Woody Allen se tomará un descanso por primera vez en décadas

Dejará a medias dos películas y su acuerdo con Amazon

Woody Allen se tomará un descanso por primera vez en décadas
 

Era una de las máquinas más infalibles de Hollywood, nunca se cansaba, siempre sorprendía con nuevas ideas y siempre estaba en los festivales de premios. Woody Allen se ha hecho un hueco en la industria con una filmografía que es casi interminable, y con un estilo inconfundible. Sin embargo, durante los últimos años su imagen se ha visto muy dañada, algo que junto a su avanzada edad, y al desgaste de varia décadas ha terminado desembocando en lo que muchos ya venían pronosticando. Y es que sí, el director de “Annie Hall”“Manhattan”, o “Match Point” se tomará un descanso por primera vez en toda su carrera.

De acuerdo a Page Six, el cineasta se alejará de las cámaras por un tiempo indeterminado a pesar de tener todavía pendiente el estreno de “A Rainy Day in New York”, y de el proyecto sin nombre que aparece en su ficha de IMDB. Ninguna de estas dos producciones tenían fecha de estreno, y parece que seguirán sin tenerla a tenor de una decisión que tiene consecuencias inmediatas. Pero ¿por qué una decisión así en los últimos años de carrera? Las acusaciones de abuso de su hija adoptiva han tenido algo que ver.

Aunque intentó continuar trabajando sin prestar atención a los medios, las reiteradas denuncias verbales de Dylan Farrow hacia una situación que habría durado años, terminaron dañando y mucho la imagen del director. En pleno auge del movimiento #MeToo, la situación terminó empujando a Allen a un callejón sin salida. No tanto de cara al público, como sí de cara a los estudios. Y es que el director tenía un contrato con Amazon para tres películas, que se ha visto muy perjudicado por la mala reputación cosechada en el último año.

El medio además informa que Allen había estado teniendo muchos problemas para encontrar financiación para sus películas desde el caso de su hija. Los estudios habían comenzado a darle la espalda, haciendo imposible mantener el ritmo de estrenos al que había tenido acostumbrado al público durante décadas. Con 82 años y una elipsis sin duración determinada, todo apunta a que las posibilidades de que el director vuelva a ponerse detrás de las cámaras es muy baja.


Contenido relacionado