Tres motivos por los cuales SwapQuest merece tu atención

SwapQuest

PlayStation Vita
7

Bueno

Tres motivos por los cuales SwapQuest merece tu atención

Una entrañable aventura nos aguarda en Aventana

Tres motivos por los cuales SwapQuest merece tu atención
 
 

Hace más de un año, SwapQuest arribó a PlayStation Vita con una interesante propuesta. Un juego que, haciendo uso de una llamativa y singular combinación de estilos jugables, intentó ofrecer algo distinto, cuyos horizontes posteriormente se expandirían a iOS y Android. Hoy, la creación de Rebusmind ha llegado a PC, Xbox One y PlayStation 4 y, por lo tanto, compartimos con ustedes tres motivos por los que merece un vistazo, intentando demostrar así qué tiene por ofrecer esta interesante producción.

Una agradable simbiosis de rol y rompecabezas

SwapQuest (5)

El principal aval para hablar en buenos términos de SwapQuest es su composición jugable. El producto, que podría resumirse en un Final Fantasy conoce a Pipe Mania, presenta una simple, pero divertida, fusión entre el género RPG y los puzles, la cual permite ofrecer una serie de mecánicas sencillas que, si bien monótonas a largo plazo, logra entretener en amplias cantidades durante toda la aventura. Ésta posee una modalidad rejugable para disfrutar de cada enfrentamiento sin limitante alguna, mas es en su campaña principal, pese al tenue peso de su historia, donde recae la mayor diversión de todo el contenido, especialmente gracias a la sensación de aventura que logra producir.

Con tan sólo intercambiar las fracciones del camino para que nuestro protagonista continúe su sendero, pudiendo modificar su dirección para combatiro eludira los enemigos y encontrar cofres y secretos para aumentar nuestro botín, el título logra mantener al jugador siempre atento, pues el tiempo avanza y tendremos que pensar con rápidez para sortear los obstáculos y, a su vez, obtener una ganancia su respectiva ganancia. Lo más destacable de ello es que la obra nunca se torna injusta, pues cuenta con la medida equilibrada para que, pese a que es desafiante, no se convierta en una frustración en ningún momento, lo cual se aúna a un sistema de progresión de personaje que, aunque no muy profundo, y ofreciendo distintos estilos de juego para adaptarse a todo usuario desde un principio, logra impulsar a conseguir los mejores resultados posibles, ya sea en una misión normal o, específicamente, en las distintivas batallas contra jefes finales.

Simpleza y accesibilidad

Aunque ambas son características que, en una magnitud más notoria, se apegan más a sus variantes portátiles, la realidad es que también son de agradecer en sus nuevas versiones. El juego, sin pretensión alguna de abarcar ámbitos que no puede permitirse, cuenta con una premisa básica y la explota en su justa medida, sin necesidad de añadidos voluminosos que entorpezcan su verdadero quid. Aunque cabría mencionar que el juego no cuenta con una cantidad de contenido que ofrezca inmensurables horas de disfrute, pues el único medio que alberga para hacerlo es su modalidad interminable, cuya proposición es, como en cualquier otro producto, artificial, cierto es también recordar que su enfoque es más modesto, un trabajo que busca representar horas de entretenimiento sencillo que puedan ejecutarse de forma desinteresada en momentos esporádicos y, al fungir tal rol, cumple lo que debería cumplir.

Diversión en conjunto

El principal añadido que ha recibido SwapQuest en su actual cosmovisión es la modalidad de dos jugadores en local. Ésta, junto a la potestad de cambiar el estilo gráfico pixelado por uno más suaveambos genialmente logrados, tanto en diseño como en calidad-, representan las modificaciones más sustanciales de una maquinación que, de por sí, ya ofrecía un producto merecedor de un vistazo pero que, en esta inédita edición, muestra su mejor rostro posible.

Ahora, especialmente por el primer aspecto resaltado, Aventana puede ser un lugar realmente adictivo. Disfrutarlo con un amigo se ha presentado como una mecánica más que llamativa, pues dota al juego de mayor diversión no sólo porque, equiparándose a muchas otras propuestas, la obra de Rebusmind se beneficia mucho de un cooperativo, sino porque, además, las posibles situaciones que pueden generarse por la fusión de diversos estilos de juego permite apreciar una travesía muy diferente a la individual, una en la que ‘diferente’ actúa como sinónimo de ‘mucho más disfrutable‘ y que, pese a que, probablemente, no nos hallamos ante un juego para todo público, se erige como la punta de lanza de nuestra afirmativa sobre su recomendación.





Contenido relacionado