Ubisoft y Bethesda, como ejemplos de buen hacer en Nintendo Switch

DOOM

Nintendo Switch PC PlayStation 4 Xbox One
8.5

Muy bueno

Ubisoft y Bethesda, como ejemplos de buen hacer en Nintendo Switch

El apoyo oriental también está siendo destacado

Ubisoft y Bethesda, como ejemplos de buen hacer en Nintendo Switch
 

Dos compañías occidentales están sorprendiendo en el inicio de la andadura de Nintendo Switch. Viendo la trayectoria de la compañía japonesa, era de esperar que las compañías de dicho país fuesen las que más apoyo otorgasen a la consola (por ejemplo, Square Enix lo está haciendo), pero el papel de Ubisoft y Bethesda ha llegado casi sin avisar. Muchos pensábamos que los rumores sobre Mario + Rabbids: Kingdom Battle, Doom o The Elder Scrolls V: Skyrim eran falsos, pero el tiempo les ha ido dando la razón.

Si estas dos compañías son ejemplos del buen hacer en Nintendo Switch es por un motivo: los desarrollos occidentales también tienen su espacio en la consola. Además, han encontrado su público. Así, Mario + Rabbids: Kingdom Battle ya es el título de una compañía ajena a Nintendo más vendido de la consola (superando así las 500.000 unidades, como mínimo, que ha logrado ha día de hoy Super Bomberman R); Doom ha despertado mucho ruido mediático al ser un título sangriento y, aparentemente, bien convertido en Nintendo Switch; y The Elder Scrolls V: Skyrim, acabará llegando con todo el contenido adicional lanzado (excepto mods) con un port muy trabajado (que incluye control de movimiento y customización de The Legend of Zelda).

Wolfenstein II: The New Colossus es el otro anuncio que ha realizado Bethesda para la consola, y aunque llegará meses después que su lanzamiento en el resto de plataformas, es el primer desarrollo actual multiplataforma de una compañía de este nivel (exceptuando títulos deportivos) que aterrizará en Nintendo Switch. No sabemos cómo acabará vendiendo, ya que los usuarios de Nintendo nunca han podido probar la primera parte en una consola de la marca, pero más que el éxito comercial, lo que importa es lo que simboliza: también es posible adaptar un juego de “nueva generación” en una consola híbrida menos potente como Nintendo Switch.

El primer port que llegará y que podría ser catalogado como AAA actual es el mencionado Doom. Se ha confirmado que funcionará a 30 fps, y claro está, tendrá texturas a un menor nivel de detalle. En cambio, los primeros gameplay off-screen han permitido a los usuarios confiar en que se está haciendo un trabajo de 10. Algo que, por ejemplo, no se ha podido ver con videojuegos como Troll & I (un desarrollo indie bastante pobre técnicamente) o el propio FIFA 18 (que llega sin algunos modos de juego, pero aún así, siendo el juego de la franquicia más trabajado en una portátil).

The Elder Scrolls V: Skyrim, sorprende no solo por su contenido, sino por la fidelidad que tiene el port respecto al de PlayStation 4 y Xbox One. Vale que es un título de antigua generación, pero la calidad de las texturas, la distancia de dibujado y su suavidad sorprende mucho verlo en una consola tan pequeña como Nintendo Switch. Será uno de los primeros títulos enfocados totalmente a un jugador tras el lanzamiento de The Legend of Zelda: Breath of the Wild y Mario + Rabbids: Kingdom Battle, con una historia que puede superar los varios centenares de horas, más contando con todos los contenidos adicionales lanzados para el juego base. Seguro que será uno de los juegos más vendidos este año para la consola, al igual que lo es para las consolas de Sony y Microsoft.

Ubisoft, en cambio, ya ha materializado su apoyo a día de hoy con ese Mario + Rabbids: Kingdom Battle, toda una oda de amor a Nintendo ya que utiliza los personajes de Mario en una aventura que los une con sus mascotas: los Rabbids. Es un gran título de estrategia por turnos que bebe mucho de la franquicia XCOM, y que devuelve a los usuarios de Nintendo Switch una aventura completa y extensa, con el mejor apartado técnico de la consola a día de hoy. En serio, el trabajo realizado por la compañía es soberbio, ya no solo a nivel técnico (con las mejores texturas y la mejor iluminación de todo el catálogo) sino a nivel artístico, respetando en todo momento lo mejor de las mascotas de ambas compañías.

Además, la compañía gala está siendo especialista en lanzar versiones de sus juegos más exitosos como Just Dance, que estuvo con la entrega de 2017 en el lanzamiento de la consola, y volverá a estarlo pronto con la versión de 2018; Rayman Legends: Definitive Edition, que ha llegado hace escasos días a Nintendo Switch con la mejor versión (prescindiendo, eso sí, de algunos controles táctiles) y con nuevos contenidos (como el torneo de Kung Fútbol); Steep, que sigue estando en desarrollo debido a la complejidad del trabajo de adaptarlo a la consola híbrida; Starlink: Battle for Atlas, un ambicioso proyecto que aglutinará lo mejor de los juegos de acción espacial, los mundo abiertos y las figuras de expansión… Y por último, hay que mencionar que Ubisoft está trabajando en el mercado casual con la publicación de una versión de Monopoly.

Mario + Rabbids Kingdom Battle

A simple vista, Bethesda ha echado más en el asador por Nintendo Switch, aunque Ubisoft no se queda atrás con el establecimiento de una nueva licencia propia como es Starlink: Battle for Atlas, y la creación de un videojuego totalmente nuevo como es Mario + Rabbids: Kingdom Battle. Ambas compañías están sabiendo aprovechar el éxito de una consola que, esta vez sí, está demostrando que el éxito acompaña a las ventas de videojuegos.

Las third-parties se suman poco a poco con el lanzamiento de videojuegos como FIFA 18, Nba 2k18 (una versión idéntica a las de otras plataformas), L.A. Noire (provocando así que Rockstar trabaje por primera vez en años con Nintendo), Project Octopath (pasando ya así a las compañías japonesas), Dragon Ball Xenoverse 2… Una consola que acaba de comenzar y tiene que seguir creciendo en catálogo.


Contenido relacionado