Desmienten el rumor del despido de EA al creador de Plants Vs. Zombies

Así lo informan desde la compañía

plants vs. zombies
 

En el día de ayer conocíamos la historia de la mano de Edmund McMillen, encargado de obras como Super Meat Boy o The Binding of Isaac, de que George Fan, el cual desarrollara en su momento el exitoso Plants Vs. Zombies fue despedido por EA al oponerse este al uso del polémico “pay-to-win” en su juego, una historia que habría sido recientemente desmentida.

Jason Schreier, de Kotaku, en un laborioso proceso de investigación, habría podido comprobar que durante el período de tiempo en el que se desarrolló Plants Vs. Zombies 2, el juego en el que se pretendía comenzar a implantar la dinámica del “pay-to-win”, George Fan nunca llegó a estar involucrado en ese mismo lanzamiento, sino que se mantuvo al cargo de un proyecto totalmente distinto que jamás llegaría a ver la luz.

Si bien es cierto que George Fan fue despedido de EA después de que esta adquiriera PopCap Games, el lugar original en el que se creó Plants Vs. Zombies, y que desde un principio contó con una postura totalmente opuesta al “pay-to-win”, parece no ser menos cierto que fue parte de un despido que dejó a un total de 50 trabajadores sin empleo, lo que supuso una maniobra de empresa que, a priori, nada tenía que ver con las ideas de los individuales.

Como podemos ver en las palabras del propio George Fan, este afirma que estuvo en contra de lo que se pretendió hacer con Plants Vs. Zombies 2, y también afirma que fue despedido tanto de EA como del grupo de trabajo restante de PopCap, sin embargo, no parece establecer una relación directa entre ambos sucesos, aunque no deberíamos esperar que estas fueran sus últimas palabras al respecto.

El señor Schreier constata en múltiples puntos de su artículo que tanto miembros de EA como de PopCap defienden la postura de que Fan fue apartado de la empresa en un movimiento colectivo que para nada refleja lo declarado por Edmund McMillen. Veremos si esta polémica avanza en los próximos días, pero los momentos de tranquilidad para EA parecen estar lejos de llegar por ahora.


Contenido relacionado