The Last of Us Part II

The Last of Us Part II

PlayStation 4

Los creadores de The Last of Us Part II ofrecen gran cantidad de detalles

El título de Naughty Dog expandirá todo lo que han hecho anteriormente

The Last of Us Part II
 

La demostración llevada a cabo en la conferencia del E3 2018 por parte de PlayStation y en relación a The Last of Us Part II fue, indudablemente, una magnífica muestra del increíble potencial que atesora el título. El primer gameplay de la obra de Naughty Dog no dejó a nadie indiferente y fue fácilmente apreciable un inmenso salto de calidad que marcará un punto de inflexión en la generación. Ahora, el estudio ha ofrecido nuevos detalles sobre su creación en uno de los múltiples paneles de la feria de Los Angeles.

Llevando todo un paso más allá

Si algo hay que tener claro con The Last of Us Part II es que expandirá todo lo creado por la compañía con anterioridad. El principal foco de atención del estudio se situará sobre la tensión del gameplay así como la fusión realista de este con el entorno. Naughty Dog ha centrado gran parte de sus esfuerzos en conseguir que los movimientos de Ellie, quien protagonizará la entrega, se sientan lo más naturales posibles con respecto a las zonas que pueda acceder. De esta forma, ya sea superando obstáculos o colándose por pequeños huecos, se busca una reacción tan real como sea posible.

Consecuentemente es necesario hablar así de los enemigos. Los NPC que se situarán en contra de Ellie, como los de la demostración de la pasada madrugada, contarán con una inteligencia pocas veces vista. Esta se ejemplificará de la mejor manera posible a la hora de interactuar los unos con los otros y realizar labores de búsqueda para con nuestra protagonista. La desarrolladora pretende, pues, que las amenazas de The Last of Us Part II no sean tanto las de un videojuego, sino las que podrían sufrirse en una situación similar llevada esta a la vida real.

Un sistema de combate adaptado a Ellie

Algo que saltó a la vista en el gameplay de The Last of Us Part II fue que Ellie había aprendido a defenderse en combate a la perfección. Dado que nos encontramos con un personaje más reducido en cuanto a dimensiones, y por ende con menor fortaleza física que Joel, Naughty Dog ha implementado varias mecánicas simples pero que en última instancia favorecen una gran variedad de nuevos contextos. Estas mecánicas, que ya pudimos ver en acción, son las de arrastrarse, saltar y esquivar.

El hecho de que Ellie pueda realizar estas tres acciones, indicaba precisamente Neil Druckmann, provocará enfrentamientos altamente dinámicos y con una mayor variedad de posibilidades para los jugadores. La idea es que estos puedan utilizar de una forma u otra todos los elementos que se encuentren a su alcance, aunque no existirá la estrategia perfecta. Prueba de ello es que al escondernos entre hierba alta, una táctica muy habitual en escenas de sigilo, no siempre contaremos con el resguardo absoluto. Esto implica que dependiendo de nuestra posición podremos ser igualmente visibles a los enemigos. Otra muestra de este mismo concepto es la que observamos en el gameplay cuando Ellie es detectada bajo el coche.

Naughty Dog muestra el primer gameplay de The Last of Us 2 en el E3 2018

Un sistema de crafteo lógico

El The Last of Us original situó a los jugadores, en ocasiones, con la dura decisión de si utilizar materiales con fines médicos u ofensivos. Esta idea se aplicará también en The Last of Us Part II a la par que se ampliará, pero siempre bajo una perspectiva lógica. La desarrolladora indica que no deseaban añadir decenas de objetos sin sentido alguno sino que lo que deseaban era que el sistema de crafteo siguiera siendo algo relevante y que ayudara a facilitar el concepto de tensión que llevan por bandera. Cabe destacar como novedad que podremos generar diversos tipos de flechas, algo que ayudará ampliar todavía más las posibilidades de combate.

Un mundo vivo e interconectado

El hecho de que Ellie pueda utilizar aquello que se sitúa ante ella de diferentes formas es en realidad una forma de visualizar el mundo creado por Naughty Dog. Pese a que la narrativa volverá a ser de un tremendo peso para el juego, en esta ocasión se ha trabajado con el objetivo de desarrollar uno de los mundos más grandes formados por el estudio. Especialmente notable es el hecho de que parece ser que dejaremos atrás las habituales ‘zonas tranquilas’ y ‘zonas de peligro’, convergiendo ambos conceptos en uno mismo. Nuevamente, todo ideado en torno al deseo de tensión. Esto supone que cuando los jugadores se deplacen por el vasto territorio de The Last of Us Part II, no existirá una clara idea acerca de cuándo podrían verse atacados por el enemigo. La intención de Naughty Dog es que los jugadores convivan con una sensación constante de peligro sea cual sea la ruta que decidan tomar, pese a que esta no llegue a materializarse.

Infectados, una amenaza que no desaparece

El estudio también ha confirmado que, como era de esperar, la amenaza de los infectados seguirá bien viva en The Last of Us Part II. Además, y al igual que con el resto nuevos elementos, han buscado una línea lógica de acción mediante la que poder expandir el concepto. Así pues, Druckmann afirmó que en esta ocasión se contaría con nuevos tipos de infectados que nos harían las cosas de lo más difíciles. Estos, aunque principalmente serán una amenaza para Ellie dado su campo de acción, también lo serán para el resto individuales en su comunidad.

Contexto de la demostración en el E3 2018

Es importante destacar que dado los comentarios de Neil Druckmann es fácilmente intuible que el comienzo de The Last of Us Part II no tiene lugar en la demostración que se produjo la pasada madrugada. No obstante, los miembros presentes afirmaron que en efectivo Ellie y Joel forman parte ahora de la comunidad de Jackson, y que pese a que Joel no se ha mostrado todavía, se encuentra en los confines de la misma. Cuatro años desde lo acontecido en el primer The Last of Us han servido para que Ellie se desarrolle de muchas formas, y su capacidad para interactuar con la gente es una de estas.

Una gran muestra de ello es, sin lugar a dudas, su relación con Dina, la chica con la que comparte un beso ya increíblemente famoso por toda la comunidad. En llegar a Jackson, Ellie conecta rápidamente con Dina y la relación entre ambas evoluciona a algo más que simple amistad. Dina también forma parte de la comunidad de Jackson, un lugar vivo que cumple con todo tipo de tareas diarias y que cuenta con privilegios como electricidad. La fiesta a la que asistimos en el gameplay es, precisamente, uno de los múltiples eventos que tienen lugar a nivel comunitario y que permiten a los residentes disfrutar de un rato de jolgorio. Sin embargo, como es de esperar, algo desconocido sucederá que interrumpirá la armonía establecida.


The Last of Us Part II, título exclusivo para PlayStation 4, sigue sin contar con una fecha de lanzamiento. Neil Druckmann comentó al respecto que solo revelarían el gran secreto una vez estuvieran considerablemente cerca de su llegada.


Contenido relacionado