El director de Far Cry 5 presenta su potencial nuevo proyecto

Yarn podría ser su nombre

Far Cry 5
 

Los desarrolladores de videojuegos muchas veces, y al igual que cualquier profesional, pueden tener en su mente ideas que se alejen considerablemente de todo lo que han hecho hasta la fecha. Este podría ser el caso de Dan Hay, director de Far Cry 5, el cual en una reciente charla en la ‘British Academy of Film and Television’ (vía Eurogamer) habría puesto sobre la mesa un proyecto más que interesante.

La presentación que realizó recibió el nombre de ‘Rooted in Relity’ y se centraba en cómo la percepción de lo que nos rodea podía afectar a nuestra capacidad de entendimiento, destacando que las experiencias en la vida real podían ayudar a desarrollar situaciones en videojuegos que lograran un mayor impacto y permanecieran durante más tiempo en el interior de los jugadores.

El proyecto del señor Hay encuentra su base en un objeto de lo más cotidiano: un oso de peluche. Dicho oso de peluche pertenecía a una niña pequeña, la cual nunca se alejaba de él. Sin embargo, en unos acontecimientos inesperados, la niña deberá huir de su hogar junto a sus padres, perdiendo al oso de peluche en última instancia y cayendo este hacia unas extrañas profundidades gobernadas por la oscuridad.

Entre toda la oscuridad, un pequeño hálito de luz aparecerá para encontrarse con el oso de peluche; dicha luz será en realidad una pequeña criatura que teje redes y recibe el nombre de Ragazaboo. El mismo Ragazaboo se encargará, a su vez, de llamar a otros Ragazaboo, y juntos entenderán, gracias a la formación 3D y de materiales del oso de peluche, que es innecesario que ellos hagan sus redes en 2D, y que pueden expandir su repertorio a su completo antojo.

Con el contexto situado en escena, Dan Hay señala entonces que el rol de los jugadores consistiría en ponerse en la piel de uno de los mencionados Ragazaboo para abandonar la oscuridad en la que se encuentran y comenzar un intenso viaje hacia a la luz, posiblemente reflejando esto el camino a recorrer hasta alcanzar un conocimiento mayor del previamente obtenido.

Aunque por el momento no existe nada sólido alrededor de este proyecto, Hay le otorga a la idea el nombre de “Yarn”, e indica que aunque no puede asegurar que esto acabe llegando a buen puerto, tampoco descartar la posibilidad de que pueda hacerse un hueco como futuro juego del catálogo originado en Ubisoft.

Un aspecto interesante a destacar, para comprender en mayor profundiad las intenciones de Dan Hay, es que él mismo explica que si el oso de peluche hubiera sido en realidad un panda, caracterizado por sus colores blanco y negro, los Ragazaboo podrían haber optado no por ampliar su conocimiento sobre la forma y la profundidad, sino por la composición de colores que les rodea.

Desde luego, si algo es innegable es que la idea del señor Hay posee una base más que interesante para desarrollar una trama de gran calidad que represente esos viajes personales que tanto acaban gustando en la industria. Veremos si desde Ubisoft deciden en última instancia apoyar a Yarn o si por el contrario deberemos olvidarnos de estas curiosas proposiciones.


Contenido relacionado