En Nueva Zelanda no quieren que los menores vean Por Trece Razones

Por Trece Razones

En Nueva Zelanda no quieren que los menores vean Por Trece Razones

En Nueva Zelanda no quieren que los menores vean Por Trece Razones
 

Aunque Por Trece Razones nació sin duda alguna para concienciar a la población, especialmente a la juvenil, del daño que podemos hacer con nuestras palabras a nuestros semejantes, parece ser que la polémica creada a raíz de mostrar imágenes tan crudas durante la serie, está provocando que muchas instituciones y psicólogos duden acerca del impacto que puede tener la serie en menores de edad. Como ya descubrimos en nuestro especial de secretos de la serie, tras finalizar su temporada, muchos espectadores han sentido tristeza e incluso han llegado a vomitar o marearse en algunas de las escenas. Esto está provocando por un lado una avalancha de críticas y como en este caso, sea calificada como apta tan solo a mayores de edad.

Los responsables de televisión del país aseguran que Por Trece Razones “ignora la relación entre el suicidio y la enfermedad mental que a menudo lo acompaña”. Esto es algo que preocupa mucho a las autoridades, pues en Nueva Zelanda se muestran una de las tasas más elevadas de suicidio entre adolescentes, poniendo así en alerta la llegada de la serie al país. Algunos expertos están seguros que debido al “efecto llamada” la serie puede provocar más suicidios de los que pueda evitar.

En España la serie ha sido calificada apta para mayores de 16 años, además esta calificación solo es debida al lenguaje empleado y por la visualización de escenas de sexo y contenido violento, como el que observamos en el último episodio con Hannah como protagonista.


Contenido relacionado