5 razones para volver a TESO con Dragon Bones

The Elder Scrolls Online

PC PlayStation 4 Xbox One
8.7

Muy bueno

5 razones para volver a TESO con Dragon Bones

Los responsables del MMO siguen atrayendo al público con más contenido

5 razones para volver a TESO con Dragon Bones
 

The Elder Scrolls Online tuvo uno de sus mejores años durante el pasado 2017, momento en el que logró superar la increíble cifra de 10 millones de jugadores gracias al contenido que se añade de forma regular a la obra tanto en forma de pequeños DLCs como de grandes expansiones que incluyen hasta continentes enteros, como es el caso de Morrowind. Pero desde ZeniMax Online y Bethesda no se quieren quedar aquí y, tal y como confirmaban hace un tiempo, en 2018 sigue habiendo más y mejor contenido para este popular MMORPG.

Ahora nos llega un nuevo DLC que, como es costumbre, se pone a la venta en la Crown Store del juego y de forma gratuita para los suscriptores del servicio premium del juego, ESO Plus. En este caso nos encontramos con Dragon Bones, un pack de contenido que nos trae dos nuevas dungeons con sus propios enemigos, jefes, ambientes y, por supuesto, recompensas. Gracias a Bethesda, nosotros ya hemos podido disfrutar de este contenido y hoy os traemos 5 motivos para enamorarnos de Dragon Bones y sus dungeons.

1: Más por menos

La política de contenido de ZeniMax Online parece seguir dando grandes resultados y Dragon Bones no se aleja de ello. El estudio tras The Elder Scrolls Online ha estado apostando por packs que, sin añadir demasiado contenido, llegan de forma muy regular (cada dos o tres meses). Ninguno de estos packs es necesario ni excluyente por lo que cada usuario puede elegir libremente cuál adquiere sin preocuparse por quedar separado del resto de la comunidad.

Dragon Bones repite esta estrategia y va claramente enfocado a los jugadores que quieran nuevos retos independientemente de su nivel. Las dos nuevas dungeons llegan con ajustes que, según nos han explicado los desarrolladores del contenido, permitirá a todos los usuarios disfrutar de un auténtico reto.

2: Un toque de nostalgia

Desde ZeniMax Online han demostrado en repetidas ocasiones el amor que guardan por la saga The Elder Scrolls y eso se nota en diferentes detalles. Si hace unos cuantos meses nos emocionábamos con nuestro regreso a Vvardenfell con la gran expansión de Morrowind, Dragon Bones nos lleva de vuelta a The Elder Scrolls Arena, a los orígenes de una de las sagas de rol más conocidas.

Si bien el tamaño del contenido no es comparable, la historia tras Fang Lair, una de las dos nuevas dungeons, es exactamente la de Arena. Y, como ya sabréis, el storytelling de esta obra no se limita a ponernos cinemáticas, sino que se realiza de forma más sutil, incluyendo diversos elementos visuales que permiten pillar las referencias a los fans más longevos.

3: Diseño espectacular

Que el diseño de The Elder Scrolls Online es una maravilla no es ningún secreto y, por ello, no destaca especialmente en Dragon Bones, porque estamos mal acostumbrados. Pero, de nuevo, este pack de contenido es una exhibición en este ámbito. ZeniMax Online ha vuelto a darle una vuelta de tuerca a las dungeons incluyendo diversas mecánicas que se presentan brevemente para, después, ser explotadas en las peleas contra los jefes.

Respecto a estos jefes, nos encontramos con diseños e ideas muy inspiradas que se han llevado excepcionalmente bien a la práctica. Todos estos nuevos enemigos resultan imponentes a nivel visual y frescos a nivel jugable, proponiendo diferentes retos que obligan al grupo a trabajar en conjunto para superarlos. Esto, unido a los diferentes niveles de dificultad que podemos seleccionar, hace que Dragon Bones sea una expansión para todos los que quieran disfrutar de nuevas dungeons.

4: Novedades técnicas

Desde el momento de su lanzamiento, The Elder Scrolls Online ha evolucionado mucho, y eso es algo que los propios responsables de la obra no ocultan. Pero lo más increíble es que el MMO no ha evolucionado únicamente a nivel jugable y de diseño, sino que también lo ha hecho en el apartado técnico. Hace unos meses que llegaba la expansión Clockwork City, incluyendo mejoras importantes en el rendimiento de la obra en sus versiones de consola y PCs menos potentes.

Ahora, con Dragon Bones, no llegan novedades tan importantes pero sí tenemos detalles muy interesantes. Las diferentes partes de Fang Lair, la dungeon que hemos podido jugar, ya no se separan con pantallas de carga. Ahora, cuando tocamos una puerta para abrirla, esta simplemente se abre y, sin pantallas de carga, simplemente la atravesamos de forma realista. No notamos este cambio de zona y, aunque es un detalle tonto, es un cambio que se agradece respecto al pasado. Como esto, muchos bugs han sido corregidos y el rendimiento también ha sufrido una pequeña mejora.

5: Actualización para todos

Pero lo mejor de estas expansiones es que nunca llegan solas, y en esta ocasión Dragon Bones viene con la Actualización 17 bajo el brazo. Este parche llega de forma gratuita a todos los usuarios y trae consigo novedades para todos. Entre lo más destacado se incluye un nuevo sistema de recompensas por subir de nivel, almacenamiento en las casas y, sobre todo, el sistema de ayudas para que los usuarios con menos experiencia en la obra puedan entender rápida y claramente el sistema de progresión, teniendo claro desde el primer momento qué mejorar para construir una build concreta.

Otra de las novedades importantes que los fans habían estado pidiendo desde hace tiempo es el nuevo sistema de atuendos. Con esta nueva inclusión todos los jugadores podrán modificar la apariencia de su equipamiento sin que cambien sus estadísticas, permitiendo que cada personaje luzca de forma única. En palabras de los responsables de The Elder Scrolls Online, los usuarios ya han hecho cosas increíbles con esta herramienta, así que el futuro es brillante y puede demostrar toda la creatividad que tienen los jugadores.


Contenido relacionado