Blizzard reclama más de 8 millones de dólares a Bossland por daños

Argumentan más de 40.000 infracciones diferentes

Blizzard reclama más de 8 millones de dólares a Bossland por daños
 
 

Blizzard se encuentra actualmente en una batalla legal con la empresa alemana Bossland. El motivo de esto, es que Bossland se dedica principal a la elaboración y venta de softwares ilegales que otorgan ventajas fraudulentas a sus usuarios; podríamos también llamar a estos softwares los conocidos “trucos” con los que cuentan algunos videojuegos, solo que en este caso estarían siendo elaborados sin el consentimiento de la compañía original.

Al parecer, la compañía alemana llevaría bastante tiempo creando estos softwares para muchos de los títulos de Blizzard, entre los que encontramos Overwatch, World of Warcraft o Heroes of the Storm. Blizzard ha argumentado desde hace tiempo que estos programas violan las leyes de propiedad de la compañía, e incluso peor, provocan que algunos jugadores que no utilizan estos softwares se frustren ante los que sí los usan, lo que puede llevar a muchos a dejar de jugar. A pesar de que los problemas son bastante obvios, lo que ha llevado a Blizzard a acelerar el proceso legal es el hecho de que Bossland haya dejado completamente de prestar atención a sus querellas, ignorando cualquier tipo de comunicado o citación por parte de la compañía americana.

Lógicamente, con el proceso legal llegan un seguido de demandas por parte de Blizzard, y el punto principal recaería sobre los 8.563.600 millones de dólares que reclamarían en daños. Para llegar a esta cantidad, la compañía se ha basado en el hecho de que según los propios datos de Bossland, se han vendido 118.939 softwares desde el pasado julio de 2013, de los cuales un 36% serían únicamente de juegos de Blizzard, lo que supondría un total de 42.818 infracciones. A pesar de que la cantidad pueda parecer muy elevada, lo cierto es que según se informa, los más de 8 millones de dólares servirían únicamente para cubrir los daños, evitando así cualquier reclamación extra.

La compañía alemana sigue todavía en silencio, manteniendo la dinámica de acción que han demostrado durante los últimos meses. Acorde con la propia Blizzard, creen que esto no es más que una estratagema para evitar que cualquier acción de Bossland pudiera volverse en su contra, intentando así mantener su negocio como si nada ocurriera y provocando que las demandas de Blizzard caigan en el olvido. Por el momento no hay nada oficial acerca de cómo está evolucionando la situación en términos legales, pero parece claro que no van a poder encontrar una solución demasiado “pacífica”.


Contenido relacionado