Stan Lee recuerda el nombre original que pensó para los X-Men

La patrulla de mutantes cambió de denominación en 1962

Stan Lee recuerda el nombre original que pensó para los X-Men
 

Desde que en 1963 un joven y desconocido Stan Lee apareciese junto a Jack Kirby en el primer y antológico número de los X-Men, la patrulla de personajes se ha ido convirtiendo cada día más en toda una institución. Marvel lleva años desarrollando y expandiendo su universo, y haciendo crecer una franquicia que arrastra a millones de fans cada año a las tiendas de cómics. No ocurre así en el cine, donde los mutantes cogieron un camino distinto en el año 2000 con la primera adaptación al cine, bajo los derechos de 20th Century Fox. No obstante el estudio tiene en la actualidad varios proyectos en marcha relacionados con la saga como “Deadpool 2” o ” Dark Phoenix”. Esta explotación de la imgaen de Lobezno y compañía ha revivido la popularidad inicial que tuvieron los personajes, poniendo en la primera línea de actualidad sus idas y venidas, y atrayendo a nuevas legiones de seguidores que desconocen el origen de la idea que salió de la mente de Lee.

A DiCaprio le gustaría ser Stan Lee en un biopic del icono de Marvel

El padre de los X-Men quiso arrojar un poco de luz a una cuestión que quedó clara ya hace años pero que se suele olvidar fácilmente. En uno de los paneles de Wizard World, celebrado en Nashville el pasado fin de semana, Lee volvió a explicar a la audiencia la historia del origen de la patrulla. “Quería demostrar que la gente puede ser diferente y aún así seguir siendo buena”, confesó. Marvel siempre se ha diferenciado de su gran competidora por el mayor realismo de sus personajes y el tratamiento de problemas sociales palpables. Fue eso precisamente lo que exploró el creador con su obra magna. “No tienes que ir siempre con gente como tú, sino que hay otro tipo de personas que pueden ser igual de buenas y que solemos marginar. Tenemos que ser más tolerantes con todo el mundo independientemente su color de piel, religión o cualquier otra cosa“.

Toda esa intencionalidad de Lee quedó muy bien reflejada en la labor del Profesor Xavier al comprender y recoger a todos aquellos mutantes desprotegidos y acosados simplemente por ser diferentes. No obstante cuando acudió con la idea de gente con superpoderes de nacimiento, a su editor Martin Goodman, este tenía su propia visión del concepto. “Cuando le llevé la idea, mi editor dijo: ‘sí, me gusta la idea, pero no puedes llamarlos los X-Men’. Yo quería llamarlos originalmente Los Mutantes, confesó Lee. Su jefe sin embargo no tenía mucho aprecio por los lectores y creía que la esencia de la historia no quedaría bien entendida. “Él dijo: ‘nuestros lectores no son inteligentes, no van a saber lo que es un mutante‘. Yo no estaba de acuerdo pero era mi jefe y tuve que pensar en otro nombre”.

Lee se vio obligado a obedecer los deseos editoriales de Marvel para poder sacar adelante su historia, intentando mantener la esencia de la idea original. “Me fui a casa y estuve pensando, y pensando… y llegué a los X-Men. Se lo mencioné al día siguiente y me dijo que le parecía bien”. A Lee le pareció bien el cambio aunque de quedó algo incrédulo ante la rápida respuesta de Goodman. “Si nadie sabría lo que es un mutante ¿cómo alguien va a saber lo que es un X-Man? Pero él estaba de acuerdo con el nombre así que lo usé”, concluyó.

Fuera o no una buena decisión, los X-Men se convirtieron con el paso de los años en la joya de la corona de Marvel y sus personajes fueron madurando y creciendo. Los mutantes de Lee se adueñaron de casi todos los cómics del estudio y los crossovers fueron una práctica algo más que corriente. ¿Hubieran triunfado igual de no llamarse así? Nunca lo sabremos, pero en la mente de los miles de fans que han seguido sus historias a lo largo de los años siempre serán los X-Men.

 


Contenido relacionado