George R.R. Martin confirma una popular teoría sobre el ‘winter is coming’ de Juego de Tronos

Juego de Tronos

En emisión

George R.R. Martin confirma una popular teoría sobre el ‘winter is coming’ de Juego de Tronos

El escritor corrobora uno de los muchos mensajes ocultos en su obra

George R.R. Martin confirma una popular teoría sobre el ‘winter is coming’ de Juego de Tronos
 

Un ritmo de escritura lento te puede acarrear más de un problema con tus fans, pero al mismo tiempo alimentará el pozo de la especulación como pomada para aliviar las largas esperas de publicación. Durante años el universo de “Canción de Hielo y Fuego” se plagó de cientos de teorías, a cada cual más elaborada, que de una forma u otra enriquecían la ya de por sí interesante Poniente. Con la llegada de “Juego de Tronos” este efecto se vio intensificado, y ahora que la serie está llegando a su fin, George R.R. Martin parece más suelto y también más proclive a aclarar alguna de estas chaladuras tan bien argumentadas.

En el New York Times parecen haberse percatado del estado de humor del escritor, y la semana pasada pudieron lanzarle una batería de preguntas a cada cual más bizarra sobre sus preferencias políticas y la propia saga de libros en sí. Fue en una de estas en las que Martin confirmó lo que se especuló durante mucho tiempo cada vez que salía a colación el tema del origen del mundo conocido; que “Juego de Tronos” es en realidad un mensaje protesta contra el cambio climático.

Es un poco irónico porque cuando empecé a escribir ‘Juego de Tronos’ en 1991, fue mucho antes de que nadie hubiera hablado sobre el cambio climático. Pero -a grosso modo- hay cierto paralelismo ahí“, confesaba. “Los habitantes de Poniente están peleando en sus luchas individuales por encima del poder, la clase, y la riqueza. Estas les están distrayendo tanto que ignoran la amenaza del ‘winter is coming’, el cual tiene el potencial de destruirlos a todos, y de destruir el mundo.” Desde ahí Martin traza una línea que no se queda solo en la inspiración de lugares reales para sus ciudades y continentes.

Hay un gran paralelismo con lo que veo en este planeta [el nuestro], donde las personas también estamos combatiendo nuestras propias batallas“, apuntaba. “Estamos haciendo frente a problemas, problemas importantes como la política exterior, la política interior, los derechos civiles, la responsabilidad social o la justicia social. Todo eso es importante, pero mientras nos distraemos y gastamos tantas energías en esto, existe esa amenaza de cambio climático probada ya por el 99,9 por ciento de la comunidad científica. Y tiene el potencial de destruir nuestro mundo. Y la estamos ignorando mientras nos preocupamos por las siguientes elecciones o el empleo. Esto último es importante, por supuesto, todo esto lo es. Pero nada de ello será importante cuando nuestras ciudades estén bajo el océano y nosotros estemos muertos.”

A día de hoy el final de “Canción de Hielo y Fuego”, y por consecuente de “Juego de Tronos”, es un completo misterio.  Quizás si Martin permite a los siete reinos sobrevivir a la invasión de los Caminantes Blancos, signifique que la humanidad también podrá derrotar al cambio climático. No obstante, todos conocemos ya la tendencia que tiene el escritor al drama y el desastre. No parece que por su mente pase ni un cambio a mejor en las políticas medioambientales de los gobiernos, ni una victoria de Jon y compañía sobre las criaturas que vienen de Más allá del Muro.


Contenido relacionado