Dragon Ball y el misterioso origen y funcionamiento del Ki

Dragon Ball Super

Arco - Torneo del Poder

Dragon Ball y el misterioso origen y funcionamiento del Ki

¿De donde proviene este mágico elemento?

Dragon Ball y el misterioso origen y funcionamiento del Ki
 
 

Todo gran shonnen que se precie tiene elementos fantásticos. Es uno de los secretos mejor guardados de todo dibujante, y en gran parte, lo que ha llevado a popularizarse este género y por ende el anime. Lo que causa una gran atracción por estas historias no es especialmente su trama (aunque haya excepciones) o sus personajes, sino los poderes y habilidades que poseen. Desde George Lucas, pasando por J.R.R Tolkien, y por supuesto Akira Toriyama, todos los autores han hecho uso de elementos fantásticos para dotar a sus obras de un universo imaginario sin límites. La inclusión de estos toques mágicos consiguen trasladar al espectador/lector hacia una nueva dimensión, una vez que ya ha quedado prendado de la verosimilitud de la historia. Este es un fenómeno que ha tendido un crecimiento increíble en la cultura popular nipona y especialmente en sus animes y mangas. Akira Toriyama, uno de sus mayores exponentes también supo plasmar ciertos elementos fantasiosos en “Dragon Ball” gracias al famoso Ki.

Después de más de tres décadas de historias dentro del universo de las bolas mágicas, muchos son aún los que se preguntan por el origen y significado de esta especie de fuerza vital que permite dotar a ciertos personajes de habilidades sobrehumanas. El Ki constituye el pilar base sobre el que se fundamenta toda la obra de Toriyama, y gracias a él tiene coherencia todo lo que acontece en su mundo. No obstante, pese a que constituye el elemento fantástico principal, su base la encontramos en un concepto real, y quizás sea precisamente ese su secreto para conseguir ser creíble dentro de unas premisas que a todas luces no lo son.

El Ki, traducido como “energía latente”, no es otra cosa que la corriente vital que fluye a través de todas las cosas y seres. Se encuentra en todas partes y constituye el sentido de existencia del universo de “Dragon Ball”. Su descripción se asemeja bastante a la que años antes había atribuido Lucas a la Fuerza, pero a diferencia de esta, el Ki puede manifestarse de forma tangible. Si bien es cierto que Toriyama lo utiliza para medir el poder de los seres, el Ki no implica simplemente fuerza, ya que puede ser empleado de otras formas menos transgresoras con el intelecto o la persuasión. Su naturaleza gradiente se la debe al término chino “Chi” del que proviene, y el cual refiere a la propia energía de la vida en la Tierra.

De esta manera, y dependiendo del usuario, el Ki puede ser empleado como un arma de combate a través de distintas técnicas, o de forma táctica. Es esta segunda vía la que ha dado más profundidad a la serie a lo largo de los años. Desde que aterrizaron los Saiyajin en la Tierra, la presencia de dicha energía se hizo más visible, no porque estos la trajeran desde su planeta, sino porque tenían un mayor dominio para materializarla. Todos recuerdan el famoso Scouter de Nappa y el “It´s over 9000!” con el que descubrimos por primera vez la cantidad de Ki que poseía Goku, sin embargo la capacidad para presenciar la energía en otros seres (Sentōryoku) es inherente y no necesita de aparato alguno. Pero además de servir como radar, el Ki también permite otras cosas como discernir la naturaleza del mismo, pudiendo así prevenir los actos de los distintos usuarios.

La importancia del Ki es tal, que sin ella no hubiéramos conocido nunca los distintos niveles de poder que alcanzan de los Supersaiyajin una vez que concentran ciertas cantidades de energía, ni las famosas técnicas que hicieron popular a “Dragon Ball” a partir de la saga Z. La capacidad para acumularla es aprehendida y no innata, ya que como pudimos comprobar durante la saga de Buu, una humana como Videl también podía llegar a dominarla para volar. E incluso cuando Goku se dispuso a derrotar al enemigo rosado, pidió a los distintos habitantes de la Tierra que le enviasen su energía para concentrarla en la Genki-dama. El Ki siempre ha sido el verdadero protagonista de la serie, y durante la última temporada está cobrando una importancia creciente. Con la llegada de los Dioses de la Destrucción, esta energía ha pasado a un plano divino con la consecuente transformación de los personajes en sus modos Dioses. No obstante parece que Goku y compañía no tendrán demasiado tiempo para experimentar con ella en el próximo gran Torneo del Poder.

Las extrañas normas que han impuesto los Reyes del Todo prometen una mayor concesión hacia la habilidad que hacia el poder. El hecho de que se vayan a enfrentar todos los luchadores al mismo tiempo hará necesario una estrategia y táctica que no habíamos visto hasta ahora en “Dragon Ball”. Sin embargo Toriyama parece ser consciente del atractivo que despierta el Ki en la serie, y no terminará de tirar la toalla. Está confirmado que veremos nuevas transformaciones tanto en Goku como en Vegeta, y Krilin parece que tiene una nueva técnica secreta que mostrará durante la competición. Además durante los últimos episodios se han hecho un gran hincapié sobre la calificación de poder que había recibido el Universo 7, por lo que es seguro que veamos de nuevo un espectáculo de luces y colores. El Ki parece que seguirá dando sentido a la fantasía de “Dragon Ball”, y a todas sus mágicas batallas.





Contenido relacionado

1 comentario

  1. Siempre he asemejado el Ki a la Fuerza, aunque esta última no se presente de forma tangible, como bien indicas. Bastante curioso la verdad ^^

Dejar un comentario