Los hermanos Duffer se defienden de las acusaciones de acoso en Stranger Things

Stranger Things

A espera de tercera temporada

Los hermanos Duffer se defienden de las acusaciones de acoso en Stranger Things

Los showrunners se escudan en la repercusión que ha tenido el mensaje sin haber todavía una resolución

Los hermanos Duffer se defienden de las acusaciones de acoso en Stranger Things
 
 

Han pasado ya dos meses desde la fundación el movimiento Time’s Up, y pocos grandes nombres de la industria quedan a estas alturas libres de algún tipo de acusación. La polémica con Harvey Weinstein despertó una respuesta en forma de protestas que no se mostró tímida a la hora de apuntar hacia los nombres más importantes. En consecuencia, algunos estudios comenzaron a tomar medidas, y así vimos cómo Netflix sustituía a Kevin Spacey en “Todo el dinero del mundo”, y remodelaba al completo el final de “House of Cards”. La compañía de Reed Hastings sin embargo, parece que no se libra de la polémica y ahora sus directores más reputados, los padres de “Stranger Things”, están en el centro de todas las miradas.

El pasado 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer, y además de celebrarse en las calles unas manifestaciones históricas, también quedó espacio para las denuncias. Era Petyonn Brown, actriz conocida por “The Walking Dead”, que fue integrante del reparto de “Stranger Things”, quien publicaba un extenso mensaje en Instagram, acusando a los hermanos Duffer de abuso verbal hacia diferente mujeres en el set de rodaje. Este es el mensaje que encendió las alarmas:

Supongo que no hay mejor día que El día Internacional de la Mujer para decir ‘Time’s Up’ y anunciar que no estaré en el rodaje de la tercera temporada de ‘Stranger Things’. ¿Por qué? Te preguntarás. Porque me uno a mis hermanas. Personalmente, vi como dos hombres de altos puestos de poder en ese set abusaron verbalmente de muchas mujeres. Me prometí a mí misma que si alguna vez estuviera en una situación para decir algo, lo haría. TIMES IS UP. Las mujeres en la industria del cine son PODEROSAS. Nos levantaremos y gritaremos desde las cimas de las montañas para apoyarnos mutuamente y no contribuiré con mi tiempo, esfuerzo y talento a nada que involucre a estas personas. Hay demasiadas cosas en este mundo como para ser regresivo. Hay demasiados hombre increíbles y muy respetados en las respectivas posiciones de poder con los que he tenido el placer de trabajar. Esas son las personas con las que quiero rodearme. Esos son los proyectos de los que quiero ser parte. Esta industria ya no está liderada por ‘unos pocos hombres buenos’, sino por un OCÉANO de INCREÍBLES MUJERES. Ya es suficiente. Para mis hermanas. Time Is up“.

I guess there’s no better day than #nationalwomensday to say #timesup and announce that I will not be a part of the filming of Season 3 of Stranger Things. Why, you ask? Because I stand with my sisters. I personally witnessed two men in high positions of power on that set seek out and verbally abuse multiple women. I promised myself that if I were ever in a situation to say something that I would. I have 11.5 thousand followers who can hear me say this, TIME IS UP. Women in the film industry are POWERFUL. We will rise and we will scream from mountain tops in support of each other and I will not contribute my time, efforts, and talent to such abusive people. There is too much going on in this world to be regressive. There are too many amazing and highly respected men in respective positions of power that I have had the utmost pleasure of working beside. Those are the people I want to surround myself with. Those are the projects I want to be a part of. This industry is no longer led by a “few good men,” but instead by an OCEAN of ASTOUNDING WOMEN. Enough is enough. For my sisters- Time is up. #timesup #theabusestopsnow #ontobiggerandbetter #standupforwhatsright #womenempowerment #ladygrip #sisterhood #iatsesisters #wewillbeheard #thispicsaysitall

A post shared by P (@peytonnbrown) on

Este mensaje aunque no nombraba directamente a los showrunners, tenía una dirección clara. Los hermanos Duffer, ante el revuelo generado en torno a la serie del momento, y los numerosos insultos que siguieron a la publicación, no tardaban en defenderse. “Estamos profundamente consternados de saber que hicimos sentir incómodo a alguien en el set“, relataban en un comunicado. Y es que aunque no hubo culpables directos de las acusaciones, “hubo gritos, hubo insultos, hubo amenazas, y gente fue incluso despedida o forzada a dejarlo debido a ellos“.

Los padres de “Stranger Things” se escudan en una multiculturalidad que se ha hecho más palpable en la segunda temporada, y apuntan a la no discriminación. “Creemos que es importante no malinterpretar nuestro set, donde creemos firmemente en tratar a todos con justicia sin importar el género, la orientación, la raza, la religión o cualquier otra cosa“, puntualizaba.  “Seguimos estando totalmente comprometidos a proporcionar un entorno de trabajo seguro y colaborativo para todos en nuestras producciones“..

Por el momento no se han alzado otras voces para acompañar la acusación, pero la cuerda se ha tensado, y Netflix mantiene alerta todos sus sistemas para actuar en consideración si es necesario. Hace varias semanas saltó el rumo de que los hermanos Duffer podrían abandonar “Stranger Things” tras la tercera temporada que llegará en 2019, y puede que incluso lo hagan antes si la denuncia prospera.





Contenido relacionado