Destiny 2

Destiny 2

PC PlayStation 4 Xbox One
8

Muy bueno

Bungie admite errores en la expansión de Destiny 2 y anuncia cambios

Destiny 2
 

Hace unos cuantos días que llegaba Destiny 2 su primera expansión, La Maldición de Osiris, con la cual saltaba la polémica. Según os informábamos, esta expansión hace que suba el nivel necesario para ciertas actividades dedicadas a los jugadores más veteranos; sin embargo, los requerimientos de nivel son tan altos que tan solo los jugadores que hayan comprado la expansión (que aumenta el nivel máximo de nuestro personaje) pueden acceder, incluso aunque se trata de contenido del juego base. Desde Bungie han hecho público un comunicado hace escasos instantes en el que admiten sus errores y anuncian soluciones para la situación.

Según se ha explicado, “el endgame de Destiny incluye varias actividades que queremos que sigan siendo relevantes para los jugadores a medida que avanzan. […] Queremos que estas actividades puedan ser relevantes a medida que cada expansión hace más y más poderoso a tu personaje“. Por ello se crearon las dificultades Normal y Prestigio, de forma que en la primera de ellas todos los jugadores pudieran experimentar las diferentes actividades mientras que, a través de la segunda, incluso los más veteranos siguieran encontrando un reto y no algo que dejar atrás.

Hemos oído de la comunidad que estos planes no están funcionando. La raid en Prestigio era una gran experiencia que los jugadores valoran, incluso si no adquieren La Maldición de Osiris, y fue un error mover esa experiencia fuera de su alcance, A lo largo del tiempo de vida de la franquicia Destiny, las Pruebas de los Nueve siempre han requerido que los jugadores tuvieran la última expansión. Sin embargo, para Destiny 2, las Pruebas de los Nueve se lanzaron como parte del juego base, por lo que no es justo que restrinjamos el acceso a ellas”, explican desde Bungie. “Para agravar la situación, nuestro equipo pasó por alto el hecho de que estos errores deshabilitaban trofeos y logros para Destiny 2. Este es un lapsus inaceptable por nuestra parte, y podemos entender la frustración que ha creado“.

Para solventar la situación, Bungie ha anunciado cambios importantes que incluirán la bajada de nivel de poder necesario hasta 300 de la dificultad Prestigio en la raid Leviathan. Las Pruebas de los Nueve, a partir de este parche, solo requerirán que se posea la expansión cuando el mapa pertenezca a esta, permitiendo el acceso a todo el mundo a los mapas del juego base. La dificultad Prestigio para el Ocaso sí permanecerá solo accesible a personajes de nivel de poder 330, pero se toquetearán los trofeos de forma que no sea necesario completarla para obtenerlos todos. Por último, la asamblea de facciones prevista para el día 12 de diciembre se pospone hasta que el equipo pueda asegurar que todos los jugadores tienen un acceso en condiciones al evento. Para más detalles, podéis consultar aquí mismo el comunicado ofrecido por Bungie.

Sin embargo esto no es todo, y es que a través de Twitter Bungie ha comunicado que el arma conocida como Lentes de Prometeo, famosa desde el lanzamiento de La Maldición de Osiris por su potencia destructiva en el Crisol, sufrirá un fuerte bajón en sus estadísticas, haciéndola “muy floja” hasta que en enero reciba un rebalanceo en condiciones, con pruebas de juego y todo lo que sea necesario para asegurarse de que no vuelve a suceder lo mismo.

Os recordamos que ya está disponible nuestro análisis de La Maldición de Osiris, el primer DLC de Destiny 2, y lo podéis ver aquí mismo.

Análisis Destiny 2: La Maldición de Osiris


Contenido relacionado