Cliff Bleszinski expone algunas ideas desechadas para Boss Key Productions

Dragones, karts y robots gigantes entre muchas propuestas

Cliff Bleszinski expone algunas ideas desechadas para Boss Key Productions
 

Ayer nos hacíamos eco de la noticia del cierre de Boss Key Productions, el estudio de desarrollo fundado por Cliff Bleszinski y Arjan Brusse (conocidos por su trabajo en la saga Gears of War en la pasada generación). Contábamos que el equipo había sufrido un duro golpe tras la publicación de LawBreakers, que no consiguió hacerse un hueco notable dentro de los hero shooters y tras un intento de redención con Radical Heights, la empresa tuvo que echar el cierre.

Ahora CliffyB ha expuesto a través de sus redes sociales algunas ideas desechadas de posibles videojuegos que tenía  en mente para Boss Key Productions. Aunque se trata de simples ilustraciones y bocetos de proyectos que nunca vieron la luz o estuvieron realmente en marcha, es interesante ver todo el talento creativo que desprendía el estudio. Parece ser propuestas más originales y únicas de lo que acabarían siendo sus videojeugos, aunque quedaba mucho camino por delante para darles forma.

Dragonflies es quizá la propuesta más atractiva, se trata de un videojuego de acción de ninja/samurai donde nos  enfrentaríamos a zombies, cyborgs y criaturas de todo tipo a lomos de dragones en una ambientación “feudalpunk” basada en islas flotantes. Bleszinski comparte que le habría gustado hace un juego cooperativo —suena a títulos actuales como Warframe— que recuperase la esencia de obras como LairScalebound pero sin repetir sus errores.

Boss Key Productions también iba a atreverse con la Realidad Virtual, DogWalkers era un shooter multijugador donde  controlábamos a gigantescos mechas en combates de gran magnitud y mucha acción con una ambientación estilo futurista. Lamentablemente solo hay un par de imágenes de como iba a lucir el proyecto, aunque el resultado pintaba espectacular.

Por último, el equipo de Bleszinski tenía en mente un juego de carreras en la línea de Mario Kart y similares. La peculiaridad de Donuts (así era el nombre en clave del proyecto) es que iba a tener lugar en el agua, y los personajes controlables se  describen como animales naturales de todo tipo. El videojuego estaría disponible tanto para soportes estándar como para plataformas de Realidad Virtual.

Y estos son todas las ideas que habría detrás de Boss Key Productions, una lástima su perdida y esperemos que los trabajadores consigan hacerse un hueco de nuevo en la industria para poder demostrar a todos todo el potencial que había en sus manos. Y a vosotros jugadores, ¿que proyecto cancelado os hubiera gustado más?


Contenido relacionado