La hilarante Arrested Development podría regresar a Netflix este verano

Uno de los actores ha revelado el actual estado de la serie estimando su llegada

La hilarante Arrested Development podría regresar a Netflix este verano
 
 

“Arrested Development” cosechó buenas críticas durante las tres temporadas que duró en antena en Fox. Contaba con un humor muy ácido, unas tramas muy rápidas y unos actores en estado de gracia que empezaban a despuntar allá por 2003 como Jason Bateman (“Cómo acabar con tu jefe”), Michael Cera (“Juno”) o Jeffrey tambor (“Transparent”). Se hizo con una base fiel de seguidores y los medios la poyaban, pero en aquella época las audiencias no fueron suficientes para la cadena y acabó cancelándose. Esta serie fue una de las primeras series en “resucitar” de la mano de Netflix, mucho antes del boom en el que nos encontramos a día de hoy.

La plataforma puso sobre la mesa este regreso, recuperando a todos sus protagonistas en una nueva temporada llena de situaciones imposibles y una trama fragmentada, ya que las agendas de las ahora auténticas estrellas de Hollywood se antojaban demasiado apretadas como para coincidir. Con todo ello, la cuarta temporada se estrenó en 2013 con el suficiente éxito como para que en su nuevo hogar confirmaran que habría una quinta entrega de desventuras para la familia Bluth. Ha costado poner todo en marcha, y lo último que se supo fue que su rodaje se llevó a cabo a finales del año pasado.

Ha sido Henry Winkler, actor que ha aparecido a lo largo de todas las temporadas de manera recurrente (interpretando al abogado de la familia), quien ha hablado al respecto al ser entrevistado (vía Decider) sobre este y otros de sus trabajos televisivos. El actor comentaba que lo más seguro es que la quinta temporada de “Arrested Development” vea la luz en Netflix durante el verano, como ya pasó con la anterior entrega de la serie, confirmando que la producción ha finalizado, incluso contando con la famosa narración en off del actor Ron Howard una vez más.

La nueva temporada se centrará (spoilers a partir de aquí) en la misteriosa desaparición de Lucille Austero (Liza Minnelli), suceso que pudimos ver durante la pasada tanda de episodios, teniendo como principal sospechoso a Buster (Tony Hale),  a pesar de que todos los personajes tenían motivos para estar detrás de la muerte de la eterna rival de la madre de familia. De momento habrá que esperar a que Netflix confirme la fecha, y de ser ciertas estas declaraciones, podría llegar en las próximas semanas.


Contenido relacionado