El androide fue uno de los más carismáticos de la película

Este es el origen de K-2SO en Rogue One: Una historia de Star Wars

El androide fue uno de los más carismáticos de la película

Este es el origen de K-2SO en Rogue One: Una historia de Star Wars
 

El año pasado fue el momento más importante para Disney desde que se hiciera con los derechos de Lucasfilm en la saga galáctica. Los fans recibieron con los brazos abiertos una nueva trilogía de Star Wars, pero miraron con escepticismo la Antología que pretendía expandir el universo de George Lucas. Sin embargo todos esos temores quedaron despejados tras el estreno de “Rogue One: Una historia de Star Wars” las pasadas Navidades. La película de Gareth Edwards fue el primer spin-off de la franquicia, e introdujo muchos elementos novedosos nunca vistos. La ausencia de Jedi en la trama, no desmereció para nada a sus protagonistas. Incluso el tono de humor de la trilogía original que traía R2-D2 se mantuvo gracias al nuevo androide K-2SO. Sin embargo son muy pocos detalles los que tenemos sobre este misterioso personaje, del que ahora conocemos más.

El actor encargado de darle vida, Alan Turyk, y el supervisor de animación Hal Hickel han tenido la oportunidad de charlar con Comicbook sobre k-2SO. Aprovechando el lanzamiento de la versión doméstica de “Rogue One: Una historia de Star Wars” (que llegará a nuestro país a finales de mes), han querido dar un adelanto del contenido que tendrá, explicando un poco del trasfondo y los orígenes del sarcástico androide imperial.

“La historia de fondo era muy limitada. Sabíamos que pertenecía al Imperio y que tuvo una especie de renacimiento cuando Cassian lo reprogramó. De alguna manera estaba esclavizado. Era más un personaje con carácter estoico que tenía que seguir órdenes”. “Básicamente, él corría de un lado a otro, haciendo cosas relacionadas con la seguridad, tenía un montón de llaves colgando de su cinturón”.

Además, también afirmaron que la historia narrativa de K-2SO en “Rogue One: Una historia de Star Wars” debía reflejar en cierta manera su pasado y de dónde provenía. Puesto que hacía aparición de forma repentina, su pasado podía resultar en cierto modo confuso.

“De hecho, puedes vislumbrar otro androide ejecutor en las instalaciones imperiales e hicimos que luciera realmente impecable, sin defectos en su pintura ni nada, mientras que K-2 está completamente rayado. Consideramos quitar por completo la insignia imperial que lleva en su hombro, pero decidimos mantenerla, está algo borrada, pero aún la puedes ver. Supusimos que los Rebeldes eran unos tipos duros y que no iban a sentir mucha compasión al respecto.”

“Rogue One: Una historia de Star Wars” legará a las casas de los fans el próximo 19 de abril, y contendrá todo tipo de curiosidades y aspectos relacionados con el rodaje. Es un gran aperitivo para lo que está por venir en unas semanas, y de cara al estreno de “Star Wars: Los Últimos Jedi” estas Navidades. Lo que está claro es que “Rogue One” ya es un gran referente para las futuras entregas gracias al enorme éxito que ha supuesto en taquillas. ¿Tenéis ganas de volver a verla?


Contenido relacionado