Summerset, un nuevo éxito para The Elder Scrolls Online

The Elder Scrolls Online

PC PlayStation 4 Xbox One
8.7

Muy bueno

Summerset, un nuevo éxito para The Elder Scrolls Online

Llegará al mercado el próximo día 5 de junio

Summerset, un nuevo éxito para The Elder Scrolls Online
 

Hace unas cuantas semanas que yo mismo pude asistir a Londres para la presentación europea de Summerset, el próximo gran capítulo de The Elder Scrolls Online. En este evento, como ya pude contar en su momento, disfruté de nueva información de primera mano e incluso pude probar durante algo más de una hora el comienzo de esta nueva aventura. Pero, a pesar de que queda claro que el potencial de este gran contenido y el buen hacer de ZeniMax Online van a ofrecer un producto de calidad, el juego sembraba en mí más dudas que otra cosa.

Tras varios años jugando de forma relativamente regular a The Elder Scrolls Online, ya he visto mucho contenido, he visto diferentes expansiones y he visitado tierras de todo tipo. El capítulo de Morrowind lanzado durante el año pasado fue todo un éxito y logró engancharme durante decenas de horas. Pero ahora, ¿un nuevo capítulo? Solo de pensarlo sentía más pereza que ganas y, sin toda la nostalgia que rodeaba Morrowind junto con sus peculiares entornos, creía que iba a encontrarme con un mundo que no estaba creado para mí en Summerset. Pero, como tantas otras veces, estaba terriblemente equivocado.

A través del servidor de pruebas he disfrutado de una versión no final pero sí completa de Summerset. He podido adentrarme en la tierra de los Altos Elfos, he podido vivir la historia que nos propone, he podido explorar zonas remotas, conocer nuevos personajes y empaparme de lo que este nuevo capítulo promete. Y, aunque el acuerdo de confidencialidad no me permite hablar de todo ello (en concreto, acerca de detalles de la historia principal), puedo decir sin miedo que Summerset es un nuevo éxito para The Elder Scrolls Online.

Un mundo diferente

Frente a lo que Morrowind proponía, llevarnos a las tierras de Estivalia resulta una apuesta más arriesgada. El factor nostálgico no es tan fuerte y el propio diseño de la zona es mucho menos original, poniendo sobre la mesa un mundo de alta fantasía medieval como el que podemos encontrar en muchas otras obras (de hecho, algunas zonas me recuerdan terriblemente al Ascalon preguerra del Guild Wars original). Sin embargo, desde ZeniMax Online han logrado darle la vuelta a la situación para ofrecer algo novedoso, separado de la fntasía estándar, acoplado en el universo de The Elder Scrolls y, encima, divertido.

Summerset nos lleva a una zona prácticamente inexplorada de Tamriel en la que los Altos Elfos guardan a buen recaudo sus secretos. Ahora, por primera vez en mucho tiempo, la zona se abre a extranjeros por un decreto real, y esto es algo que se refleja a lo largo de nuestras aventuras. Mientras exploramos y nos encontramos con los locales, nos daremos cuenta de que ZeniMax Online ha imprimido en cada uno de los NPCs la cultura del lugar. Los Altos Elfos tienen, cada uno, sus opiniones acerca de los extranjeros y, de forma general, nos encontramos con un cierto grado de racismo que hace de este mundo de fantasía medieval algo mucho más humano.

Las misiones secundarias son, como de costumbre, elementos elaborados que nos dejan conocer algo más del lore de la obra y que muestran un cuidado diseño narrativo tras su creación. Desde recuperar ciertos vinos hasta explorar ruinas en busca de alguien que ha desaparecido, todo lo que podemos encontrarnos en Summerset tiene su porqué. Y este es un punto clave en la experiencia final. Si yo me encuentro con simples encargos insulsos que me hacen dar vueltas para conseguir experiencia, objetos o cualquier otra cosa, me voy a cansar de ello. Pero, frente a mis preocupaciones iniciales, Summerset consigue volver a enganchar al usuario con historias comunes, que tratan temas personales e intrascendentes de los NPCs; pero que, al fin y al cabo, son historias. Tienen su porqué, están elaboradas y muestran la cultura del lugar, convirtiendo la pesadez de cumplir recados en ganas de descubrir más de la gente con la que te cruzas.

¿Más de lo mismo?

A lo largo de los años que llevo disfrutando de los videojuegos he pasado por unos cuantos MMORPGs. Hace unos años no dudaría en tirarme de cabeza a empezar un nuevo contenido como este y tirarle decenas de horas, pero, a día de hoy, con la cantidad de lanzamientos que se producen semanalmente (y el tiempo que me quitan las obligaciones que hace años no tenía), el tiempo es un bien que cada día valoro más. Es por ello que una de las cosas que más “pereza” me daba al ponerme frente a Summerset era saber que tenía que volver a echarle horas y horas. Al igual que todos los MMOs, The Elder Scrolls Online se basa mucho en la repetición. Vete de un lado a otro, mata bichos, completa dungeons y alguna misión y consigue mejor equipamiento. Repite esto hasta la saciedad, domina las mecánicas y tendrás un personaje muy poderoso. Ya está. Y, seamos sinceros, no es una propuesta que me desagrade, pero después de más de 200 horas jugadas a The Elder Scrolls Online y con videojuegos pendientes, simplemente no tenía ganas. Sí, he dicho tenía, porque ahora mismo y después de unas 20 horas en Summerset, vuelvo a estar enganchado.

El secreto para lograr esto es que Summerset no ofrece más de lo mismo. No es un MMO en el que volver a farmear para tener un personaje poderoso. The Elder Scrolls Online guía perfectamente al jugador a lo largo de la travesía, ofreciendo un objetivo claro con “chicha” narrativa para que no llegue a sentirse esa sensación de fatiga en prácticamente ningún momento. ZeniMax Online ha creado un nuevo capítulo en el que sí, al final estaremos farmeando para mejorar a nuestro personaje, pero casi lo haremos sin darnos cuenta. Summerset incluye una buena variedad de objetivos, secretos escondidos por el mundo, pequeños jefes grupales repartidos por las islas y un sinfín de zonas que explorar, no para farmear, sino por pura curiosidad. La historia principal, las misiones secundarias y el propio diseño del escenario nos darán siempre algo que hacer, sin crear en nosotros esa sensación de placer culpable de estar tirando horas y horas farmeando.

Junto a esto, y lo que para mí constituye el mayor logro de la obra, nos encontramos con un contenido hecho por capas, muchas capas. Me resulta simplemente fascinante cómo Summerset puede ser perfectamente el punto de partida para cualquier usuario que no haya tocado The Elder Scrolls Online antes mientras que, a la vez, es una expansión de contenido end-game para todos los veteranos del MMO. Gracias a un nuevo tutorial, el acceso al videojuego es bastante sencillo a través de la expansión y la propia historia principal nos lleva de la mano para evitar que tengamos cientos de objetivos a la vez y nos sintamos sobrepasados por la situación, pero permite la exploración libre y la adquisición de objetivos secundarios que nos roben el tiempo y nos vayan enseñando poco a poco cómo funciona el videojuego.

Pero, por otro lado, Summerset es contenido claramente end-game enfocado a los más veteranos y competitivos. Escondido tras la orden Psijic nos encontramos con las mayores novedades de este capítulo, que llegan en forma de un árbol de habilidades. Todo un set nuevo que podemos utilizar a nuestro gusto tanto en PvE como en PvP y que resulta todo un éxito por dos motivos. El primero de ellos es que estas habilidades son realmente únicas y permiten cosas nunca antes vistas, no solo en The Elder Scrolls Online, sino en ningún MMO que haya jugado, dando al jugador una sensación de poder increíble. Pero, sin embargo, estas habilidades no son realmente tan poderosas y, aunque bien usadas pueden marcar la diferencia, no aseguran la victoria en PvP ni ofrecen una ventaja excesiva en PvE, manteniendo la obra bien balanceada. Otro de los puntos a destacar es el nuevo sistema de crafteo de joyas que, si bien para los nuevos puede no suponer demasiado, a los veteranos les ofrece una forma fácil (aunque cara, obviamente) de completar los sets que deseen.

Y entre medias, entre los recién llegado a la obra y los más expertos, nos encontramos con jugadores que ya han disfrutado de The Elder Scrolls Online peroque disfrutan de la obra de forma esporádica. ¿Y sabéis qué? También hay contenido para este tipo de usuarios. Gracias a una historia más que interesante (de la cual por el momento no puedo decir nada) y a un mundo bien construido, cualquier persona puede disfrutar de la experiencia narrativa que ofrece Summerset y que, aunque jugablemente no deja de ser un MMO, se adecua bastante bien a los jugadores que quieran vivir una historia dentro de The Elder Scrolls de forma individual.

Conclusiones

Summerset ha logrado que vuelva a enamorarme de The Elder Scrolls Online. A pesar de mi reticencia inicial a gastar más tiempo del necesario en un MMO al que ya he dedicado cientos de horas, el nuevo y espectacular capítulo me ha cautivado, me ha sumergido de lleno en la tierra de los Altos Elfos para, con sus excusas (todas ellas de indudable calidad) tenerme recorriendo este archipiélago y conociendo a sus gentes y sus problemas durante unas 20 horas.

El contenido que incluye Summerset es abundante y de calidad, la narrativa está cuidada y vuelve a demostrar el buen hacer de ZeniMax Online y, sobre todo, el capítulo es un contenido creado con muchas capas y capaz de atrapar a cualquiera, ya sea recién llegado, veterano o jugador esporádico. Todo el mundo tiene una excusa para seguir adelante, para hacer una misión más, para subir un nivel más, para explorar una cueva más. La forma en la que se confecciona el mundo y en que se guía al jugador es una auténtica droga para cualquier amante del género.

Summerset no es más de lo mismo, Summerset no es relleno ni pone sobre la mesa juguetes con los que seguir entreteniendo a los mismos jugadores de siempre. EL nuevo capítulo es una pieza bien confeccionada que vuelve a demostrar por qué The Elder Scrolls Online tiene el puesto que tiene a día de hoy entre los MMOs. Falta poder hablar de la historia principal y me falta probar los elementos que obligan a jugar en grupo como la raid (con quien juego no ha tenido acceso al servidor de pruebas); pero, incluso aunque todo esto fuera un bodrio (ya os adelanto que ni de cerca lo es, guiño guiño), el nuevo capítulo ya ha merecido la pena. Después de mi experiencia no me cabe la menor duda, ¡Summerset es el contenido ideal para reenamorarte del MMORPG!


Contenido relacionado