Un jugador recibe por error la copia maestra del Starcraft original

La versión llegó junto con otros juegos clásicos

Un jugador recibe por error la copia maestra del Starcraft original
 
 

Cada cierto tiempo salen a la luz casos curiosos de compras con envíos equivocados, jugadores que reciben mucho más de lo que pidieron o demás errores curiosos. El que nos ocupa hoy tiene como protagonistas a un jugador llamado Héctor Solorzano y una copia muy especial de Starcraft.

Hablamos de la copia Gold original, que incluye todo el código fuente del juego y cuyo valor es muy elevado. Tras publicar una imagen del mismo al haberlo obtenido comprando un pack de juegos clásicos de Blizzard, le llovieron propuestas y ofertas para vender o difundir dicho código, hasta que la propia compañía se puso en contacto con él, solicitándole que devolviera el juego, que había desaparecido dos décadas antes de sus instalaciones.

Hmm… never seen something like this before.

Una publicación compartida de @polygondaily el

Parece que Solorzano quedó convencido con los argumentos de Blizzard, y finalmente decidió devolver la copia de Starcraft a su desarrolladora, una reacción que muchos no llegaron a comprender. Esta acción no ha quedado sin recompensa, pues el propio jugador ha compartido una imagen de un generoso lote de productos que incluye un varios periféricos, juegos y merchandising, todo valorado en 250$, además de una invitación con los gastos pagados a la BlizzCon.

Yooo #blizzardentertainment sent me some free shit! #overwatch #diablo3

Una publicación compartida de @polygondaily el

Con la copia ya devuelta, el resto de jugadores tenemos pocas posibilidades de que suceda un caso similar, aunque siempre estamos a tiempo de disfrutar del Starcraft original de forma gratuita mientras no llega la versión remasterizada, que se espera pronto.





Contenido relacionado

1 comentario

  1. Que la gente no entienda por qué lo devolvió dice mucho de la comunidad en general y de nosotros como especie…Hablamos del trabajo de unas personas que (por negligencia, todo sea dicho) han perdido. Era lo que había que hacer.

Dejar un comentario