Alemania permitirá la introducción de símbolos nazis en los videojuegos

Desde el lanzamiento de Wolfenstein 3D en 1994 han sido censurados

Alemania permitirá la introducción de símbolos nazis en los videojuegos
 

La censura ha sido una constante en el mundo de los videojuegos a lo largo de toda su historia y lo cierto es que ha afectado incluso a los países más desarrollados del globo. Es el caso de Alemania, que durante décadas ha prohibido la aparición de símbolos nazis u otras insignias anticonstitucionales en juguetes o en los propios videojuegos.

El cine, por su parte, ha gozado durante todos estos años de una cláusula especial que le permitía mostrar esvásticas y símbolos nazis para contextualizar una historia, aunque nunca se ha permitido la glorificación de una ideología que causó estragos en el país germano. Ahora todo ello va a cambiar gracias a una importante variación en la normativa del USK, el sistema de calificación por edades alemán.

Omega Labyrinth Z es censurado en Reino Unido, Alemania, Irlanda, Australia y Nueva Zelanda

A partir de ahora el USK valorará individualmente cada caso que llegue a sus manos y será entonces cuando se decida si esos símbolos anticonstitucionales deben ser censurados o si, por el contrario, merecen mostrarse a modo de contexto. Este cambio en la normativa podría desbloquear la situación en la que la saga Wolfenstein ha estado inmersa en Alemania desde su mismo inicio.

Y es que la censura de símbolos nazis en el país teutón comenzó precisamente en el año 1994, con el lanzamiento de Wolfenstein 3D. Ni siquiera que el gobierno alemán considerara arte a los videojuegos en 2008 varió un ápice la política de censura, que ahora cambiará por completo. Siempre y cuando no se entienda que esa simbología pretende hacer apología del nazismo.


Contenido relacionado