El MMORPG Dragon Quest X podría llegar a Occidente en modo offline

Yu Miyake desea que pueda disfrutarse más allá de Japón

dragon quest x
 

Ya son más de 6 años desde que Dragon Quest X se estrenara de forma inicial en Japón. El popular MMORPG nunca llegó a ver la luz más allá de territorio asiático debido al aparentemente inconsistente interés de los jugadores para con la marca en Occidente. No obstante, uno de los prodcutores ejecutivos de la franquicia, Yu Miyake, ha expresado recientemente el deseo de que el lanzamiento llegue a Occidente y cómo en su momento se mantuvieron conversaciones para llevarlo a cabo a modo offline, algo que sigue siendo totalmente posible (vía Siliconera):

Hablamos de una posible versión offline un poco por aquí y por allá, y no creo que sea algo imposible de hacer. Sería genial si pudiéramos presentárselo a los clientes. (…) Dragon Quest X no ha llegado a ver la luz internacionalmente, los juegos de 3DS no fueron muy bien recibidos y hubo quien saltó de Dragon Quest VIII a Dragon Quest XI (…). No obstante, Dragon Quest X cuenta con una gran riqueza en historias, y quiero hacer algo para compartirlo con otros, incluyendo los occidentales“. Parece claro, pues, que pese a que por el momento no hay confirmación alguna con respecto a dicho proyecto, el señor Miyake será un gran activo en vistas a conseguir que la décima entrega de la saga haga su gran debut en Occidente.

Dragon Quest XI recibe una actualización en sus dos plataformas para corregir problemas

Por el momento deberemos esperar a futuras informaciones que hablen más en detalle sobre los deseos del señor Miyake, así que a día de hoy sigue siendo oportuno centrar toda la atención en Dragon Quest XI. Siendo esto así, recordamos que recientemente las versiones de PlayStation 4 y PC recibieron una nueva actualización mediante la que corregir diversos problemas. Para leer más sobre ello recomendamos visitar el artículo compartido.

Redactado por: Cristian M. Villa
Graduado de Estudios Ingleses en la Universitat Autònoma de Barcelona. Sir Francis Drake me enseñó que no hay recompensa sin esfuerzo.