PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch, una generación duramente criticada

Repasamos los aspectos más destacados de la actual generación

PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch, una generación duramente criticada
 

Aunque la sensación mayoritaria ya ha cambiando respecto a los primeros años de esta última generación de consolas, la octava concepción iniciada con el lanzamiento de Wii U en el 2012, y Xbox One y PlayStation 4 en 2013, ha sido posiblemente una de las más criticadas en su primer ciclo de vida. Unos lanzamientos más pobres de lo esperado durante lo primeros meses, el abuso excesivo en los compases iniciales de títulos remasterizados de generaciones previas y los títulos intergeneracionales que no explotaban las bondades técnicas de las consolas recién llegadas, sumieron a los usuarios en una corriente crítica sin precedentes y la queja global de muchos, se convertía prácticamente en un lema que aseguraba que el sector de los videojuegos se estaba quedando sin ideas.

Por supuesto, y como siempre, las voces críticas que piensan que todo tiempo pasado fue mejor no cesaron en echar por tierra todo síntoma positivo del sector con los mismos argumentos que ya hemos leído en reiteradas ocasiones. “Se han acabado las ideas”, “Tan sólo salen secuelas de sagas ya asentadas”, “La generación de los remasterizaciones y los remakes”, “Ya no hacen nuevas IPs”. Cierto es que no deja de haber parte de veracidad en tales afirmaciones, pero revisemos las IPs más destacadas que han debutado en los últimos 10 años, y comprobemos si realmente la tendencia es a la baja, o si la llegada de nuevas propiedades intelectuales se mantiene en la última década más estable de lo que muchos piensan.

Para ello, y tras una recopilación de datos, hemos creado un gráfico que nos muestre los resultados de una forma visual. Cabe mencionar que tan sólo se han tenido en cuenta las IPs más relevantes de cada uno de los años a valorar, independientemente de que se hayan convertido en franquicias con diferentes entregas, o no. El criterio y las fuentes para sumar los diferentes títulos han sido siempre las mismas, varias y diferentes con afán de demostrar cual es la tendencia que vive el sector, y si realmente la industria sufre un desgaste tan acusado como algunos aseveran. Es importante mencionar, que además de los títulos triple A más conocidos y relevantes, se han tenido en cuenta juegos indies de resultado sobresaliente, como Braid (2008), Bastion (2011), Undertale (2015), Pillars of Eternity (2015) o el reciente Celeste (2018) .

Gráfico del número de IPs debutantes en la última década de los videojuegos

Tal y como podemos apreciar en el gráfico recibimos información un tanto contradictoria al sentimiento general que perciben los usuarios de videojuegos. Todos recordamos los grandes títulos que llegaron el pasado 2013, con IPs debutantes tan importantes como The Last of Us y nuevas entregas de sagas ya establecidas como Gran Theft Auto V, Tomb Raider (2013), God of War: Ascension o BioShock Infinite. Un año que muchos guardan en el recuerdo por los grandes títulos que pudimos disfrutar. Sin embargo, en 2013, llegarían también al mercado Xbox One y PlayStation 4, y como consecuencia de ello, el 2014 fue un año un tanto extraño donde la nueva generación parecía no terminar de arrancar, beneficiándose de títulos intergeneraciones y remasterizaciones que realmente no sacaban provecho a la potencia extra con la que contaban los nuevos hardware, y que salvaron en numerosas ocasiones a unas consolas cuya principal crítica residía en lo que muchos aseguraban una cantidad de títulos de lanzamiento muy discreto.

Pese a ello, podemos comprobar que el primer año en el que llegaron las consolas de la actual generación, nacieron el mayor número de nuevas IPs de importancia de la última década. Un hito a tener en cuenta que no deja de sorprender por las grandes críticas hacia un año de lanzamientos cuyo premio GOTY se llevó el sobresaliente Dragon Age: Inquisition. Si bien el título era totalmente merecedor de poder ganar dicho reconocimiento, su galardón estuvo envuelto de polémica por la simple razón de ser un título que además de en Xbox One y PlayStation 4, estaba disponible también para anteriores generaciones de consola, lo que fue motivo para unas críticas que a día de hoy, y con el paso del tiempo, parecen un sinsentido. Aún así, el 2014 consta como uno de los peores años en cuanto a calidad de lanzamientos, y en páginas como Metacritic, tan sólo 3 títulos sobrepasaron el 90 en la media de sus puntuaciones.

Más allá de eso, observamos además que la tendencia de las nuevas IPs es claramente ascendente desde la llegada de la octava generación de consolas. En la siguiente lista recogemos algunas de las propiedades intelectuales que se han tenido en cuenta para la elaboración del gráfico que tenéis líneas más arriba, y que corresponden a algunas de las IPs más importantes. Para los 25 juegos escogidos para el 2018 se han valorado los diferentes títulos que tienen fecha fijada. Pese a ello, es lógico pensar que la lista final de nuevas IPs que debutarán este año será considerablemente mayor a la indicada en el gráfico.

  • IPs destacadas en 2007: Assassin’s Creed, BioShock, Crackdown, Crysis, Mass Effect, Portal, The Darkness, The Witcher o Uncharted
  • IPs destacadas en 2008: Army of Two, Dead Space, Left 4 Dead, LittleBigPlanet o Mirror’s Edge
  • IPs destacadas en 2009: Batman: Arkham Asylum, Bayonetta, Borderlands, Demon’s Souls, Dragon Age: Origins, Infamous, Just Dance o Prototype
  • IPs destacadas 2010: Alan Wake, Darksiders, Deadly Premonition, Heavy Rain, Enslaved: Odyssey to the West o Metro 2033
  • IPs destacadas en 2011: Dark Souls, Dead Island, Homefront, L.A. Noire, Ni no Kuni, Minecraft o Rage
  • IPs destacadas en 2012: Asura’s Wrath, Dishonored, Journey, Lollipop Chainsaw o Sleeping Dogs
  • IPs destacadas en 2013: Beyond: Two Souls, Outlast, Papers, Please, Tearaway, The Wonderful 101 o The Last of Us
  • IPs destacadas en 2014: Destiny, Sunset Overdrive, Titanfall, The Evil Within, This War of Mine, La Tierra Media: Sombras de Mordor o Watch Dogs
  • IPs destacadas en 2015: Dying Light, Evolve, Gravity Rush, Life Is Strange, Bloodborne, Until Dawn, Pillars of Eternity, The Evil Within o Splatoon. 
  • IPs destacadas en 2016: Dragon Quest Builders, Firewatch, Unravel, The Division, Quantum Break, Overwatch, No Man’s Sky, o The Last Guardian.
  • IPs destacadas en 2017: Nioh, For Honor, Horizon Zero DawnThe Sexy Brutale, Yooka-Laylee, Little Nightmares, Farpoint, Rime, Hellblade: Senua’s Sacrifice, Fortnite o PUBG
  • IPs destacadas en 2018: Celeste, Sea of Thieves, A Way Out, Detroit: Become Human, Vampyr, Jurassic World Evolution, Octopath Traveler, Biomutant, Bloodstained: Ritual of the Night, Dreams o Greedfall

Un sector en una lucha constante por innovar

Más allá de las tan criticadas y calificadas como insuficientes nuevas IPs que los últimos años hemos ido recibiendo, pasemos a valorar que es lo que ha ofrecido la industria a un sector acusado de forma recurrente de no aportar novedades de peso en un negocio en el que parece que todo estuviera ya inventado. ¿Es esto cierto? Echemos la vista atrás a los últimos años para rememorar los acontecimientos más significativos.

Corría el año 2014, Nintendo, una de las compañías que siempre arriesga más en sus productos, presentaba los amiibo, un sistema de comunicaciones para desbloquear diferente contenido en los títulos de las consolas que eran compatibles con este novedoso sistema. Aunque a priori la idea no fuera revolucionaría, Nintendo supo desde el principio como vender su producto, convirtiéndolo en todo un acierto que a día de hoy otorga beneficios millonarios a la compañía. Se vende tanto como producto adicional para los juegos como simple merchandising. A ello evidentemente ha ayudado y mucho la gran calidad de las figuras amiibo y su precio accesible.

En 2016 llegaba por primera vez a un número amplio de jugadores las posibilidades de la realidad virtual, con los dispositivos de varias compañías, entre las que ha destacado la propuesta de PlayStation VR sobre otros dispositivos destacados como HTC VIVE u Oculus Rift. El éxito del hardware de PlayStation ha alcanzado cotas que muchos no imaginaban, y aunque tanto la notoriedad como la base de dispositivos instalados en las casas de los jugadores podría haber sido mayor (su prohibitivo precio es su principal handicap), las gafas de realidad virtual de la compañía japonesa han conseguido superar los 2 millones de unidades vendidas. Para un dispositivo que ha nacido en gran parte como primera toma de contacto no está nada mal, y de hecho, entre sus títulos exclusivos hay algunas propuestas de lo más interesantes y atractivas. Sin embargo, es una tecnología a la que se podrá sacar mucho más partido en un futuro próximo. Sería un acierto por parte de Sony que las PlayStation VR fueran compatibles con próximas consolas que la compañía saque al mercado en el futuro.

En 2017 llegaría una vez más Nintendo rompiendo moldes y causando una gran agitación en la industria con el lanzamiento de Nintendo Switch. Una consola híbrida que ha enamorado a millones de usuarios y que se ha convertido en un auténtico éxito de ventas tras la pobre recepción de la anterior consola de sobremesa de la compañía con el consecuente discreto éxito de Wii U. Las posibilidades tanto de servir como consola de sobremesa como de consola portátil han conseguido convertir a Nintendo Switch en una de las propuestas más atractivas del mercado. Sería inteligente por parte de la competencia estudiar las funciones híbridas de la nueva consola de la compañía japonesa, visto el éxito cosechado por Nintendo. A pesar de ser una consola que ha contado desde su primer día de lanzamiento con títulos de una calidad incuestionable en su catalogo, con el épico The Legend of Zelda: Breath of the Wild  por bandera, también ha sobrevolado sobre ella la crítica por relanzar algunos de los títulos de Wii U para completar un catalogo algo escaso los primeros meses de vida. Además, durante este mes de abril llega Nintendo Labo, cuyas primeras impresiones ya compartimos con vosotros recientemente.

Primeras impresiones jugables de Nintendo Labo: ingenio hecho magia

En el plano de software, la salida y éxito de títulos como PlayerUnknown’s Battlegrounds o Fornite han sido responsables directos en establecer los battle royale como un nuevo subgénero en los videojuegos que ha conseguido reunir a millones de usuarios en partidas multijugador en una nueva propuesta jugable que sin duda, ha sido una de las más exitosas de la actual generación. Además, las mecánicas jugables nacidas en Demon’s Souls implantadas por FromSoftware y que han alcanzado la excelencia en las obras venideras del estudio como en Bloodborne o Dark Souls III, han servido durante esta generación para dar profundidad y mejorar la propuesta jugable de otras muchas sagas hace tiempo instaladas en el sector. No son pocas las obras que han sacado provecho de los mejores rasgos jugables de los títulos de la compañía japonesa. En los últimos años hemos recibido juegos como Nioh, Lords of the Fallen, The Surge e incluso juegos indies como Salt and Sanctuary se han abierto camino en el sector con gran éxito en parte gracias a los cimientos jugables perfeccionados en las obras de FromSoftware.

 God of War

Y si, las remasterizaciones seguirán llegando, al igual que los remakes, ya que forman parte de un negocio que ha convertido este tipo de productos en algo realmente interesante para muchos jugadores. La consola de Microsoft puede mantener con orgullo uno de los mayores aciertos de la actual generación gracias a las bondades de la retrocompatibilidad. Sin embargo, aún así, Xbox One no ha escapado al gran influjo de las versiones mejoradas de títulos ya lanzados con anterioridad. Si a eso añadimos que su principal competidora PlayStation 4 es actualmente la plataforma más exitosa de la actual generación, que no cuenta con funciones retrocompatibles, existe un target muy atractivo para que muchas compañías decidan relanzar algunos de sus juegos bajo la excusa de unas mejoras visuales que en muchos casos se nos antojan insuficientes. Por suerte, hay casos como los de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy y Spyro Reignited Trilogy en los que el esfuerzo de las compañías se deja notar con especial énfasis en el apartado visual y son más cercanos a ser conocidos más bien como remakes.

Es extraño sin embargo entenderlo como algo meramente pernicioso, cuando comprobamos con datos que no es perjudicial para un sector que dejando la negativa tan común hoy en día de lado, ha demostrado una vez más durante esta generación, que además de gozar de una salud envidiable, lucha por seguir interesando al consumidor ofreciendo nueva tecnología y propuestas jugables. Defender las bondades de una generación que como todas ha tenido sus aciertos y sus fallos puede llevar al ostracismo a los usuarios que intenten luchar contra el movimiento hater tan de moda a día de hoy. ¿No es más cómodo y gratificante ver el vaso medio lleno de vez en cuando? Es una lastima comprobar que ensalzar los aspectos positivos por encima de los errores viendo el lado bueno de las cosas no es algo habitual en la época actual, ni siquiera cuando parece haber motivos suficientes para pensar en positivo.


Contenido relacionado