El “empleado” de EA amenazado de muerte no trabajaría en la compañía

Ni EA puede confirmar o desmentir su historia

Star Wars Battlefront II EA
 

Estos últimos días ha sido posible ver cómo EA sufría críticas constantes dadas las políticas empleadas en Star Wars Battlefront II. Entre todo este preocupante fenómeno, un usuario de Twitter de nombre BiggSean66 que aparentemente trabajaba en la compañía denunció haber recibido hasta 7 amenazas de muerte diferentes, aunque ahora mismo, poca claridad existe en torno a su figura.

En un fenomenal trabajo de investigación llevado a cabo por Jason Schreier, de Kotaku, este habría llegado a una clara conclusión: BiggSean66 nunca fue un verdadero miembro del equipo de EA encargado del desarrollo de Star Wars Battlefront II. Ciertamente, esto es algo que no ha podido ser demostrado al 100%, pues ni desde la propia compañía pueden hablar con claridad sobre dicho usuario.

Como hemos indicado, el señor Schreier realizó un trabajo que le llevó a seguir la pista de BiggSean66 en múltiples redes sociales, como Facebook o LinkedIn, nunca encontrando una clara respuesta a sus dudas. A su vez, intentó contactar con distintos miembros de la propia EA para descubrir si realmente había alguien en el estudio que encajara con el perfil de dicho usuario, una tarea que se antojó imposible.

Ante el desconocimiento tanto de trabajadores confirmados de EA como de la propia compañía sobre la figura de BiggSean66, además del fracaso de encontrar información clara sobre la trayectoria de este sujeto, Jason Schreier logró acabar poniéndose en contacto con él mediante Twitter, usando mensajes directos, y alegando que estaba realizando un artículo sobre todo lo acontecido. Fue en ese entonces cuando todo empezó a cuadrar para Schreier.

Tras preguntarle claramente a BiggSean66 si realmente trabajaba para EA, puesto que nadie había conseguido confirmarle dicha información, el usuario de Twitter modificó la biografía de su cuenta, eliminando todo rastro sobre anteriores comentarios de su trabajo en EA, a la par que haciendo lo mismo con infinidad de tweets que presentaban contenido semejante al indicado.

BigSean66 también se encargó de situar el candado en su cuenta de Twitter para que solo aquellos que él deseara pudiera ver su actividad, la cual, aparentemente, ha sido bastante discreta desde el encuentro virtual realizado con Jason Schreier. Intentando borrar eliminar todo esto de la red, parece en efectivo confirmar las sospechas que Schreier cultivó durante su investigación.

Ciertamente, el compañero del medio Kotaku encontró además patrones de respuesta poco habituales en un trabajador oficial de una compañía de las dimensiones de EA, a pesar de que activamente se mostró en favor de ella. Como indicamos, dicha labor llevada a cabo por Jason Schreier no ha podido ser confirmada dada la falta de información respecto al individuo BiggSean66, pero teniendo en cuenta la reacción de este, poca duda podría quedar sobre la verdad del asunto.


Contenido relacionado