Muere el ilustrador Alfonso Azpiri, autor de portadas de videojuegos

Rocky le consolidó como la figura que llegó a ser

Muere el ilustrador Alfonso Azpiri, autor de portadas de videojuegos
 
 

Con que me llames Alfonso me parece suficiente, no hace falta ponerme otro nombre. La gente me llama maestro, y lo que yo digo es que nunca han visto un dinosaurio vivo“. Así comenzó el gran Alfonso Azpiri una de sus últimas entrevistas en el medio Hobby Consolas, meses antes de fallecer. No destacaba por su egocentrismo, tampoco por considerarse el mejor. Alfonso Azpiri murió ayer a los 70 años, cifra que quizás se puede relacionar con el inicio de su carrera, precisamente en los años 70.

En esa década comenzó a trabajar en la revista Trinca, aunque tuvo que irse en varias ocasiones a Italia a realizar cómics de tono erótico. Su trabajo al inicio no era reconocido en España, pero llegó una oportunidad: en los años 80, comenzó a trabajar con Cimoc y Heavy Metal, y sobre todo, empezó a dibujar algunas de las portadas más famosas de la época en lo que a videojuegos respecta; una época de oro en nuestro país que tuvo éxito, en parte, gracias a los espectaculares dibujos de Azpiri.

Otro éxito que sumar es el que obtuvo con Mot, popularizado en las páginas del ‘Pequeño País‘. Y como el más recordado, cuando Pablo Ruiz, a la cabeza de Dinamic Multimedia, se acercó a casa de Azpiri a pedirle que ilustrara Rocky, uno de esos videojuegos antes mencionados que pertenecieron a la época dorada del desarrollo de videojuegos españoles. Fue a partir de ese contrato, de unas 25.000 pesetas por ilustración, cuando Azpiri se hizo más y más famoso. Gracias a él, el videojuego español no habría brillado tanto, con seguridad.