Crítica La Zona – Un segundo episodio que pisa el acelerador

La Zona

Crítica La Zona – Un segundo episodio que pisa el acelerador

Cada jueves por la noche en #0

Crítica La Zona – Un segundo episodio que pisa el acelerador
 
 

Segunda semana de “La Zona“, por lo que toca recapitular lo que ocurrió en este episodio que podríamos resumir como un paso adelante dentro del argumento que nos ha presentado desde el inicio esta serie de ciencia ficción y thriller de Movistar Plus. Es obvio que trataremos una serie de spoilers de la trama por lo que recomendamos haber visto el episodio antes de proceder a la lectura de este capítulo, pero si aún así queréis leer para tener una idea de la calidad de la producción, os animo fervientemente a que no lo hagáis y descubráis lo que esconde “La Zona” por vosotros mismos.

Un comienzo que no comprendemos hasta el final – Spoilers

Dos nuevos personajes aparecen justo al comienzo del capítulo: dos hombres llegan a la Zona de Exclusión con la excusa de provenir desde la Diputación para llevar a cabo el control animal de la zona. En cambio, desde el inicio no nos sorprende el aire a sospecha que desprenden: hilvanaron una excusa delante de los agentes de la Guardia Civil perfecta con total credibilidad, pero el espectador saber que esconden algo.

Durante el resto del capítulo, vemos su periplo hacia alguna parte hasta que descubrimos que su trama puede ser muy importante de cara al futuro de la serie: han asesinado a dos de los personajes con los que se encontró el inspector protagonista (Eduard Fernández) en este mismo episodio en el mercado clandestino. Y su próxima víctima, todo parece indicar, es encontrar al asesino de la pareja de ancianos que resultó asaltada en el final del anterior capítulo.

No sabemos bien cuál puede ser el papel real de esta pareja de “capturadores” pero está claro, con el final de este capítulo, que en el devenir de los acontecimientos serán muy importantes. Sin duda alguna, esta ha sido la trama más interesante: su aparición justo al comienzo del episodio supone un revulsivo a un argumento que se va complicando y la elección de los actores es acertada. ¿Provienen de Diputación o trabajan a cuenta propia mediante encargo de alguno de los sospechosos de los asesinatos “caníbales” en La Zona?

Conociendo un poco más el mundo post-accidente

El ambiente enrarecido que descubrimos en el piloto de la serie continúa aquí con tramas que evolucionan y nos van presentando un mundo que, si bien está algo desaprovechado (la ambientación tras el accidente nuclear no es primordial en la trama), deja pinceladas de maestría: hemos sido testigos de un acto público del tercer aniversario del accidente que provocó la muerte de centenas de personas y la creación de la famosa Zona de Exclusión. Los políticos se ven inmersos en este problema y también anticipamos que en el futuro su enfrentamiento con los afectados abrirá un ambiente de corrupción que los pondrá al límite. Ahora, solo vemos lo que decimos, pinceladas: “La Zona” parece una serie que se cuece a fuego lento hasta que al final todo explote.

En este contexto, observamos cómo el personaje interpretado por Alejandra Jiménez recuerda lo que vio una vez se produjo el accidente: su viaje inicial a la zona de exclusión y su encuentro con la total devastación. El motivo real por el que está tan metida de lleno en su trabajo y se centra en ello.

Por último, un punto muy acertado de este episodio es enseñarnos la creación de un mercado “clandestino” en el que se comercia con todo tipo de productos. Aunque sirve para presentarnos a dos sospechosos del asesinato, lo cierto es que lo más interesante es ver un futuro “real” como es la creación de un mercadillo a imagen y semejanza de los actuales pero en un ambiente opresivo como el que se da en este lugar.




El mundo post-apocalíptico (entre comillas) que se nos presenta en la serie también permite avanzar en este capítulo las tramas personales: la psicóloga, que está vinculada de alguna forma emocional con el inspector, desea algo más con él; el inspector, cada vez más tocado por ser el único superviviente de su grupo de salvamento hace ya años; el acompañante policía, metido de lleno en una trama de corruptela que nos deparará algunos de los momentos más tensos de la serie como esa llamada a las puertas del cementerio; la hija del inspector relacionada con empresas que pueden ensuciarse por un ruido mediático relacionado con la exhumación de los restos de los fallecidos.

Un capítulo que deja las tramas en posición de ataque

Las tramas personales aumentan en este segundo episodio tras un piloto en el que todos los personajes fueron presentados: pero también conocemos a un nuevo grupo de personajes que van tras personas que no parecen tener un nexo en común, problemas políticos que pueden desestabilizar la “estabilidad” de la zona de exclusión, y sobre todo, que algo no se hizo bien en su momento y podría ser la clave de por qué el inspector sobrevivió. Lo único es que no se ha avanzado realmente en la resolución de los asesinatos, pese que se haya descubierto ya el asesinato cometido en la casa de la pareja de ancianos. “La Zona” deja todo preparado para atacar en el futuro con tramas explosivas.


Contenido relacionado