Brasil abre investigación contra Valve por sexismo y racismo en Steam

Bolsomito 2k18 es el principal responsable

Brasil abre investigación contra Valve por sexismo y racismo en Steam
 

En los últimos años el sector del videojuego ha sido uno de los principales campos a la hora de investigar conductas relacionadas con el racismo, la violencia o el sexismo desde varias perspectivas y ámbitos. En este tiempo hemos conocido cómo se abordaban estas temáticas, no sólo en las distintas narrativas de los proyectos, sino también en los propios estudios y desarrolladores, llegando a investigar la implicación de estos en el lanzamiento o promoción de un producto.

Son varias las empresas que se han visto salpicadas por conductas, cuanto menos, de dudoso gusto. Ahora parece haberle llegado el turno a Valve, que hasta ahora mantenía una política bastante clara respecto a este tipo de problemas, pero que, tras la publicación de un primer juego de corte más sexual en su servicio de distribución digital, Steam, vuelve a estar en el centro de la polémica por servir como plataforma de distribución de Bolsomito 2k18.

Brasil encara en las próximas semanas sus elecciones generales, y entre los candidatos a la presidencia del país se encuentra Jail Bolsonaro, político conservador que ha saltado a la palestra informativa a nivel internacional por declaraciones elevadas de tono y por sufrir un atentado a comienzos del pasado mes de septiembre durante un acto político. Al igual que ocurrió en España con Pablo Iglesias o Mariano Rajoy, el político también cuenta con su propio videojuego, conocido como Bolsomito 2k18, donde daremos vida al candidato mientras golpeamos a mujeres, gays y afroamericanos.

El título se encuentra disponible en Steam, donde se nos invita a “derrotar los males del comunismo en este juego políticamente incorrecto” mientras nos convertimos en un “héroe que va a librar a una nación de la miseria“, recibiendo por parte de la comunidad de jugadores críticas muy positivas, lo que ha llevado al gobierno brasileño a pedir ciertas explicaciones a Valve sobre el incumplimiento de su propia política y su responsabilidad al dar las herramientas necesarias para la distribución de un proyecto firmado por BS Studios, que tan sólo cuentan con otro proyecto en el sistema, publicado a mediados de este mismo 2018, y sin apenas repercusión entre la comunidad.


Contenido relacionado