Peter Rabbit desata la polémica por burlarse de las alergias alimentarias

Las asociaciones representantes están en pie de guerra contra Sony Pictures

Peter Rabbit desata la polémica por burlarse de las alergias alimentarias
 
 

Los directivos de Sony Pictures están tremendamente consternados con una de sus películas infantiles para este mes de febrero. El pasado fin de semana llegaba a las salas de cines estadounidenses “Peter Rabbit”, una de las muchas cintas de animación del estudio que pretendía cumplir con el cupo de producciones para todos los públicos de la compañía. Sin embargo, la historia dirigida por Will Gluck que adapta la novela clásica del mismo nombre escrita por Beatrix Potter, ha puesto en pie de guerra medio país tras contemplar una escena bastante hiriente para algunos colectivos. Y es que el protagonista se da cuenta que su enemigo Tom es alérgico a las moras, y decide lanzarle dicho alimento a la boca en varias ocasiones hasta que este cae desmayado y tiene que inyectarse una dosis de Epinefrina.

Poco han tardado las asociaciones de alérgicos de medio mundo en denunciar la película por atacar y burlarse de un problema que afecta hasta el 6% de los niños europeos. Carla Jones, CEO de Allergy UK aseguraba en una publicación de Facebook que “la anafilaxis puede matar“, y denunciaba que “incluir una escena que contiene una reacción alergia grave sin responsabilidad en una película para niños es tan inaceptable como el bullying. Burlarse de la enfermedad alérgica demuestra una falta total de comprensión de la gravedad de la alergia alimentaria y trivializa los retos a los que se enfrentan quienes viven con esta enfermedad, en particular los padres que viven con miedo a que su hijo sufra una reacción potencialmente mortal.”

Por su parte, la organización benéfica Kids With Food Alergies hacía público un comunicado pocas horas después del estreno en el que se sumaban al boicot hacia la película. “La nueva película, Peter Rabbit, tiene una escena que puede ser perturbadora para los espectadores jóvenes que tienen una alergia alimentaria.”, denunciaba. “Un personaje es atacado intencionalmente con su alérgeno, lo que lleva a la anafilaxia y al uso de epinefrina. Los padres deben estar al tanto de esto antes de que sus hijos vean la película para que usted pueda hablar con ellos.”

Horas después de la polémica Sony Pictures salía públicamente para pedir disculpas en una carta (vía EW) que sin embargo no ha terminado de calmar la situación. “Las alergias alimentarias son un problema serio. Nuestra película no debería haberse burlado del archienemigo de Peter Rabbit, Mr. McGregor, por ser alérgico a las moras“, explicaban. “Lamentamos profundamente no haber sido más conscientes y sensibles a este problema, y realmente lo sentimos“.

Lejos de polémicas “Peter Rabbit” ha logrado recaudar 20 millones de dólares durante su primer fin de semana, y el próximo 23 de marzo llegará a nuestro país. ¿Logrará para entonces Sony Pictures librarse de la polémica? No parece que el conejo vaya a recordarse por divertir a los niños, sino por burlarse de un problema que ha puesto al estudio en una situación casi irreconciliable con el público.


Contenido relacionado