THQ Nordic explica por qué se apropió de la marca THQ

Una decisión favorable, asegura la compañía

THQ Nordic explica por qué se apropió de la marca THQ
 

Cuando Nordic Games, una distribuidora de videojuegos basada en Austria, anunció que cambiaría su nombre a THQ Nordic, muchos recibieron la noticia con algo de incredulidad. Es un rebranding que ha sido criticado debido a su asociación con una de la historias de fracaso más notables en la industria de los videojuegos: la caída de THQ, la distribuidora propietaria de varias IP como Darksiders, Red Faction, Destroy All Humans y MX vs. ATV.

Nordic Games adquirió la marca de THQ y varias de sus franquicias en 2014, y el año pasado la compañía hizo uso de esa adquisición cambiando su nombre a THQ Nordic, una jugada que asegura ha sido favorable. En una reciente entrevista con Gamesindustry, el Director de Negocios y Desarrollo de Productos, Reinhard Pollice, reveló el razonamiento detrás de la decisión. “Sí, al final, THQ fue conocida por su fracaso“, admite. “Pero también fue conocida por grandes experiencias de juego. Por eso es que pensamos que era una marca popular que debíamos usar. Ya somos más reconocidos ahora de lo que Nordic Games jamás fue“.

Probamos los futuros títulos que llegarán de THQ Nordic

Pollice también afirma que en Estados Unidos, por ejemplo, el cambio los puso “en el radar de mucha gente“. El ejecutivo rechaza la idea de que la marca lleva el estigma de la bancarrota, y en cambio señala el potencial que tienen varias IP que THQ Nordic ahora posee, como el anticipado Darksiders 3. El desafío ahora es llevar esos nombres hacia adelante, y fijar una identidad nueva en ese portafolio de franquicias, razón por la que simplemente no cambiaron su nombre a “THQ“. La distribuidora quiere la asociación con la marca, pero también quiere dejar claro que de trata de una nueva compañía.

En términos de ejecución, Pollice también admite que la adquisición supuso un cambio importante para THQ Nordic. En esencia, la empresa está utilizando estas propiedades como impulso para perseguir proyectos de mayor escala, y como resultado convertirse en un conglomerado de mucho más peso. Antes se encargaban de ser una simple distribuidora, “pero ahora también tenemos nuestros propios estudios, tenemos uno en Munich y otro en Phoenix, Arizona“, explica el director.

Y sobre el fracaso de THQ en sí, es un hecho que Pollice lamenta, a pesar de haberle traído nuevas oportunidades a Nordic Games. “Pensé que encontrarían una manera de seguir“, confiesa. “Sabía que algunas cosas no estaban funcionando para ellos, pero pensé que eran muy grandes para fallar. Al final, observando su estructura, esta compañía no debió haber fracasado; simplemente fueron muchas malas circunstancias“.


Contenido relacionado