Primeras impresiones de Laser League: una brillante adicción

El juego llegará el próximo 10 de mayo

Primeras impresiones de Laser League: una brillante adicción
 
 

Juzgar un juego por su apariencia se ha convertido en una práctica generalizada. Los avances técnicos han llevado a los estudios a desarrollar títulos cada vez más potentes en cuanto a apartado visual, empujando al público a fijarse exclusivamente en eso. Sí, hay excepciones, y los título indies han ayudado a abrir los ojos a muchos jugadores, pero sigue habiendo mucho estigma a la hora de valorar un título estéticamente menor. Ese es el caso de Laser League, un juego que, para que nos vamos a engañar, no entra por los ojos, y que tampoco logra convencer con sus gameplays. Una rara avis que sorprende en cambio por su simpleza pero a la vez complejidad.

Hace ya varios meses que  los chicos de Roll7 presentaron en Early Access de Steam este peculiar título deslumbrante y lleno de neones. El estudio de Tom Hegarty, John Ribbins, y Simon Bennett contaba con la confianza de los usuarios después de destacar con el peculiar OlliOlli, y en esta ocasión volvían a salirse de la tangente con un título más simple que un chupete, pero con un factor de atracción muy intenso. Y es que Laser League nació como un simple entretenimiento interno del estudio, que buscaba la diversión rápida sin demasiadas complicaciones. Esa base es la que se encuentra en la versión final del juego que ya prepara su llegada a PlayStation 4, Xbox One, y PC para el próximo 10 mayo.

Habilidad, habilidad y más habilidad

¿Qué hizo tan exitoso a Rocket League? El concepto de jugar al fútbol con coches a radiocontrol sonaba tremendamente absurda en concepto, pero a la hora de plasmarlo en píxeles se convertía en una experiencia muy adictiva. Siguiendo ese ejemplo Roll7 se lanza a la piscina creando un nuevo deporte ficticio apoyado enteramente en la habilidad. Laser League consiste en partidas de entre dos a ocho jugadores (en equipos de dos) en los que manejamos a unos personajes en un campo lleno de nodos. No hay ni red, ni porterías ni canastas. Todo el campo está repleto de unos nodos, que al pasar por encima se convierten en esos rayos luminosos que se pueden ver en los vídeos. Nuestra misión será la de acabar con nuestros oponentes obligándolos a entrar en contacto con los láseres del color contrario.

Si la premisa te parece sencilla, los controles lo son aún más. En las partidas solo contaremos con el joystick para mover al jugador, y el R2 para ejecutar la habilidad especial de cada clase. Estos movimientos se dividen en ofensivos (golpear directamente al rival con una espada, aturdir con un campo de energía), y defensivos (hacerse invulnerable unos segundos, bloquear,  empujar con un escudo). Existen dos modificadores que alteran las propiedades de estas habilidades y que son únicos de cada una de las 6 clases existentes en el juego; Blade, Ghost, Shock, Smash, Snipe y Thief.

La principal baza a tener en cuenta siguiendo estas bases será la estrategia. Conocer el patrón de movimiento que siguen los nodos, así como su comportamiento a la hora de activarse (dependiendo del mapa la partida cambia completamente) marcarán la victoria. A todo ello se suman los power-ups que aparecen a lo largo de los enfrentamientos que cambian todavía más la estructura del campo. Laser League te dos herramientas muy simples para que a partir de ahí intentes sobrevivir usando el ingenio y la habilidad. Cosa que aquí va de dos en dos, porque sí, el trabajo en equipo y las combinaciones son el verdadero potencial del título.

No te despistes ni un segundo

La versión que pudimos probar contaba con 4 mapas y cada uno de ellos tenía 5 variantes de juego, donde los láseres saldrán de distintas maneras y tendremos que adaptar nuestra estrategia en función del mapa. Además, la versión final del juego contará con muchos mapas más y a lo largo de los meses irán llegando nuevos mapas y zonas para mantener el juego actualizado y así seguir que siga vivo para la comunidad. Los enfrentamientos consisten en ser el mejor de tres partidos, que se deciden una vez un equipo gana tres rondas, por lo que suelen ser partidas muy rápidas y perfectas para echar un ratillo cuando hay tiempo libre.

A la hora de jugar nos daremos cuenta que no podemos despistarnos nada de lo que está ocurriendo en el campo, ya que una ligera distracción o un paso en falso significa una eliminación rápida, y nuestra vista tendrá que alternar entre los mortales láseres que están acechando continuamente y los jugadores rivales, que estarán planeando cualquier momento para eliminarnos o encerrarnos en un lugar sin escapatoria. Aquí es donde entra el juego en equipo también, ya que debe haber jugadores ofensivos y defensivos en cada equipo y sus habilidades han de complementarse para que la posibilidad de éxito sea mayor. Por ejemplo, que un miembro deje aturdido a un rival con un golpe de escudo y otro lo remate con su espada.

Nuestra coordinación y la simbiosis con nuestro compañero serán vitales para el éxito en las partidas, siendo además un aliciente para poder seguir jugando a Laser League, ya que los piques son continuos y casi nunca se queda todo en una partida y ya está. Laser League tiene un futuro prometedor en el mundo de los juegos online y demuestra que no se debe juzgar algo simplemente con la vista, ya que la jugabilidad impera aquí y este título promete dar grandes dosis de diversión si se crea una buena comunidad a su alrededor.


Contenido relacionado