Halfbrick, el estudio tras Fruit Ninja, sufre una oleada de despidos

La plantilla se encuentra bajo mínimos históricos

Fruit Ninja
 

Dicen que lo más complicado en el camino al éxito no es alcanzarlo, sino lograr mantenerse, y esto es algo que parece no haber pasado bien por Fruit Ninja. El mundialmente famoso título para dispositivos móviles, desarrollado por Halfbrick, marcó una de las eras más recientes de la industria de los videojuegos. No obstante, desde su lanzamiento y máximos logros alrededor de 2010, los problemas se han ido acumulando uno tras otro para su estudio.

Tal y como indican desde C|NET, durante el año 2015 Halfbrick se vio obligada a prescindir de todos los miembros que restaban del equipo de diseño. Este pasado lunes, otros 30 empleados de la compañía vieron sus servicios finalizados en la misma. En 2016 el estudio no tuvo otra alternativa que cerrar su oficina en Sídnei, aunque por el momento siguen logrando mantener otra ubicada en España. Respecto a la oficina principal, en Brisbane, fuentes indican que a día podrían encontrarse ya menos de 30 miembros en activo. Un contraste bastante notable teniendo en cuenta que en cierto punto llegaron a juntarse hasta 70 trabajadores.

Halfbrick estaría a día de hoy centrando todos sus esfuerzos tanto en Fruit Ninja como Jetpack Joyride, pero con la incertidumbre sobre su futuro con mayor presencia que nunca antes. Veremos qué deparan los próximos meses a la compañía que logró dar vida a una obra de gran peso, y cuyo cierre, de seguir así, sería un duro golpe a la historia de la industria móvil.


Contenido relacionado