El futuro de Mistwalker podría estar en peligro tras el cierre de Terra Battle 2

Se acaba una etapa para el creador de Final Fantasy

El futuro de Mistwalker podría estar en peligro tras el cierre de Terra Battle 2
 

Hironobu Sakaguchi  es el padre de la saga Final Fantasy y una de las mentes más reconocidas del JRPG de finales del siglo pasado. Abandonó la que había sido su casa hasta entonces, Square Enix, en 2004 tras el fracaso en taquilla de propia su película “Final Fantasy: La fuerza interior”.  Mistwalker  es el nombre que recibió su estudio centrado en el desarrollo de videojuegos orientales, y que tras algunos éxitos como Blue Dragon, Last Story o Lost Odyssey en la generación pasada, su integridad como estudio podría estar en peligro tras el fracaso que ha supuesto Terra Battle 2 como producto comercial.

El  Terra Battle original fue lanzado en 2014 para dispositivos móviles, se trataba de un videojuego estilo gacha, con un universo original y una gran relevancia del componente rolero. Fue todo un éxito inesperado para la compañía que recibió muchos elogios en su lanzamiento por parte de la prensa especializada y público generalista. Su sistema de recompensas distribuidas en el tiempo era adictivo y le llevo a conseguir muchos adeptos fuera de las fronteras del país nipon. Mistwalker aprovecho la recepción de su obra para presentar una secuela y un spin-off, respectivamente titulados Terra Battle 2 y Terra Wars, centrándose aún más  en el desarrollo móvil pero con la mentalidad de dar algún momento el salto a consolas o PC.

Mientras tanto el estudio siguió colaborando con otros proyectos menores,  que fueron bastante intrascendentes y no alcanzaron la fama de sus obras más respetadas. Finalmente Terra Battle 2 fue lanzado en octubre del año pasado, añadía nuevas mecánicas y piezas de la historia a pesar de que la base era la misma. Muchos seguidores dieron el salto a la secuela pero se encontraron con muchos fallos que no estaban en la obra original.  Terra Battle 2 dividio a la comunidad porque obligó a muchos usuarios a emigrar de videojuego, perder todo el progreso logrado hasta entonces, y además en algunas zonas como Europa no llegó de manera oficial.

Todo ello ha provocando que la compañía haya tenido que destinar la mayoría de sus recursos al programa para evitar frenar la fuga de jugadores, aunque haya perjudicado a todas las promesas lanzadas. El desenlace fatal ha sido el cierre de Terra Battle 2 un año después de su lanzamiento, y obviamente la cancelación de su versión para ordenadores. Así como la degradación de la saga Terra Battle, que difícilmente podrá tener continuidad a partir de ahora. Pero la noticia más dolorosa es que la obra original también dejará de ofrecer soporte en Francia, Alemania, España e Inglaterra —siendo que aquí mantenía una base de jugadores y funcionaba de manera estable— desapareciendo de App Store y Google Plays  para siempre.

Una toma de decisiones impopular pero necesaria para salvar Mistwalker  y su futuro dentro de la industria del videojuego. De momento desconocemos en que podrían estar trabajando para recuperar el apoyo de los fans y el gran público,  lo más evidente es que será algún proyecto relacionado con smartphones (quizás una nueva IP o recuperar ideas desechadas del pasado). No obstante son muchos los que siguen sin perder la esperanza de ver un Lost Odissey 2 o semejante ahora que Microsoft quiere recuperar la confianza del público japones. Toca esperar hasta nuevo anuncio ahora solo podemos especular de lo que podría llegar.

Y vosotros jugadores, ¿cual creéis que será el futuro del estudio de Sakaguchi ?


Contenido relacionado