los enemigos más lejos, en el segundo la proeza que nos permita reducir velocidad a cambio de ganar resistencia al daño; en el tercero la habilidad pasiva de recibir menos daño cuando tengamos menos vida; y, finalmente, la habilidad para recuperar vida fuera de combate en la proeza de cuarto nivel. Sin embargo, la configuración de proezas es muy personal y enfocada al modo de juego de cada uno, por lo que os invitamos a probar vuestras combinaciones favoritas.




Las cualidades, ventajas y desventajas de Shugoki lo convierten en un personaje que flaquea contra los asesinos: Orochi, Pacificadora y Bersérker; aunque se convierte en un personaje efectivo contra sus colegas de defensa el Conquistador y el Huscarle; también se maneja bien contra los personajes de vanguardia, salvando al Kensei, e incluso los híbridos, aunque estos entrañan mayor dificultad dado su largo alcance en contra del reducido alcance de Shugoki. Por concluir, en Shugoki encontramos un personaje bastante polivalente que resultará especialmente útil en modos como Dominio o Escaramuza, y quizá no tanto en aquellos otros que propongan un combate de uno contra uno; Shugoki se maneja mejor cuando las peleas son multitudinarias.


Contenido relacionado