El actor de Jar Jar Binks consideró el suicidio ante el acoso tras su paso por Star Wars

Ahmed Best fue una de las víctimas del mal recibimiento de las precuelas de George Lucas

El actor de Jar Jar Binks consideró el suicidio ante el acoso tras su paso por Star Wars
 

Muchas veces nos olvidamos de que tras los personajes de una serie o película hay personas reales, pero eso no pareció importarle a miles de fans de Star Wars. No hay nadie a estas alturas que no conozca la historia de Jar Jar Binks, uno de los personajes más odiados de toda la saga, y origen de la mala imagen que tiene actualmente George Lucas para la comunidad. El personaje que pretendía ser el punto cómico de las precuelas terminaría siendo relegado en “El ataque de los clones”, pero las secuelas de todo lo sucedido no se borrarían tan fácilmente para el protagonista del suceso.

Ahmed Best, actor que dio vida al Gungan nunca terminó de recuperarse de aquello, y hace unas horas lo volvía a manifestar en sus redes sociales. Con una emotiva fotografía en la que aparece junto a su hijo, Best reconocía que llegó incluso a pensar en el suicidio debido a lo trastocada que quedó su vida por el papel. Para el actor Jar Jar Binks era su primer papel en una superproducción, y poco después terminaría siendo el último.

El año pasado el mismo actor ya salió a reivindicar su contribución al mundo de la interpretación CGI, después de que Andy Serkis se olvidara de él en una entrevista en la que repasaba la corta historia de esta especialidad. Best lleva años reclamando su papel en Star Wars, e intentando olvidar un episodio que para algunos fue divertido, para otros simplemente justificación para el acoso, y para la mayoría motivo de indiferencia. Todo aquello sucedió en una época en la que no había redes sociales, y ni con esas la comunidad galáctica se libró de la mala imagen que no parece querer dejar de atesorar, y que recientemente llevó a Kelly Marie Tran a una situación similar.

Odiado o querido Jar Jar Binks fue el mayor atrevimiento de George Lucas, y aunque no salió como esperaba el director, sí sirvió para aprender de los errores y mejorar de cara al futuro. Por suerte Best está consiguiendo lo mismo tras dos décadas reconstruyendo su vida.


Contenido relacionado