Los creadores de Firewatch reafirman su libertad creativa dentro de Valve

El estudio tomó la decisión de no adoptar el motor gráfico de Valve

Los creadores de Firewatch reafirman su libertad creativa dentro de Valve
 

Hace unas semanas que nos llegaba una de las grandes sorpresas del año, y es que la gigante Valve compraba el estudio independiente Campo Santo, responsables del aclamado Firewatch y que ya se encontraban trabajando en su próximo proyecto, In the Valley of Gods. Este movimiento nos pillaba por sorpresa a todos y generaba multitud de rumores acerca del rumbo que podrían tomar ambas partes para el futuro. Sin embargo, desde Campo Santo reafirman su libertar creativa dentro de Valve.

Ha sido a través de una entrevista con nuestros compañeros de Rock, Paper, Shotgun en donde Sean Vanaman, uno de los máximos responsables de Campo Santo, ha hablado acerca de la situación actual y la relación del estudio con Valve. Según explica el creativo, el estudio conserva toda su libertad creativa tras la adquisición por parte de Valve, permitiendo a todo el equipo mantener la rutina de trabajo y las ideas iniciales depositadas en In the Valley of Gods. Un buen ejemplo de esto es que a pesar de que Valve tiene un motor propio, Source, el juego de Campo Santo seguirá su desarrollo en Unity.

No se te impone por qué hay que hacerlo de una manera; depende de ti utilizar los medios para aprender cómo se hacen las cosas, por qué se hacen de esa manera y oponerte a esa forma de trabajar si lo deseas. No intentamos ser rebeldes manteniéndonos en Unity. Solo intentamos hacer lo que sabemos hacer“, explica Sean Vanaman.

In the Valley of Gods es el nuevo título de los creadores de Firewatch

Otro punto a tener en cuenta de la entrevista es que la adquisición por parte de Valve de Campo Santo es total; es decir, Campo Santo y todos sus videojuegos son propiedad de Valve y el equipo podría verse dispersado en un futuro y llevado a trabajar en diferentes proyectos dentro de la compañía. Sin embargo, Sean Vanaman afirma que esto no es algo que le preocupe especialmente y que, si tiene sentido cultural y artístico mantener al equipo unido para desarrollar juegos, es algo que confía poder hacer.


Contenido relacionado